Compartir
Publicidad

Cinco elementos comunes encontrados en 'El barco' y 'Los protegidos'

Cinco elementos comunes encontrados en 'El barco' y 'Los protegidos'
Guardar
58 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A simple vista puede parecer que ‘El barco’ y ‘Los protegidos’ sólo tienen en común formar parte de la ficción nacional que Antena 3 nos ofrece en su franja de prime time, dos series que en los últimos días han entrado en sus respectivos tramos finales de temporada. En una, la tripulación de un buque escuela debe sobrevivir a la catástrofe que ha acabado con el resto del mundo. En la otra, un grupo de adolescentes deben ocultar sus poderes paranormales al tiempo que buscan una explicación a lo que les ocurre. Hasta el momento, semejanzas pocas.

Pero si nos fijamos bien puede que nos llevemos una sorpresa y que encontremos imágenes y situaciones que se incluyen tanto en ‘El barco‘ como en ‘Los protegidos‘. Recopilo en esta entrada cinco elementos que se repiten en ambas series y que van desde los hechos más habituales que podemos encontrarnos en cualquier ficción hoy en día, hasta algunos elementos que son más característicos y que también se repiten en las dos series.

5. El imposible amor adolescente

Se desean, se hacen morritos, se comen con la mirada… pero no llegan a declararse. Cuánto juego puede dar el amor entre adolescentes en la ficción televisiva, sobre todo si se alarga el esperado momento en el que los personajes se atreven a dar el paso definitivo para estar juntos. La lucha por conseguir el amor tiene que pasar por una serie de obstáculos que supuestamente son los que enganchan al espectador y hacen que la ficción se vuelva más interesante.

Pero en el caso que nos ocupa hay ocasiones en las que no se entiende las decisiones que llegan a tomar los personajes. Pocos impedimentos se han encontrado Ainhoa (Blanca Suárez) y Ulises (Mario Casas) para comenzar a vivir su amor en ‘El barco’ desde el primer día. Aún así, sus personajes han decidido que lo mejor era estar con otras personas, una decisión que parece dada para amargar al espectador exclusivamente. Más sentido tiene la barrera entre Sandra (Ana Fernández) y Culebra (Luis Fernández) en ‘Los Protegidos’. Ella no puede tocar a nadie, por lo que su acercamiento no será posible hasta que no consiga controlar sus poderes.

4. El peligro constante a que todo se derrumbe

Tanto en ‘El barco’ como en ‘Los protegidos’ existen peligros principales a los que se hace mención en casi cada capítulo. En ‘El barco’ es el propio buque en sí, que está sufriendo todas las catástrofes que se pueden imaginar pero que hasta ahora se mantiene intacto. Hasta el momento ha sufrido una tormenta, ha escapado de un gran remolino, ha encallado en alta mar y no tiene ni siquiera una mancha después de que una bandada de pájaros hambrientos lo atacara. Los tripulantes han sufrido algún contratiempo más, todo como consecuencia de ser los supervivientes del fin del mundo.

Igual de intacto está de momento el secreto que deben mantener a salvo los protagonistas de ‘Los protegidos’. Nadie debe saber de sus poderes, aunque ellos los utilicen en cada capítulo. Una nueva amenaza les pone en peligro todas las semanas, pero hasta ahora han sabido ingeniárselas para que todos se mantengan a salvo.

3. El uniforme como vestimenta casual

Porque hoy en día ir con ropa normal a clase ya no se lleva. Es por eso que el uniforme es un elemento importante en el vestuario de ‘Los protegidos’. Parece ser que gusta que los adolescentes de las series vayan con su uniforme a todas partes. Eso sí, cada uno lo adapta a su manera teniendo en cuenta su estilo y personalidad. Así los hay quienes prefieren no llevar el jersey o decantarse por un nudo de corbata más suelto.

Y no podemos olvidar que ‘El barco’ es un buque escuela, por lo que los alumnos también tienen su uniforme con el que pasearse por cubierta. Pero en esta ocasión son los chicos del Estrella Polar los que ganan en estilismo y variedad. Ellos tienen varias vestimentas oficiales dependiendo de si van a hacer trabajos rutinarios, ir a clase o, incluso, asistir a un funeral. Con tanta similitud a la hora de vestir, más de uno se habrá ahorrado un quebradero de cabeza a la hora de seleccionar el vestuario de cada personaje.

2. La Coca Cola recurrente

No sólo de Coca Cola vive el hombre, ni tampoco es el único producto que nos encontramos anunciado entre las tramas de estas dos series. Pero nos ha llamado la atención el protagonismo que está adquiriendo este refresco en ‘El barco’, que sale en los momentos más inesperados y emotivos y que en ocasiones nos hace pensar que la idea de la serie no es más que una excusa para encontrar el mejor momento en el que hacer la publicidad de la marca. La imagen de la izquierda pertenece a ‘El barco’, pero bien podría ser un fragmento de uno de los anuncios a los que Coca Cola nos tiene acostumbrado (con atardecer de película incluido).

Y en cada capítulo de ‘Los protegidos’ también tenemos nuestros momentos Coca Cola, aunque de manera mucho más disimulada (algo que se agradece). Aunque nunca se sabe y quizá en este afán de meternos la publicidad en todas partes descubramos en cualquier momento que al final es el refresco el causante de los poderes extraordinarios de los personajes de ‘Los protegidos’.

1. El blanco y el negro como representación del bien y el mal

Y, por último, la semejanza que más me gusta. Ya sabemos que el blanco y el negro representan rivalidad y que ambos colores tienen una asociación hecha con el bien y el mal. Por eso entendemos que a un personaje bueno se le asocie con el color blanco y que se haga lo propio con quien lleve el mal en las venas y el color negro. Que Gamboa (‘El barco’) y Ángel (‘Los protegidos’) vayan siempre de negro no es casualidad, no hay que fiarse de ellos. Al igual que tampoco es cosa del azar que Ulises (‘El barco’) y Culebra (‘Los protegidos’) vistan de blanco.

Quizá resulta demasiado evidente que los enemigos directos siempre vayan vestidos de estos colores cada vez que los personajes se van a enfrentar. Cómo si no supiéramos quién es el malo y quién es el bueno de cada historia. Lo gracioso del asunto es la manera que tienen de mostrarlo, todos en camiseta de tirantes, que si no no hay forma de disfrutar de los músculos.

Hasta aquí este curioso repaso por las similitudes que guardan ‘El barco’ y ‘Los protegidos’. Pero vosotros, ¿encontráis más semejanzas?

En ¡Vaya tele! | ¿Cuál es el límite del product placement?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos