Compartir
Publicidad
Publicidad

Desaparece la barrera del 20% de share

Desaparece la barrera del 20% de share
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por primera vez desde que se miden las audiencias ninguna cadena ha superado en el último balance el 20% de share, una pérdida significativa de audiencia respecto al año pasado, tal y como podéis ver en el gráfico que ilustra la entrada. Lo del 20% ha sido una exigencia que sobre todo Telecinco ha aplicado sin piedad para medir el éxito de sus productos y que ha supuesto, esta vez hablando en general, una inestabilidad brutal en lo que se refiere a estrenos y a mantenimiento de productos en antena.

Que ninguna cadena supere el 20% puede suponer un descenso de la presión en cuanto a la exigencia de éxito y eso se puede traducir, esperemos, en productos más cuidados y con target más concreto. ¿Disminuirá la producción nacional de dramedias? No nos caerá esa breva. Lo que está claro es que el dato, absolutamente objetivo, respalda la tan traída y llevada fragmentación de la audiencia, una teoría que hasta ahora se había mostrado como una explicación fantasma a algo que todos intuíamos pero que no terminaba de materializarse en cifras.

A pesar de que hay ciertos eventos que superan con creces la cuota, esos datos sólo pueden tratarse a día de hoy desde lo extraordinario porque lo normal es que acercarse al 20% ya sea todo un éxito. De hecho, Telecinco se ha quedado en un 19.7%; La 1 marca un 16.8%, superando a Antena 3 después de varios años, cadena que se ha quedado con un 16.3%; la Forta, el conjunto de las autonómicas, suma un 14.2%; las temáticas vienen apretando y ya llegan al 11.7%; Cuatro termina la mejor temporada de su historia con un 8.6%; La Sexta sigue subiendo y se queda con el 5.1%; y La 2 se conforma con ser el furgón de cola con un 4.5%.

En resumen, que las únicas que suben son Cuatro, La Sexta y las temáticas, demostrando que su oferta empieza a ser atractiva a la audiencia aunque la fidelidad a los canales convencionales sigue dejando a la cadenas grandes a mucha distancia de las minoritarias. Todas las cadenas tienen que empezar a plantearse el hecho de la fragmentación como una realidad a contemplar y a tener muy en cuenta puesto que es de esperar que los máximos sigan bajando y eso va a conducir a un replanteamiento de los modelos. Lo lógico sería que se adaptasen cuanto antes porque en unos años, con la implantación de la TDT, es de esperar que empiece una nueva época y el que no lo tenga todo bien atado puede llevarse alguna sorpresa.

Vía | Vertele Imagen | El economista En ¡Vaya Tele! | Cuatro y La Sexta siguen incrementando sus audiencias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos