Compartir
Publicidad

Reciclando actores, cuestión de marketing

Reciclando actores, cuestión de marketing
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A veces da la sensación de que el tener un papel en una serie, funcione como funcione esa serie, hace que determinados nombres estén presentes en la mente de los directores de casting y, de esta manera, ciertos actores se multiplican en las distintas ficciones nacionales, independientemente del valor de su trabajo.

El fiasco de Gominolas, por ejemplo, ha dado cuerda a Fernando Tejero, que trabaja ahora en El síndrome de Ulises, y a Kira Miró, que aparecerá en Lex. Arturo Valls nunca ha dejado Camera Café y ahora parece que hará doblete con Muchachada Nui. Sin comentarios el asunto del robo a Escenas de Matrimonio, Pepa y Avelino siguen igual en La familia Mata, serie a la que se ha incorporado Esther Arroyo después de su experiencia en El rey de la comedia.

Hay otros actores de los que se desconoce su paradero. ¿Qué va a pasar con Miguel Ángel Solá? ¿Continuará U.C.O. o le tocará buscar trabajo? En su caso, tuvo el acierto de abandonar R.I.S. para protagonizar Desaparecida. Y de R.I.S. ha salido también Pedro Casablanc, que parece que hará un papel en Hospital Central, e Ismael Martínez, que estuvo en U.C.O.,.

Pepe Sancho ha saltado de Cuéntame a Plan América. Otro médico cooperante de Plan América, Fernando Cayo, se ha paseado por Génesis, Círculo Rojo, R.I.S. y Cuenta atrás. Inma Cuesta aterriza en la selva viniendo de Amar en tiempos revueltos. Daniel Grao, ahora en Plan América, ha estado en Sin tetas no hay paraíso, Amar en tiempos revueltos y Quart.

Después de Quart, Roberto Enríquez ha trabajado en Yo soy El Solitario y ahora se pasea por La Señora, Mingo Ràfols y Biel Durán se fueron a Cuéntame, y Manuel de Blas estuvo en Herederos y en El Internado.

Sin lugar a dudas, y a las pruebas me remito, hay cierta querencia por los rostros conocidos para vender un reparto y lanzar una serie, cosa que me parece del todo comprensible. Aún así, pienso en qué interpretaciones nos estaremos perdiendo, cuántos buenos actores y actrices habrá que no encuentran un hueco porque su cara no suena. El reparto de personajes adultos de Física o Química es un claro ejemplo de este marketing y hasta la presencia de Angy, la chica de Factor X, cumple este requisito.

Por un lado estamos habituados a los cameos de personajes conocidos en series como Los Serrano, donde lo han convertido en costumbre, pero por otro se percibe cierta inercia a incorporar nombres en repartos como garantía de fidelidad de la audiencia.

Nunca entenderé, por ejemplo, el éxito de Fernando Tejero, que tiene su gracia el hombre pero siempre le dan a interpretar al mismo personaje. En el lado opuesto está Luisa Martín, a la que le va a costar mucho desprenderse del rol de la Juani de Médico de familia, aunque yo creo que en Desaparecida no estuvo mal del todo.

En ¡Vaya Tele! | El síndrome de Ulises ficha a Fernando Tejero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio