Compartir
Publicidad
La nueva RTVV podría empezar a emitir el próximo noviembre
Autonómicas

La nueva RTVV podría empezar a emitir el próximo noviembre

Publicidad
Publicidad

Claro que antes hay que dar muchos pasos. Pero la aprobación del borrador de la nueva ley del servicio público audiovisual por parte de la Comisión de Radiotelevisión y del espacio Audiovisual de las Corts, una vez presentados los grupos sus enmiendas, es trascendental. Significa que, si se aprueba finalmente en el Parlamento autonómico en junio y se sigue el programa definido -elegir en las Cortes Valencianas un Consejo Rector y a su futuro presidente- la RTVV ahora llamada Corporación Valenciana de Medios de Comunicación renacería de entre sus cenizas antes de acabar el año.

Concretamente, el 29 de noviembre de 2016, para celebrar así su resurrección el mismo día que se cumplen tres años de su muerte/fundido a negro. La iniciativa de recuperar el ente público ha nacido de los partidos que forman coalición en el Consell de la Comunitat Valenciana; es decir, Podemos, PSPV y Compromís, con gran apoyo popular (han reunido 90.000 firmas de ciudadanos, además). Éstos constituyeron una Comisión de Radiotelevisión Valenciana y del Espacio Audiovisual que ha sentado las bases de cómo deberá ser la ley que regulará el funcionamiento de la televisión autonómica.

Son precisamente los grupos que han aprobado la Ley 12/2015, de 29 de diciembre, para la recuperación del servicio público de radiodifusión y televisión de ámbito autonómico, de titularidad de la Generalitat, mientras el PP ha votado en contra y Ciudadanos ha optado por la abstención. Para gestar este nuevo proyecto de televisión se ha consultado a un grupo de "expertos" (profesores universitarios) que han ideado una fórmula renovada de televisión pública, que, desde luego, ha de alejarse completamente de su antecesora, especialmente de su mala gestión (no hablemos ya de contenidos).

La nueva televisión pública valenciana será en valenciano -parecía casi obvio-, con posibilidad de emisión en multilingüe, pudiendo optar en algunos casos por el castellano o el inglés. Contará con dos canales, separando sus contenidos: información, formación y entretenimiento en un canal, o sea, un canal normal, y uno especializado en información y cobertura de eventos especiales, como los deportivos, entre otros. En Internet, dedicarían un canal a programación infantil. Se habla de un tercer canal si consiguen esa tercera frecuencia, más adelante. También se definen dos emisoras de radio, con el mismo afán de difusión de la cultura de la Comunidad.

"Queremos que sea la tele y la radio de los valencianos y que cuente lo que pasa aquí y en nuestra lengua".

Rosa Peris Cervera, diputada PSPV

Y es que el leitmotiv de la nueva RTVV según Rosa Peris Cervera, diputada socialista, es que sea "la tele y la radio de los valencianos y que cuente lo que pasa aquí y en nuestra lengua". Es lo que dice en resumen el texto legal que permitía iniciar el proceso y derogar las leyes anteriores: la LEY 12/2015, de 29 de diciembre, para la recuperación del servicio público de radiodifusión y televisión de ámbito autonómico, de titularidad de la Generalitat. En ella se establecen los mismos objetivos.

Efectivamente, la futura nueva RTVV estará muy alejada del concepto de aquella otra canal 9, si cumple con todas sus intenciones: "contribuir a la vertebración territorial de nuestra Comunitat, así como la difusión de nuestra cultura, nuestra lengua, nuestra historia y nuestros rasgos identitarios y fomentar el sector audiovisual valenciano. Los contenidos informativos tendrán que reflejar el pluralismo social y político de nuestra sociedad, y prestar una atención particular a las necesidades de información de proximidad".

Para reabrir la televisión valenciana contarán en mayor medida con los ex-trabajadores. Se habla casi de exclusividad aunque hay matices: primero, desde el Consejo se decidirá "el número y denominación de los puestos" que se necesiten cubrir: la ex-canal 9 tiraba mucho de amiguismo y había más personal del necesario y el ente se endeudó. Segundo, tendrán que pasar pruebas igualmente. Tercero, hay posibilidad para los periodistas en paro: si se requieren nuevos puestos que no puedan cubrir los profesionales que ya trabajaban allí, saldrán a concurso público (es decir, por oposición). Y cuarto, en casos excecpcionales, el Gobierno podría habilitar bolsas de trabajo para puestos temporales.

Vía | ElDiario.es
En ¡Vaya Tele! | Canal 9, agonía de una muerte anunciada
En ¡Vaya Tele! | Ser televisión autonómica en tiempos de crisis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio