Compartir
Publicidad
Publicidad

El lado oscuro de Alfred Hitchcock

El lado oscuro de Alfred Hitchcock
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De sobra es conocida la faceta de misoginia y obsesión con las rubias del gran maestro del suspense Alfred Hitchcock. Pero no deja de ser curioso, que una de las que fue sus actrices fetiche, Tippi Hedren, ha realizado una completa confesión de cómo logró su gran oportunidad con el director británico, debutando con 'Los pájaros' (en 1963), para luego utilizarla de forma trágica (la puso en peligro en el rodaje) y poco después intentar acabar con su carrera.

Por fortuna Tippi Hedren, no sólo sobrevivió al duro rodaje del emblemático título de 'Los Pájaros', sino que después pudo continuar interpretando, incluso tras su siguiente trabajo con Hitchcock 'Marnie, la ladrona'. A pesar de las amenazas y la presión que tuvo que soportar.

the-birds

Unas sobrecogedoras declaraciones de la actriz, madre de Melanie Griffith, que desmitifican un poco al orondo genio, y que logra aumentar su lado más oscuro y quizás menos aireado. Ella lo dice abiertamente:

«Alfred Hitchcock intentó destruir mi carrera».

Después de verla en un anuncio de televisión, Alfred se fijó en ella y la quiso de inmediato para protagonizar su nueva película. Así, una joven modelo se veía de la noche a la mañana inmersa en Hollywood, de la mano de uno de sus genios. Él lo tenía todo planeado, cada plano, cada escena con su peculiar minuciosidad, así que no suponía gran riesgo para el debut de una inexperta, pero bella y rubia actriz.

Luego vendrían escenas en las que le tuvo que sufrir el ataque real de pájaros. Llegando a sufrir por su físico. Y, claro, se percató que por eso la eligió. Ninguna actriz de renombre hubiese soportado ese trance.

Hitchcock llegó a revelar que:

«El problema de hoy en día es que no torturamos lo suficiente a las mujeres».

Palabras perversas propias de su ironía, pero que se llevaron a la realidad en el rodaje de la escena del ataque final. Así, encerraron a Hedren en una habitación comentádole que se usarían pájaros mecánicos para el rodaje. Momentos antes de empezar le dijeron que no, porque no quedaba bien y así se vió contra la pared atacada por pájaros reales que le arrojaban. Así durante tres días de infernal rodaje, con distintas ubicaciones de cámara, algo de maquillaje, pero sufriendo heridas reales.

Luego, el resultado merecería la pena y sería un título clave en su carrera (y uno de los mejores del director), y por supuesto su trampolín. Pero los planes de Alfred con ella no fueron más allá de un segundo título y un contrato leonino, con el que se quedaría en casa sin trabajar, cuidando a su hija y cobrando un sueldo. Para que ningún otro pudiera tenerla a sus órdenes.

Como digo muy interesante todo lo que cuenta Hedren, y que arroja un poco de luz sobre el lado más oscuro de Alfred Hitchcock. Lo recoge el diario Times de Londres, pero se puede ampliar ésta y otras anécdotas del director en el recomendable libro de Donald Spoto: 'Alfred Hitchcock. La cara oculta del genio'.

Vía | Times Online Más información | Times Online

En Blogdecine:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos