Publicidad

'Astérix: El secreto de la poción mágica' entretiene pero es un paso atrás respecto a 'La residencia de los dioses'
Críticas

'Astérix: El secreto de la poción mágica' entretiene pero es un paso atrás respecto a 'La residencia de los dioses'

Publicidad

Publicidad

Astérix es probablemente el personaje de cómic europeo más popular de todos los tiempos. Creado por René Goscinny y Albert Uderzo, sus aventuras fueron parte esencial de la infancia de millones de niños y todavía hoy sigue en activo aunque con un equipo creativo diferente. Su primera aparición en las viñetas tuvo lugar en 1959 y apenas ocho años después saltó a la gran pantalla con la producción animada con la estimable ‘Astérix el galo’.

Desde entonces había liderado otros doce largometrajes, cuatro de ellos en acción real Ahora es el turno de hablar de su décima aventura animada, ya que al fin llega a España ‘Astérix: El secreto de la poción mágica’, en la cual se ha optado por una historia original y se ha mantenido al mismo equipo de ‘Astérix: La residencia de los dioses’, la mejor película de este personaje hasta la fecha. La que ahora nos ocupa resulta simpática pero no alcanza su nivel.

Manteniendo el tono con una historia original

Imange Asterix

Puede que ‘Astérix: El secreto de la poción mágica’ no adapte ninguno de los cómics, aunque sí toma ideas de varios de ellos -sobre todo de ‘Astérix y los godos’-, pero eso no impide que sus responsables entienda muy bien las virtudes de ese universo y las reproduzcan aquí, tanto en lo referente a las actitudes de los personajes, la evolución de la trama y la notable presencia del humor físico, normalmente vinculado a los golpes que reciben los romanos a manos de los irreductibles galos.

Eso es algo que se percibe sobre todo durante la primera hora de metraje, añadiendo además algunas situaciones muy divertidas en prácticamente todas las escenas en las que el grupo de druidas del que forma parte Panorámix está presente. Además, los directores Louis Clichy y Alexandre Astier, también guionista de la película, recuperen el tono fluido de la anterior película, también realizada por ellos, para que uno vea siempre con agrado lo que sucede.

Eso no quita que el libreto esté algo desequilibrado y no todas las situaciones funcionen igual de bien, un problema que brillaba por su ausencia en ‘Astérix: La residencia de los dioses’. Eso afecta sobre todo a varios de los nuevos personajes, empezando por un villano un tanto esquemático y que se traslada al gran aspirante a hacerse con el secreto mejor guardado por Panorámix. Hasta entonces la película había sacado oro de las reducidas habilidades de la mayoría de candidatos.

‘Astérix: El secreto de la poción mágica’ baja mucho al final

Escena Asterix

Por desgracia, esa irregularidad, que tampoco molesta durante la primera hora de película, gana presencia en un tramo final que resulta por un lado demasiado génerico, en parte porque nunca logra conseguir la fuerza emocional que ansía. Es ahí donde el hecho de ser una nueva historia se nota más, ya que se intenta conseguir la misma magia de los cómics utilizando ingredientes similares, pero nunca se termina de dar con la tecla para conseguirlo.

Más allá de eso he de confesar que no noté un gran cambio por el hecho de que Roger Carel, el actor que había prestado su voz a Astérix en todas las películas animadas hasta ahora, fuera sustituido por Christian Clavier, que ya interpretó al personaje en los dos primeros largometrajes en acción real, aunque sí es cierto que precisamente el habitual protagonista aquí tiene un peso en la trama más reducido.

Ese detalle me resultó refrescante de entrada, aunque me sucede un poco lo mismo que con toda la película: al principio pasas por alto lo que podría haber estado más pulido porque lo positivo abunda mucho más, pero cuando ese detalle se intensifica también echas algo de menos que los dos grandes héroes galos sean los auténticos protagonistas. Ellos fueron los que realmente nos conquistaron.

En definitiva, ‘Astérix: El secreto de la poción mágica’ es una película entretenida que lamentablemente se queda por debajo de la anterior aventura en la gran pantalla con el mismo equipo creativo. Lo hace sobre todo por lo fallido que resulta su desenlace, pero ya antes había algunos detalles que no encajaban del todo, pero que se podían pasar por alto con lo divertida que estaba siendo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir