Compartir
Publicidad
Publicidad

'¡Canta!', la magia de las estrellas pop

'¡Canta!', la magia de las estrellas pop
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A estas alturas, suena imposible decir algo sobre ‘¡Canta!’ ('Sing') a alguien que no haya oído hablar de ella o haya visto alguno de sus muchos trailers. En efecto, la película de Illumination y Universal no es ninguna sorpresa, ni para bien ni para mal, y en ese sentido es honesta: lo que ves es lo que hay.

Un productor teatral en horas bajas reúne lo necesario para convocar un gran concurso musical con el que generar el fenómeno del momento y recuperar así la fama con la que mantener su teatro en funcionamiento. La que fuera la ilusión de su niñez se ha ido desmoronando entre deudas y malas producciones hasta casi caer en manos de los bancos, y una gran competición musical a lo Factor X suena al plan perfecto para recuperar su sueño.

El escenario de las estrellas del pop

Un cocodrilo rapero, tres ranas con desavenencias internas, un grupo de tortugas a lo Platters y un trío de conejitas sexis se unen a los protagonistas de esta película coral en su afán por convertirse en estrellas de la canción y superar así los problemas de sus vidas corrientes. La película, llena de referencias directas e indirectas, capta la esencia de la cultura pop del siglo XXI de grandes conciertos multitudinarios y oportunidades televisadas para todo el que tenga el don de la voz.

Algo así como un gran evento donde todos los artistas del momento se dan cita que, si bien en ocasiones da la sensación de tratarse de una gran jugada comercial para dar voz a un montón de grupos bajo un mismo paraguas, es a su vez el sueño de todo fan de la radiofórmula. Taylor Swift, Katy Perry y Lady Gaga sobre el mismo escenario.

Lo mejor de '¡Canta!': sus personajes

Sing Still 5

Bajo la apariencia de adorables animales de ciudad, cuyos movimientos y texturas son notablemente recreados por una animación muy creíble y precisa, conectamos con estos personajes humanizados que funcionan como espejo de la maquinaria de producción musical de la industria contemporánea.

Una identificación del espectador siguiendo el modelo actual del fenómeno fan propiciado por la era internet, donde la audiencia puede llegar a convertirse en protagonista y por eso consigue conectar con aquellos que se muestran más humanos y más reales. Así, los personajes de '¡Canta!' tienen los mismos problemas que su audiencia. Aunque en ocasiones algunas situaciones pueden dar pie a momentos incómodos. Como la de Rosita, la madre de una multitudinaria familia de cerditos, un claro ejemplo de machismo o precisamente su crítica, no está claro.

Sing Still 4

La clave de '¡Canta!' es, pues, su coro de animales, en muchas ocasiones desarrollados con mucho sentido del humor, propiciando la risa en sí mismos y no a través de situaciones necesariamente divertidas. Un fenómeno acrecentado por un buen trabajo de doblaje en castellano, con las voces de la gran Concha Velasco, Santi Millán, Andrea Compton y muy especialmente Paco León, que da vida al que es, sin duda alguna, el mejor personaje de la película.

En definitiva, una película donde el afán de superación de uno mismo es el valor principal, una "feel good movie" de animación, una película para hacerte sentir bien, donde a pesar de no encontrar nada que no hayamos visto ya, si es tomada por lo que es, puede llegar a ser muy disfrutable.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos