Publicidad

'Desmembrados', para partirse

'Desmembrados', para partirse
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ya que 'Grindhouse' se estrenó por separado en nuestro país, algo que a estas alturas yo agradezco, ya que disfrutar de esos dos horrores durante tanto tiempo seguido hubiera sido un verdadero martirio, Manga Films se marcó, o no, un tanto estrenando hace unas semanas dos películas de terror en la misma sesión. De 'Ovejas Asesinas' ya os hablé en su momento, y ahora le toca el turno a 'Desmembrados', infinitamente superior a la citada en todos los aspectos. Es más, me atrevería a decir que estamos ante una de las sorpresas del año.

Un grupo de trabajadores de una multinacional que fabrica armas, pasarán un fin de semana en una región apartada de Europa del este, por motivos de trabajo. Allí, empezarán a ser atacados sin piedad ni motivo alguno por un grupo de cazadores que no se andan con chiquitas. Lo que iba a convertirse en un apacible fin de semana se convertirá en un desesperado intento por sobrevivir.

Lo que en principio parece la típica película de terror con un grupo de personas aisladas en un terreno que no conocen y un asesino haciéndoles la puñeta, se va convirtiendo poco a poco en un divertimento de primera con un tratamiento de tópicos de género verdaderamente imaginativo. Para empezar, no tenemos a un sólo asesino, son varios, cazadores a los que apenas vemos en un par de escenas, y no pronuncian palabra, lo cual les hace más temibles. Detalle éste que recuerda, y bastante, a la mejor película de Walter Hill, otra de esas películas que bien podrían ir a una lista de películas infravaloradas. Me refiero a la magnífica 'La Presa'.

Pero 'Desmembrados' no va por ese camino, en cuanto a "seriedad" se refiere, sino que mezcla con inusitada habilidad lo serio del asunto con un humor excelentemente metido en la acción, tan sutil como efectivo, y sin llegar a sonar forzado. No es que la película esté llena de gags, pero las pocas incursiones humorísticas que hay producen en el espectador un efecto superior al que sería si estuviéramos ante una comedia. Un servidor rompió en risas en determinados momentos, pero me gustaría señalar uno en concreto: cuando cierto personaje está "colocado" al principio, y todo lo que le ocurre a posteriori.

La película tiene además un ritmo increíble, no bajando en ningún momento y llegando a una parte final, que si bien parece que resuelven algunas cosas de un plumazo, está bastante lograda. Los golpes de efecto, por así llamarlos, también son un punto a su favor, y en ningún momento se exceden, tiene los que una película de estas características requiere sin que se les vaya la mano. Su director, Christopher Smith, realizador de la floja 'Creep', supera de esta forma a muchas de las películas de género recientes, estilo 'Hostel' o incluso la nada desdeñable 'Wolf Creek', realizando una sátira que está lejos de la perfección, pero que conjuntando con eficacia un humor nada grueso y unos toques de brutalidad bien metidos, el film es pura diversión, capaz de reírse de sí mismo como pocas películas lo han hecho recientemente.

Una buena película que hará las delicias de los amantes del género, e incluso se ganará algún que otro adepto no demasiado acostumbrado a estos manjares. Para devorar sin prejuicios.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios