Compartir
Publicidad

'El llanero solitario', largo viaje al disparatado Oeste

'El llanero solitario', largo viaje al disparatado Oeste
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El próximo 21 de agosto se estrena 'El llanero solitario' ('The Lone Ranger'), la nueva película de Gore Verbinski que lo vuelve a reunir con gran parte del equipo de aquel bombazo de saga que fue 'Piratas del Caribe' ('Pirates of Caribbean: The Course of the Black Pearl', 2003). Producida por Jerry Bruckheimer y protagonizada por Johnny Depp, la película era una de las grandes apuestas del verano y que al parecer, se ha dado un batacazo en la taquilla USA.

En 'El llanero solitario', Toro –Tonto en la versión original–, un guerrero nativo americano, nos traslada al salvaje Oeste para contarnos la historia del famoso héroe enmascarado conocido como el llanero solitario. John Reid, un joven abogado representante de la ley, se verá obligado a saltarse las leyes de la época para hacer verdadera justicia y todo ello lo hará con una misteriosa máscara que lo convertirá en todo un héroe.

Tras la leyenda del llanero solitario

el llanero solitario2

Creado a principios de los años 30 por el estadounidense George W.Trendle, 'El llanero solitario' fue uno de las primeras series de televisión y que terminó convirtiéndose en un mito y una leyenda de las historias del salvaje Oeste. 80 años después, uno de los productores más poderosos de Hollywood decide llevarla a la gran pantalla y convertir al carismático personaje de Toro en protagonista, dándole el papel al siempre estrambótico Johnny Depp, y el papel del famoso llanero a un guaperas como Armie Hammer.

'El llanero solitario' de Verbinski cumple con su principal objetivo de superproducción veraniega: la de entretener a diestro y siniestro, desde los 5 hasta los 90 años, con el único problema de que se excede 40 minutos de metraje –la cinta dura 149 minutos– lo que hace que el ritmo decaiga en más de un momento y las subtramas –la romántica y la corrupción– no lleguen a desarrollarse del todo, haciendo que el guión falle por todas partes y termine aburriendo al espectador, a pesar que la mejor secuencia de acción de la película es la última –espectacular persecución de trenes–. Eso sí, la puesta en escena revisita la original y le rinde un pequeño homenaje a la cración de George W. Trendle, dándole un espíritu nostálgico a la cinta con el toque de folletín de aventuras que tenía la primera versión del llanero solitario.

Johnny 'Toro' Depp y Armie 'Solitario' Hammer

el llanero solitario

Una vez más nos topamos con un Johnny Depp interpretando un personaje extremo de esos que tan bien se le dan, aunque siendo sincera, diré que le echo de menos en papeles como el de 'Chocolat' (Lasse Hallström, 2000) o algo menos comercial y con más intensidad. Aún así, nadie como él para dar vida al personaje de Toro, un indio comanche desterrado y algo excéntrico, con su vestuario y maquillaje imposibles. Su compañero en la lucha por la justicia es el guaperas –y menuda voz– de Armie Hammer, descubierto en 'La Red Social' ('The Social Network', David Fincher, 2010), algo falto de carisma pero que cumple como tipo torpón convertido en héroe. El reparto lo completan la siempre pelucona Helena Bonham-Carter, el malvado William Fichtner, Tom Wilkinson o la prácticamente desconocida Ruth Wilson, toda una sorpresa como 'chica de la película', escapando sin prejuicios de los cánones de belleza made in Hollywood.

Al final, 'El llanero solitario' termina resultando lo que esperas, sin mayor pretensión: una comedia western con secuencias trepidantes, sus momentos absurdos y sus momentos tiernos. Vaya, todo lo que una superporducción veraniega debería tener. Una lástima que sea demasiado larga y te haga remover en la butaca más de una vez...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos