Compartir
Publicidad

'El tour de los Muppets', diversión light y sin cafeína

'El tour de los Muppets', diversión light y sin cafeína
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mi escepticismo no podría haber sido mayor cuando se anunció que se preparaba un relanzamiento cinematográfico de las aventuras de los teleñecos, pero mi interés fue creciendo a medida que se sabían cosas de la película y al final ya no había ni rastro de mis miedos iniciales cuando finalmente tuve la oportunidad de ver 'Los Muppets' ('The Muppets', James Bobin, 2011), una notable comedia musical para toda la familia con la que disfruté muchísimo.

Sin embargo, mis miedos reaparecieron cuando se confirmó que estaban trabajando en una secuela sin la presencia de Jason Segel --prefirió tomarse un descanso antes de rodar 'Sex Tape' (Jake Kasdan, 2014)--, el principal responsable de que 'Los Muppets' fuera lo que acabó siendo. En este caso, mis dudas no dejaron de crecer a medida que iban a apareciendo avances de 'El tour de los Muppets' ('Muppets Most Wanted', James Bobin, 2014) y una vez vista puedo decir que estaba equivocado en parte, ya que no es una mala película, pero tampoco llega a ser buena de verdad.

Una secuela inferior

Imagen de

Aún hoy escucho casi cada semana canciones como 'Life's a happy song' o, la ganadora del Oscar, 'Man or Muppet', ya que 'Los Muppets' era tanto un gran entretenimiento como un musical con mucho gancho. En su secuela se ha querido que esas vuelvan a ser sus señas de identidad, pero el resultado dista mucho de estar a la altura, tanto por el encanto de la propuesta como por la forma en la que Nicholas Stoller y James Bobin utilizan a los personajes creados por el ya mítico Jim Henson.

Lo cierto es que tanto Stoller como Bobin participaron de forma activa en el libreto de la primera entrega, pero en su secuela falta esa chispa que convertía a 'Los Muppets' en algo especial, por lo que no creo que quede duda alguna sobre la importancia de las aportaciones de Segel. Eso sí, hay un cambio esencial a la hora de enfocar la historia, ya que la anterior era una película mucho más humana en la que los muppets estaban más en segundo plano --aunque Segel se convertía prácticamente en otro muppet más--, algo nunca hecho hasta entonces. Aquí se vuelve a la normalidad y esas simpáticas criaturas son las protagonistas absolutas.

Ty Burrell en

No hay, desde luego, nada de malo en ello, ya que lo realmente extraño fue lo que sucedía en 'Los Muppets', pero la forma de ejecutarlo es la que trae varios problemas. El primero es el enfoque demasiado caricaturesco de los personajes humanos, algo que nos ofrece algún instante divertido --pienso sobre todo en el agente de la Interpol interpretado por Ty Burrell--, pero acaba volviéndose en su contra, ya que por muy bien que me caigan Ricky Gervais y Tina Fey, sus personajes nunca llegan a encajar del todo en la película.

Más simpáticos resultan la infinidad de breves apariciones de rostros conocidos que hay a lo largo de la película, incluso cuando en la gran mayoría de los casos no es más que el cameo por el cameo, siendo absolutamente irrelevante el intérprete que preste su rostro al personaje en cuestión. Sin embargo, 'El tour de los Muppets' juega mucho con la referencia desmitificadora, estando particularmente inspirada cuando lanzan dardos contra sí mismos, ya sea para hablar de la dudosa calidad de muchas secuelas o sobre la inclusión de Walter dentro del show.

Algo falla en 'El tour de los Muppets'

Tina Fey en

A fin de cuentas, la trama de robos en varias ciudades europeas --ojo, que Madrid es una de ellas-- y el villano con un gran parecido con Kermit no es más que una excusa para ir incluyendo nuevos números musicales, aderezándolo todo con la mayor cantidad posible de unos gags que no se desvíen del tipo de humor que uno podría esperar de una cinta de estas características. Y es que poco importaría que la trama avance un poco a trompicones y haya momentos en los que se vuelva repetitiva si consigue que disfrutemos como enanos de forma constante, pero no es el caso.

Pese a alguna canción bastante simpática --en especial 'We're doing a sequel'--, 'El tour de los Muppets' tampoco tiene, sin ser para nada mala en este punto, el mismo gancho en el apartado musical. En general, esa es la sensación reinante en la película como un todo, ya que no hay nada que sea realmente ofensivo o que te haga pensar “si quitas eso, mejoraría una barbaridad”, ya que quizá sencillamente no había suficiente jugo que sacar de 'El tour de los Muppets' o tal vez realmente se note demasiado la ausencia de Segel.

En definitiva, 'El tour de los Muppets' es un agradable pasatiempo que vuelva a poner al frente de la acción a los personajes del título, pero intentando mantener las virtudes de 'Los Muppets', aunque sin llegar a conseguir que todo encaje tan bien como en la cinta protagonizada por Jason Segel y Amy Adams. Con todo, no es para nada una mala opción si queréis acercaros a vuestro cine más cercano durante esta próxima semana santa, y os recomendaría hacerlo si esperáis que haya más aventuras, que hasta ahora no le ha ido demasiado bien en la taquilla...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio