Compartir
Publicidad
'Fuga en Dannemora', un potente relato verídico que va de menos a más y que incluye uno de los mejores episodios del año
Críticas

'Fuga en Dannemora', un potente relato verídico que va de menos a más y que incluye uno de los mejores episodios del año

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Se lo toma con calma. Tras un arranque no demasiado prometedor, donde parecía que lo de menos eran los personajes que protagonizaron la fuga real que recrea la serie, 'Fuga en Dannemora' se destapa como una de las revelaciones televisivas de la temporada y el trabajo de madurez de Ben Stiller como director.

La pequeña evasión

El género carcelario es inagotable. Ya sea en sus vertientes realistas ('Fuga de Alcatraz'), en sus desvaríos fantásticos ('Presidio'), en la acción más frenética ('La Roca') o en la mágica epopeya más clásica ('Cadena perpetua'), las prisiones nos han cautivado y seguirán haciéndolo mientras haya algo que contar.

Y eso es lo se ha encontrado Ben Stiller en la recreación de la fuga real de dos presos peligrosos de una prisión de alta seguridad en Nueva York. Algo que contar. Apoyado en tres actores en el mejor momento de su carrera, Paul Dano, que tiene reciente su notable primer trabajo como director, 'Wildlife', Benicio Del Toro, que no se pierde una últimamente y la extraordinaria Patricia Arquette en el mejor papel de su filmografía.

Durante los siete episodios de 'Fuga en Dannemora' asistimos perplejos a un crescendo dramático protagonizado por un triángulo whitetrashero que no dudará en ofender a propios y extraños con un comportamiento entre el libertinaje y la decadencia. Pero no os sorprendáis tanto: todo esto ocurrió hace no tanto. Ben Stiller advierte: “Definitivamente no es una comedia, teniendo en cuenta lo que se podría esperar de mí. Trata sobre cómo ocurrió la fuga y sobre la manera en que reaccionamos a los hechos. Las noticias y el mundo del entretenimiento se han venido convirtiendo en una misma cosa, así que una historia así es carne de cañón para explorar muchos conceptos”.

Prison break

Sin necesidad de grandes planes ni preparativos imposibles, con la única ayuda de una trabajadora de prisiones desencantada de la vida y profundamente infeliz, los dos presos interpretados por Dano y Del Toro dedicarán buena parte de la serie a darse a conocer. Cada uno con sus secretos y su intimidad. Detrás del guion de Dannemora nos encontramos a un nominado al Oscar, Michael Tolkin, que se encargó de la adaptación de 'El juego de Hollywood' de Robert Altman, y uno de los guionistas de 'Mad Men', Bret Johnson. Ambos dieron con la idea de la serie cuando los dos prisioneros estaban en busca y captura. Su guión, apoyado por Jerry Stahl en un par de episodios, funciona como un reloj a medida que la historia avanza, presentando a dos personajes privados de su libertad con los que empatizar.

Fuga-Dannemora-Poster

Precisamente ahí está el gran secreto de la serie. En el tratamiento de los personajes, tres perdedores que no han tenido nada en la vida con los que el espectador pueda sentirse, si no identificado, si preocupado. ¿Quién no ha estado en tensión durante las grandes huidas del cine y la televisión?

Durante cinco de sus siete episodios, la historia se centra en los dos personajes encerrados seduciendo a un tercero, también encerrado a su manera, a cambio de una nueva vida y de dejar atrás todo lo malo que han arrastrado con ella. Y ahí la serie se beneficia de algo que creíamos haber dejado atrás: el episodio semanal.

Como en los viejos tiempos

El gran valor de 'Fuga en Dannemora' está en la contención, pero no solo narrativa, donde Stiller economiza al máximo y, más allá de grandes generales situacionales muy del thriller de acción, acerca la cara a los rostros de sus personajes constantemente. Esa contención también se aprecia en la acertada decisión de hacer sus episodios semanales, sin la posibilidad de engullir sus siete horas de una tacada (salvo que uno espere a la finalización de la misma, claro está), con lo que sus giros y piruetas narrativas resultan mucho más efectivas.

Y es que uno no puede evitar pensar durante su tramo final en lo imposible que resultaría calificar la serie sobre la marcha, y mucho menos después de un primer piloto donde apenas intuimos por dónde irán los tiros. Stiller y sus guionistas ponen toda la carne en el asador en una season finale que resulta inesperadamente efectiva, logrando en su penúltima entrega un episodio perfecto, tan redondo que poco importa lo que pase en un final que, además, ya conocemos todos.

Con un episodio final doble en el que Stiller dilata demasiado el desenlace, 'Fuga en Dannemora' quedará en el recuerdo como una notable historia sobre malas compañías, malas influencias y una de las historias verídicas mejor recreadas de los últimos años. Muy recomendable.

Critica-Dannemora-Personajes
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio