Compartir
Publicidad
Publicidad

'Grbavica', las consecuencias de la guerra

'Grbavica', las consecuencias de la guerra
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'Grbavica' ganó el Oso de Oro en el Festival de Berlín en la edición del 2006. Se estrenó en nuestro país en salas comerciales a finales del año pasado, y su paso por las carteleras fue más bien sin pena ni gloria, y es que a veces, al especial público de nuestro país, el hecho de que una película gane en festivales es algo que no le preocupa ni lo más mínimo, como de hecho fue así. Ahora, se edita este mes en dvd en la modalidad de alquiler, y para Abril saldrá a la venta. Curiosamente, en el dvd hacen algo que llama la atención, y es que el subtítulo que le pusieron cuando se estrenó en cines, 'El Secreto de Esma', pasa a ser el título de la película, y 'Grbavica' pasa a ser el subtítulo. Evidentemente, las razones son comerciales, pero ese título en sí, pone sobre aviso al espectador de cierto detalle argumental, sobre el que navega toda la película, y que puede suponer una sorpresa para el público.

Grbavica es un barrio en la ciudad de Sarajevo, marcada profundamente por las secuelas de una cruel, como todas, guerra. Esma y Sara, madre e hija respectivamente, sobreviven como pueden. Esma se mata a trabajar de camarera en una discoteca para poder reunir 200 euros con los que pagarle a su hija una excursión organizada por el colegio al que acude, y la cual le saldría bastante más barata si presenta un certificado que demuestre que el padre de Sara es un mártir de guerra, cosa que Esma no puede hacer.

Ni que decir tiene que nos encontramos ante un film duro por el tema que trata: la supervivencia de la gente después de la guerra, continuando con sus destrozadas vidas, teniéndose que tragar todas las miserias y desgracias que han tenido que pasar durante el conflicto. La debutante Jasmila Zbanic realiza una historia sencilla, cercana, sin ningún tipo de artificiosidad ni queriendo hurgar en las conciencias de los espectadores de forma tramposa para arrancarles unas lágrimas. No. En apenas hora y media, la película transcurre lenta pero segura y consigue transmitir su crescendo dramático, logrando el máximo interés en su tramo final.

Bien es cierto que el film podría haberse regodeado en esa dureza, y de hecho hasta hay momentos en los que parece que algo desagradable va a ocurrir, pero no sucede. Rehúye del dramatismo, algo que le viene muy bien a ciertas escenas, pero juega en contra en otras, debido a alguna que otra trama secundaria menos interesante y en la que no todo queda definido. La directora sólo está interesada en mostrar el dolor interno de las mujeres solas por culpa de la Guerra, y eso desde luego lo hace estupendamente. Le bastan un par de secuencias de un montón de mujeres reunidas para hablar de su dolor, en las que la directora filma primeros planos de rostros femeninos que lo dicen aboslutamente todo, rostros cansados y resignados, reflejo de la dureza de cuando la vida se vuelve hija de puta y nos marca para siempre. Las bocas de algunos de esos rostros están cerradas, y sólo los ojos perdidos en malos recuerdos son los que hablan. Dos secuencias, dos patadas en el alma. Sólo por esas dos secuencias, merece la pena ver la película.

Por eso, y por la excelente interpretación de su protagonista principal, Mirjana Karanovic, quien con total naturalidad interpreta a Esma, llevando todo el peso de la película junto a la actriz que interpreta a su hija, Luna Mijovic, que compone un personaje adolescente rebelde (¿qué adolescente no lo es?), caprichoso y malhumorado. Las dos actrices se compenetran a la perfección, y dicha compenetración alcanza su culmen en una escena de la parte final, absolutamente prodigiosa, por incómoda, reveladora, violenta y liberadora.

Una correcta película, sin grandes pretensiones, y que tal vez no quede en la memoria del espectador a largo plazo. No lo pretende. Tal vez un mayor arrojo formal le hubiera bastado para llegar a ser un título imprescindible, y es que aveces el no arriesgarse juega en contra de uno, quedándose un poco a medio camino. Aún así, interesante de ver por los aciertos mencionados.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos