Compartir
Publicidad
‘Freaked: La disparatada parada de los monstruos’, 25 años en el limbo de las obras maestras incomprendidas
Críticas

‘Freaked: La disparatada parada de los monstruos’, 25 años en el limbo de las obras maestras incomprendidas

Publicidad
Publicidad

¿La disparatada qué? Seguro que muchos de vosotros os estaréis preguntando de qué demonios estoy hablando. Bien, pues ‘Freaked’, conocida en España como ‘La disparatada parada de los monstruos’, fue la primera película de Alex Winter y Tom Stern. Ah, claro, que esos nombres tampoco te dicen nada.

Digamos que Alex Winter es un icono de la cultura pop conocido por ser el vampiro más chungo de 'Jóvenes Ocultos' y el colega de Keanu Reeves en 'Las alucinantes aventuras de Bill y Ted' y su secuela, 'El viaje alucinante de Bill y Ted'. Actualmente prepara un documental sobre la figura de Frank Zappa y no ha parado de trabajar en los últimos años.

Los responsables de la joya

Por su parte, Tom Stern está viviendo el mejor momento de su carrera con 'The Toys That Made Us', una de las grandes revelaciones de Netflix del último año.

Aberraciones televisivas

'Freaked' (originalmente titulada ‘Hideous Mutant Freekz’) fue una idea escrita por Stern, Winter y Tim Burns, tres mentes depravadas que se conocieron en el efímero programa de sketches de MTV "The Idiot Box", influencia absoluta en una película que conserva la misma marca de humor surrealista y absurdo de la serie.

Winter y Stern idearon la historia en 1988, tras un cortometraje protagonizado por la banda de rock experimental Butthole Surfers titulado 'Bar-B-Que Movie', y que se ambientaba en el mundo del horror chabacano, con un pie en el cine de Herschell Gordon Lewis y otro en 'La matanza de Texas'. Winter, Stern y el líder de los Surfers, Gibby Haynes, comenzaron a trabajar en el primer borrador del guión de lo que terminaría siendo una película algo más diferente.

'La disparatada parada de los monstruos' fue concebida originalmente como una película de terror de bajo presupuesto con la propia banda como protagonistas, pero pasó por una serie de reescrituras que dieron como resultado final una comedia negra ambientada en uno de esos talk shows televisivos tan de los noventa. Tras varios pases de prueba con deficientes resultados y un cambio en la directiva de Fox, que era quien acogía la producción, los ejecutivos del estudio consideraron que la película era demasiado extraña, con lo que el proyecto se apartó de la distribución planeada inicialmente y solo llegaría a un puñado de pantallas en los Estados Unidos.

La isla del Doctor WTF

La película cuenta la historia de una estrella pagada de sí misma, su mejor amigo y una activista, que darán con sus huesos en las redes de un científico pirado capaz de las más diabólicas y enfermizas pesadillas de laboratorio. Precisamente la mejor de todas esas criaturas que parecen salidas del clásico de Tobe Hooper 'La casa de los horrores' es la propia película. Y es que estamos ante un ejercicio de libertad creativa sin precedentes que no recaudó ni treinta mil dólares y fue condenada a pudrirse en el olvido.

'Freaked' habla el idioma del exceso. Lo domina, de hecho. La revista 'Mad', por ejemplo, representada físicamente en ese niño-periodista-pesadilla-fan insoportable recién salido de los cincuenta y con hambre de quiosco, convive con el sketch malo y barato de la tele, que a su vez cohabita con magistrales destellos de humor de altísimo nivel cinematográfico. Y las referencias son interminables. Muchas, de hecho, rozan lo insoportable para el espectador menos habituado a la anarquía. No hay más que ver los créditos iniciales de la película, algo que puede hacer que tu madre apague la tele antes de que comience el festival de aberraciones.

Las criaturas de Freaked

Nada de lo que vemos sería posible sin la participación de Screaming Mad George, un maestro de la creación monstruosa, que consigue que los imposibles requisitos de efectos de maquillaje para la película, con el poco tiempo y dinero que tenían, sean un catálogo de pesadillas para recordar toda una vida. Hay tantos personajes y criaturas que se necesitaron tres compañías diferentes para su creación y desarrollo: Alterian, XFX y el estudio del loco de Osaka, Screaming Mad George's Studio. Por momentos, uno no sabe si está viendo efectos prácticos o animación por ordenador de primer nivel.

Freaks como puedas

20th Century Fox tenía expectativas tan altas para la película que lanzaron una serie de productos basados en ella, incluyendo figuras de acción, una novelización y un cómic publicado por Hamilton Comics, que en realidad no tenía nada que ver con la película porque se creó mucho antes de que 'Freaked' tuviera un resultado final y apenas tienen personajes en común. Por desgracia, ese resultado final fue un desastre histórico si nos ceñimos al dinero recaudado teniendo en cuenta los doce millones de presupuesto.

Los muñecos de

Pero no hay mal que por bien no venga, y 'La disparatada parada de los monstruos' es una experiencia que hoy, un cuarto de siglo después, se disfruta más si cabe. Trepidante, incómoda, sucia, grotesca y llena de inesperados detalles que la hacen más grande, como el infalible Bobcat Goldthwait en paño y hueso (sí, es una broma) y un regalo en forma de colegueo irreconocible que hace aún más grande la película y al icono del cine que da vida a Ortiz, el "perro muchacho" original: Keanu Reeves.

Keanu Reeves en perro

Si aún no has superado esta prueba de cine irrepetible creado con el corazón, la cabeza y las tripas, estás de enhorabuena. Hoy es el mejor día para que disfrutes de una de las películas más libres que se hayan rodado en total privación de libertad. Un puñetazo en la mesa de un gran estudio. Una fiesta en la que te gustaría estar invitado.

Freaked: el cartel
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio