Publicidad

'Kings', una insultante comedia romántica que disfraza la cruda realidad en tonos pastel
Críticas

'Kings', una insultante comedia romántica que disfraza la cruda realidad en tonos pastel

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

La directora turca Deniz Gamze Ergüven parece empeñada en disfrazar la cruda realidad en tonos pastel. Si en 'Mustang', su primera película, ya se intuía una especial predisposición por disfrazar de cine de escuela recién terminada un discurso transparente, ahora con su siguiente trabajo, 'Kings', Ergüven se erige como la reina de la nadería más pasmosa.

Escape en L.A.

'Kings' es una de las peores películas del año, un patético ejercicio de desafortunada dulzura cinematográfica que afortunadamente pasará sin hacer ruido. No dudo de la buena voluntad de la directora, que ha necesitado un montón de tiempo y esfuerzo para sacar adelante este proyecto, pero es inevitable sentirse perdido en este retrato de amor interracial e irracional. Y esa es la palabra que mejor define la película: irracional.

La historia vive de una puesta en escena supuestamente adulta que en realidad arrastra todos los tics de un recién graduado en cinematografía que confía demasiado en sus posibilidades y termina provocando el sonrojo en el espectador más curtido. Esa planificación, delirante e irreal, fluye desde la primera secuencia, apoyada en un artístico montaje que, para rematar la faena, coloca de fondo el juicio del caso Rodney King que dio pie a los disturbios angelinos de 1992.

Desde ese momento se desencadenarán una serie de despropósitos que hacen de la película poco menos que una tragedia artística financiada en parte por el Fondo del Consejo de Europa para la coproducción, distribución y exhibición de películas europeas.

crítica-Kings-2

"Desde el principio, fue un proyecto para revertir las rutas de producción clásicas. Hace diez años yo era una aprendiz de cineasta que estaba saliendo de la escuela. No tenía absolutamente ninguna red al otro lado del Atlántico, todo estaba en contra. Y luego es una película bastante grande para un primer largometraje".

Ergüven conoce en primera persona la sensación de sentirse diferente, y una serie de incómodos acontecimientos vividos en primera persona hicieron mella en la directora a partir de un momento puntual de su vida. «Todo comenzó para mí con los disturbios de 2005 en Francia. Me sentí intrigada por lo que estaba pasando.

crítica-kings-3

Sirva o no como justificación, la pregunta es por qué nadie se aproximó a este proyecto con una visión algo más humana y respetuosa que no tome por idiota al espectador. Sus salidas de tono, queriendo ser amable pero comprometida, dura pero tierna, superficial y reflexiva, desde luego, muy respetuosos no parecen.

Uno no puede, por muy buena que sea su intención, disfrazar una tragedia como fue la revuelta angelina para situar a James Bond haciendo de Harold Lloyd y a 'Catwoman' de madre coraje con buen humor, aderezarlo con música soul y dedicar cada secuencia a un género diferente. 'Kings' es el rey de la incoherencia.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir