'La Noche es Nuestra', denso thriller familiar

'La Noche es Nuestra', denso thriller familiar
11 Comentarios

Existe en la actualidad un mal muy extendido a la hora de juzgar o criticar una película, y es que si ésta no es original, ya es mala. La originalidad se acabó hace décadas, todas las historias ya han sido contadas, y lo único que queda (que no es poco) es la forma de hacérnoslas llegar, su tratamiento. En el cine importa más cómo se narra una historia, que ésta en sí misma, no restándole importancia a esto último por supuesto. 'La Noche es Nuestra' (expresión que responde al lema que utilizaban los policías en el Nueva York de los años 80) no cuenta nada nuevo, y sin embargo se disfruta del primer al último fotograma como cine de primerísima calidad.

La tercera película como director de James Gray, que no firma más películas porque quiere filmar sus propios guiones, narra un drama familiar vestido de thriller, en el que Bobby Green, un encargado de una famosa discoteca verá como su prometedor futuro se viene abajo cuando su hermano policía organiza una redada para lograr atrapar a uno de los traficantes de droga más buscados de la ciudad, un mafioso ruso que opera en dicha discoteca y que no le tiene miedo a la policía. Cuando la familia de Bobby empiece a estar en peligro, éste tomará una drástica decisión de irreversibles consecuencias.

SPOILERS

James Gray consigue una película con un tono sobrio y clásico, raro de ver en los thrillers actuales. El director realiza una película muy en el estilo de los thrillers de los años 70, en los que nombres como William Firedkin, Alan J. Pakula o John Frankenheimer estaban a la orden del día, y firmaban algunas de las películas más representativas del género. Gray se acerca y al mismo tiempo se aleja de ellos. Se acerca, porque su forma de rodar es casi la misma, tomándose su tiempo para mostrarnos las cosas, con un guión bastante bien construido en lo que a composición de personajes se refiere. Y se aleja porque se permite varias secuencias en las que apuesta por nuevas formas. Al respecto cabría citar varios momentos como la incursión del personaje central como topo de la policía en una secuencia en la que no sabes qué va a suceder, ya que desconoces por completo donde están los policías. Por supuesto, la tan comentada escena de la persecución bajo la lluvia, siempre desde el punto de vista del personaje de Joaquin Phoenix, y con un sonido de parabrisas que se clava en tus oídos de forma muy efectivamente molesta. Y cómo no, ese plano final de los dos hermanos que con muy pocas palabras se lo dicen absolutamente todo. Uno de los mejores cierres visto en años.

Y es que 'La Noche es Nuestra' es más un drama familiar que otra cosa, una falsa película policíaca, en la que lo verdaderamente importa no es el caso en sí, sino las relaciones de los personajes y como éstos conviven y luchan con y en contra de lo que tienen a su alrededor. La sangre tira, se suele decir, y esta película lo demuestra. Joaquin Phoenix realiza una interpretación portentosa, lleva prácticamente el peso de toda la película con un personaje lleno de matices. Esa oveja negra que reniega de los suyos porque su mundo le parece más fascinante, y si cabe más fácil, un mundo lleno de drogas, sexo y dinero fácil. Sin embargo cuando las cosas se ponen feas, y la muerte hace acto de presencia hace lo que tiene que hacer, defender a los suyos, los cuales pueden caer como moscas con suma facilidad (la secuencia de la persecución parece casi fantasmagórica, resaltando el hecho de que ninguno de los suyos estará a salvo). A su lado, un Mark Wahlberg, que se relega a un segundo puesto, algo que le viene muy bien al actor, que sin tirar cohetes, podemos decir que no molesta. Entre ambos, un veterano Robert Duvall como nexo de unión entre dos hombres que de nos ser por él podrían distanciarse para siempre. La gran ironía de la película es que su personaje tiene que morir para que ellos se den cuenta de cuanto se necesitan. Duvall hace gala de su consabida experiencia con uno de esos papeles en los que siempre es un placer verle.

Como aspectos negativos, por supuesto la presencia de Eva Mendes como mujer buenorra de adorno, y muy posiblemente los malos del film, que carecen de una fuerte personalidad, acercándose más a delincuentes callejeros. Siendo las intenciones de la película algo más que una historia policial, esto no importa demasiado, pero no quita que de haber sido más cuidados estos elementos, el film hubiera sido redondo.

Por lo demás, una película magnífica, de lo mejor en lo que va de año, y que demuestra a Gray como un cineasta muy a tener en cuenta a pesar de su corta filmografía, y que deseemos que no se tome tanto tiempo entre trabajo y trabajo. Se me escapan las razones por las que 'La Noche es Nuestra' está dividiendo de una forma tan brutal tanto a la crítica como a los espectadores. En fin, un humilde servidor ha disfrutado de lo lindo con un film ejemplar.

Otra crítica:

En Blogdecine | Joaquin Phoenix, Mark Wahlberg, Eva Mendes, Robert Duvall

Temas
Comentarios cerrados
Inicio