Compartir
Publicidad
'La Torre Oscura', el blockbuster más cutre del verano
Críticas

'La Torre Oscura', el blockbuster más cutre del verano

Publicidad
Publicidad

Hay películas que simplemente son malas o muy malas porque nadie de los implicados contaba con el talento suficiente para hacerlo mejor. Es una pena que así sea, pero tampoco creo que convenga quejarse demasiado. La cosa cambia cuando en tu camino se cruza una cinta que podría haber merecido la pena y acaba siendo un auténtico desastre. Eso es lo que ha sucedido con ‘La Torre Oscura’ (‘The Dark Tower’).

Durante años fue un proyecto complicado, ya que la ambiciosa saga literaria de Stephen King requería un tratamiento especial si querían que la adaptación le hiciese justicia. Finalmente se llegó a un acuerdo entre Sony y MRC para financiarla de forma conjunta. No está claro que los insistentes rumores sobre su producción sean ciertos, pero lo que no se puede discutir es lo que ha acabado llegando a los cines: una aventura vacía y superficial en la que encaja muy bien eso de “pues pasan cosas”, pero no esperes que te las expliquen.

Que el ritmo no pare

Jake Torre

Es muy difícil hacer una película que avance en todo momento y conseguir enganchar al espectador sin hacer apenas pausas para dar explicaciones o haciéndolo sobre la marcha. A veces surgen milagros como ‘Mad Max: Furia en la carretera’ (‘Mad Max: Fury Road’), pero lo normal es que esa apuesta por un ritmo que nunca decaiga sea una forma de enmascarar multitud de lagunas narrativas, aunque hablar de lagunas en el caso de ‘La Torre Oscura’ es quedarse corto, sería más apropiado decir océanos.

Vayamos a la raíz de todo: Jake es un chaval que tiene sueños recurrentes en los que ve cosas que suceden en otra realidad, pero el resto le toma poco menos que por loco. El problema es que esa otra realidad existe y hay una especie de batalla entre el bien y el mal que están ganando estos últimos y Jake está destinado a jugar un papel esencial en la misma. Eso es lo que cuenta la película, aunque ya en esto último flojea y donde se viene abajo es intentando hacer que todo tenga sentido.

Imagen Torre

¿Cuál es su mayor problema? No tengo del todo claro si es una cuestión de guion o montaje, pero ‘La Torre Oscura’ simplemente eliminar el 95% del pegamento narrativo, esos detalles que justifican que los personajes actúan como lo hacen y que son esenciales para dar forma a la historia que nos cuentan. Lo más curioso de todo es que eso no se traduce en un correcalles, porque esa carrera hacia delante está vinculada a un tratamiento más pausado de la mayoría de las secuencias por parte de Nikolaj Arcel, su director.

De hecho, si uno se para a ver bastantes escenas, lo cierto es que en sí mismas no desentonan, y en algunos casos -Roland mostrando por primera vez sus habilidades como pistolero- hasta llegan a captar tu atención. Además, en su mayoría no están mal rodadas -tampoco esperéis nada fascinante en términos de puesta en escena-, pero son pequeños islotes que para poder funcionar realmente necesitan formar parte de un todo y por ahí empieza a derrumbarse todo, aunque hay otros aspectos que merece la pena destacar.

Por lo pronto, ‘La Torre Oscura’ necesitaba más presupuesto para poder reflejar la épica y gran escala de la historia. Siempre que toca centrarse en eso fracasa de forma estrepitosa, en parte porque se nota que no han invertido lo suficiente, optando por escenas oscuras aliñadas con un montaje un tanto caótico que ni siquiera logra evitar la cutrez -el ataque al pueblo da vergüenza ajena por ello en varios instantes-.

‘La Torre Oscura’, una sucesión de malas decisiones

Elba Mcconaughey

Todo ello también redunda en unas interpretaciones descafeinadas, desperdiciando por completo a un Idris Elba que podría haber sido un magnífico Roland -algo que se percibe sobre todo cuando se apuesta durante unos minutos por lo cómico- y a un Matthew McConaughey un tanto perdido por no llegar a desatarse del todo. La forma de plantear la película pedía que se pasara de rosca por completo, pero acaba en tierra de nadie y cayendo en el ridículo en varias ocasiones en las que ha de hacer uso de su brutal poder.

Por su parte, el joven Tom Taylor no empieza nada mal pero luego los bandazos que da el guion hacen que también acaba algo perdido. Pese a ello es el que sale mejor parado. ¿El resto del reparto? Mejor lo dejamos estar, ya que se balancea entre los actores de rebajas impropios de una producción así y los que bastante hacen con no echarse a reír ante el despropósito generalizado.

Roland Pistolero

Más allá de eso, reacciones difíciles de entender de algunos personajes -¿de verdad los padres de Jake ven como normal la reacción de los trabajadores de la clínica?-, situaciones al borde de ser un spot publicitario -manda narices lo de Coca Cola- y una constante sensación de incomprensión por la práctica totalidad de decisiones tomadas. No es un tanto que sea una mala adaptación –al menos hasta donde yo llego, que solamente leí los cuatro primeros libros- o una película deficiente como el hecho de que llega un punto en el que básicamente hay que aceptar que todo sucede porque sí.

Al final todo acaba reduciéndose a eso: ‘La Torre Oscura’ es un patadón hacia delante continuo esperando que sea suficiente para que el espectador no se aburra. Esa es la apuesta y me creo que haya gente que quede más o menos satisfecha con algo así, porque a veces te apetece apagar por completo el cerebro y dejarte llevar. Por desgracia, a poco que pienses no dejarás de ver agujeros de guion y de plantearte preguntas sobre cómo han podido destrozar el universo de Stephen King de esta forma.

En definitiva, ‘La Torre Oscura’ es un desastre de película en el que cuesta encontrar nada inspirado más allá de escenas puntuales que en sí mismas dejan entrever lo que podría haber sido y no fue. Una propuesta incongruente que ni siquiera funciona como espectáculo visual, pues ahí falla aún más que en lo narrativo. Una pena que haya pasado esto y esperemos que King tenga más suerte con la nueva adaptación de ‘It’.

Otra crítica en Espinof: 'La Torre Oscura', o cómo profanar la obra más ambiciosa de Stephen King en 90 insufribles minutos
Crítica en Xataka: 'La Torre Oscura': mediocre como película, frustrante como adaptación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos