Compartir
Publicidad

'Los Fenómenos', resurgir de las cenizas

'Los Fenómenos', resurgir de las cenizas
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que se presentó en el pasado Festival de Cine Español de Málaga, 'Los Fenómenos', el segundo largometraje de Alfonso Zarauza ha ido presentándose en varios festivales internacionales a la vez que cambiaba una y otra vez su fecha de estreno en nuestro país. Ahora, llega por fin a nuestras pantallas y aunque seguirá siendo uno de esos títulos invisibles del cine español, sus intenciones bien merecen un poquito de intención.

Con un reparto de excepción –aunque muchos sólo reconocerán un par de nombres–, que encabeza la grandiosa Lola Dueñas, 'Los Fenómenos' ('Os Fenómenos' en su título original en gallego) es una lucha por la supervivencia en tiempos díficiles. Cine social rodado en Galicia sobre mujeres haciendo 'trabajo de hombres', la crisis del ladrillo y resurgir de las cenizas.

Resurgir de las cenizas

Los Fenómenos

En 'Los Fenómenos' conocemos a Neneta, una mujer que vive junto a su novio y su bebé en una furgoneta en la costa de Almería. Su novio desaparece el mismo día en que iba a comenzar un nuevo trabajo, lo que hará que Neneta regrese con su hijo a Ferrol, su ciudad natal para comenzar una nueva vida. Allí, tendrá que afrontar la mala relación con su madre y seguir viviendo en la furgoneta hasta que consigue un puesto de trabajo de peón en la construcción.

Neneta es una intrusa para sus compañeros de trabajo y deberá superar la dureza de un 'oficio de hombres', pero con fuerza y valor y gracias a la ayuda de toda la cuadrilla, ella y sus compañeros comenzarán a ser conocidos como 'los fenómenos' por su rapidez y capacidad para construir metros cuadrados.

Es, sin duda, el recorrido del personaje de Neneta lo que más nos interesa de la película que no termina de destacar ni por su propuesta narrativa ni estética, que apuesta por el realismo del cine social. Y es que 'Los Fenómenos' es la historia de esta mujer que no tiene nada y lucha por prosperar y poder dar una buena vida y educación a su hijo, con la mala suerte de querer hacerlo en plena crisis económica y del ladrillo. Se hace respetar y consigue resurgir de sus cenizas.

Luis Tosar en Los Fenómenos

Como telón de fondo, Zarauza nos muestra los efectos de la crisis en el mundo de la construcción, la corrupción que la rodeaba y cómo afectaba a los verdaderos trabajadores y héroes del medio la bancarrota de las constructoras y las promotoras urbanísticas. Una trama que, quizá, la película debería tratar más en profundidad ya que parece que la trate a medias y hace que el ritmo de la cinta decaiga hacia la mitad del metraje.

Pero si sobre algo se sostiene 'Los Fenómenos' es sobre sus actores. Encabezados por una fantástica Lola Dueñas –la secuencia en el vestuario es épica–, que está acompañada por Juan Carlos Vellido, la colaborción de Luis Tosar y un grupo de actores gallegos como el veterano Miguel de Lira, Antonio Durán 'Morris', Xulio Abonjo, Alfonso Agra o Ledicia Sola, entre otros, que dan el toque justo de comicidad y ternura a la trama.

Definitivamente, 'Los Fenómenos' de Alfonso Zarauza no pasará a la historia por ser la película más taquillera ni la que más profundizó en el tema de la crisis del ladrillo, pero sin duda, sus interpretaciones y buenas intenciones, bien merecen una oportunidad.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio