Compartir
Publicidad
Publicidad
'Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 2', el notable final de la revolución
Críticas

'Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 2', el notable final de la revolución

Publicidad
Publicidad

Hollywod ha llevado a la gran pantalla infinidad de sagas literarias juveniles de éxito, pero a la hora de la verdad se pueden contar con los dedos de una mano las que realmente han gozado de una buena acogida por parte del público y han seguido adelante, habiendo llegado ya a su final o estando a punto de hacerlo. Eso sí, las más populares han sido, con gran diferencia, ‘Crepúsculo’ y ‘Los Juegos del Hambre’, siendo esta última la protagonista de hoy.

Este próximo viernes ‘Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 2’ (The Hunger Games: Mockingjay – Part 2) llegará a los cines españoles para que todos podáis disfrutar del cierre de las aventuras de Katniss, o al menos así será mientras no se les ocurra una forma de continuar con la historia. Sin embargo, lo que ahora nos interesa es que la entrega final de la saga es una obra notable que supera con creces a su inmediata predecesora, pero que vuelve a demostrar que lo más acertado habría sido no dividir el último libro en dos películas.

’Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 2’, un desenlace satisfactorio

Imagen Los Juegos Del Hambre Sinsajo Parte 2

Ya he comentado en varias ocasiones que en su momento disfruté bastante con la trilogía literaria original obra de Suzanne Collins, y también que ‘Sinsajo’ me parece el título más interesante de los tres. Quizá por ello noté una clara pérdida de intensidad en la anterior entrega cinematográfica, pero también la sensación de que no era más que un prólogo estirado más de la cuenta por una mera cuestión comercial.

Obviamente, eso desaparece en la que ahora nos ocupa, hasta el punto de que realmente transmite la sensación de ser una película en sí misma y en la que al fin se echa toda la carne en el asador. Ello supone un notable incremento presupuestario -160 millones de dólares, más del doble de lo que costó la primera entrega de la saga- que evita cualquier tipo de fallo en los efectos visuales –la primera daba un poco el cante en esto en el tramo final- y además da pie a escenas más intensas y espectaculares en el periplo de los protagonistas para llegar hasta la residencia del presidente Snow, sin que eso deprede nunca la correcta evolución argumental.

Todo ello vuelve a estar aliñado con un muy solvente trabajo de puesta en escena por parte de Francis Lawrence, ya que además de aprovecharse del incremento presupuestario para plantear escenas con mucha fuerza visual, también sabe encontrar un equilibrio entre drama, tensión y acción para evitar cualquier posible altibajo de interés que pudiera heredar del guión de Peter Craig y Danny Strong, también firmantes del menos estimulante libreto de ‘Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 1’ (The Hunger Games: Mockingjay – Part 1).

Sus límites como adaptación

Escena Los Juegos Del Hambre Sinsajo Parte 2

Eso sí, al guión en esta ocasión sólo se le puede reprochar un posible exceso de fidelidad al libro de Collins, algo que resulta intrascendente durante la mayor parte del metraje –o al menos lo fue en mi caso-, pero que sí se percibe durante los últimos minutos, cuando la necesidad de contentar a los fans más acérrimos de la novela original provoca una sensación de innecesario alargamiento.

Es cierto que se intentan introducir nuevos detalles en todos esos falsos finales, pero acaban cansando un poco –sobre todo en la parte más íntima-, tanto por hacer perder intensidad a la película –hasta entones el único gran debe estaba en que cierta muerte se quedaba algo lejos de provocar el impacto deseado- como por ser algo que uno ya podría deducir por sí mismo. Puro fanservice que considero que debería haberse acortado.

Con todo, Craig y Strong sí que demuestran saber manejar el componente político de la historia, jugando con reflexiones impropias de un blockbuster y mostrando también el lado menos amable de la revolución. En ‘Los Juegos del Hambre: Sinsajo –Parte 2’ nadie se libra, completando así una interesante reflexión sobre este tema. No voy a negaros que podría ser mucho más poderosa y visceral –en este último punto es donde creo que hubiéramos salido ganando si ‘Sinsajo’ no se hubiera dividido en dos películas-, pero tampoco llega nunca a ser una versión descafeinada de eso.

Los cambios de Katniss

Jennifer Lawrence Los Juegos Del Hambre Sinsajo Parte 2

Una cosa que conviene aclarar es que ‘Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 2’ no da la sensación de ser un clímax constante, ya que también tiene una introducción más calmada que ayuda a recordarnos una vez el error que fue dividir el último libro en dos películas. Además, los diálogos siguen teniendo una importancia notable y Jennifer Lawrence se muestra aquí algo más cansada que las anteriores entregas, aunque no tengo claro hasta qué punto es una evolución natural de Katniss –acaba destrozada psicológicamente y eso también hay que mostrarlo- o que la propia actriz no se ha esforzado tanto como hasta ahora.

Este último punto no es algo negativo en sí mismo, pues, como decía, coincide con la evolución de la historia, pero al ser ella la protagonista más que nunca sí que transmite cierta sensación de extrañeza al adoptar una actitud pasiva inhabitual en ella. ¿Es la conclusión ideal para ella? Tal y como se muestra en la película, no lo tengo claro, pero sí que es interesante, aunque sin llegar a resultar apasionante.

Por lo demás, el resto de miembros del reparto cumplen bien como complementos de lujo -obviamente sin llegar a dar su mejor nivel, pero no hacía falta-, aunque ojalá la trama romántica hubiese tenido un poco menos de relevancia, porque es cierto que tiene detalles jugosos sobre la personalidad de Katniss, pero la química con Josh Hutcherson y Liam Hemsworth no es la idónea.

En definitiva, ‘Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 2’ es un cierre de nivel para una de las franquicias más disfrutables de los últimos años, pero es una pena que ciertos errores –exceso de fanservice en los -falsos- finales, las dudas en los cambios de Katniss, etc.- impidan que supere a ‘Los Juegos del Hambre: En Llamas’, la mejor de la saga con diferencia, y también que se acerque al nivel del original literario. Pudo la codicia, lo dividieron en dos y donde podríamos haber tenido una cinta excelente nos quedan una bastante aceptable pero decepcionante y otra, la que nos ocupa, notable.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos