Compartir
Publicidad
'Love, Death & Robots': la antología de cortos de David Fincher y Tim Miller en Netflix decepciona pese al gran espectáculo visual
Críticas

'Love, Death & Robots': la antología de cortos de David Fincher y Tim Miller en Netflix decepciona pese al gran espectáculo visual

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

El impresionante tráiler de ‘Love, Death & Robots’ nos dejó ansiosos por ver la antología de 18 cortometrajes creada por David Fincher y Tim Miller, el director de ‘Deadpool’ que también se ha ocupado de la muy esperada sexta entrega de ‘Terminator’. En él se prometían obras de lo más variado orientadas al público adulto con un espectacular acabado visual. Era imposible no sentir como mínimo curiosidad por el resultado.

Netflix estrenará todos ellos el próximo 15 de marzo, pero en Espinof ya hemos tenido la oportunidad de verlos todos y, por desgracia, el bagaje es un tanto agridulce. Sí que tiene toda esa fuerza visual que esperábamos y se nota que se intentan contar historias muy diferentes entre sí y con inquietudes artísticas de todo tipo, pero la mayoría de ellas no van más de una curiosa anécdota, dejando cierta sensación de insatisfacción.

Variada en todos los sentidos

Love

A priori suena muy estimulante que gente como talento como Fincher o Miller apadrinen una iniciativa así, ya que sirve como modo de garantía de que no va a ser un festival de sangre, violencia y sexo con poco más que añadir. A partir de ahí ya depende de cada uno de los autores de los cortometrajes conseguir una pequeña pieza que deje huella en el espectador.

Visualmente me gustaría destacar que ‘Love, Death & Robots’ es una delicia que además sabe oscilar entre estilos de todo tipo. Tan pronto tienes en mente un videojuego como un cómic o los coqueteos con intentar acercar la animación a la fotorrealidad lo máximo posible. Incluso en uno de ellos se permite alternar la acción real con la animación.

Death

Ahí la antología resulta de lo más satisfactoria, no cayendo en el error de querer ser demasiado espectacular -aunque haya alguno cuyos méritos empiezan y acaban ahí- o dando demasiada presencia a las escenas sexuales. Por ahí se consiguen manejar bien los excesos que se emplean, pero donde ‘Love, Death & Robots’ resulte mucho menos estimulante es a nivel de guion.

Suena tan tópico decir que estamos ante una antología irregular -como si fuese posible mantener un nivel homogéneo en un caso- que casi sería mejor no comentarlo y centrarnos en un aspecto que sí llama bastante la atención: los cortometrajes que apuestan por lo cómico, utilizándose en ellos diferentes tipo de humor, funcionan en líneas generales bastante mejor que los abiertamente dramáticos.

Todo muy cuidado… menos los guiones

Robots

Uno de los aspectos clave en ese punto es lo que señalaba al principio de que la mayoría de ellos dejaban la sensación de ser anécdotas no demasiado desarrolladas. Incluso en aquellos casos en los que se apuesta por el drama derivado del escenario de ciencia-ficción que se plantee. Resulta complicado aclararlo sin entrar en detalles argumentales, pero es que creo que así lo único que se va a conseguir es reventar el corto sobre el que aluda.

El mejor ejemplo que me viene a la cabeza es que ‘Alternate Histories’, el decimoséptimo, plantea qué sucedería si se cambiase cierta cosa de la historia. Todo lo que se expone a continuación se podría haber abordado fácilmente desde una óptica dramática, pero se opta por conseguir una deliciosa sincronía entre el tipo de animación utilizada y el tipo de humor negro del que echa mano el guion para conseguir que lo que no deja de ser una anécdota te deje con buen sabor de boca.

En el resto de casos puede suceder que simplemente uno reaccione con indiferencia ante la historia que se plantea, ya sea por no ser especialmente interesante o porque su desarrollo es bastante escaso y se ve venir de lejos. Eso es algo que a veces se compensa con el despliegue visual –hay alguna batalla impresionante en ‘Sonnie’s Edge’, el primer cortometraje-, pero esa mayor libertad que permite dirigir las historias al público adulto rara vez está suficientemente aprovechada.

Death Robots

Eso es algo aplicable tanto a la multitud de criaturas que van apareciendo en los diferentes cortometrajes como a las escenas eróticas y el resto de ingredientes que dan forma a la antología. Además, no es una cuestión de duración -lo habitual es oscilar entre los 5 y los 18 minutos-, ya que alguno de los que mejor funcionan se encuentran entre los más breves.

Además, los diseños son bastante atractivos en líneas generales y casan de forma notable con el tipo de relato que plantea cada uno de ellos. Es una lástima que prácticamente todo esté tan cuidado, pero no los guiones. Eso provoca pérdidas de intensidad en aquellos cortometrajes que apuestan por ella, cargarse la fuerza que pueda tener la moraleja que se busca transmitir o simplemente que un despliegue técnico de primera carezca de la sustancia necesaria.

Eso sí, tampoco puedo decir que ‘Love, Death & Robots’ sea un fracaso, pero sí que considero justo apuntar que es una decepción. Y es que no hay ningún cortometraje realmente memorable, lo máximo es un par de ellos especialmente simpáticos. En los demás, se te pueden quedar en la memoria ciertos detalles, casi siempre visuales, pero tengo mis dudas sobre que vayas a recordar lo que te estaban contando dentro de un par de semanas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio