Publicidad

'Mira lo que has hecho': la temporada final de la serie de Berto para Movistar logra un brillante balance entre drama y comedia
Críticas

'Mira lo que has hecho': la temporada final de la serie de Berto para Movistar logra un brillante balance entre drama y comedia

Publicidad

Publicidad

Parece que fue ayer cuando Berto Romero daba a luz a su creación más personal. Dos años más tarde, 'Mira lo que has hecho' llega por última vez a Movistar+, y lo hace en su mejor momento. Una retirada a tiempo que deja el listón muy arriba en una serie a la que echaremos de menos.

La vida es bella

Con un curioso paralelismo con la tercera temporada de la otra comedia de referencia de la casa, 'Vergüenza', la nueva temporada de la serie de Berto pone el punto de mira en el verdadero villano de nuestros tiempos: Twitter. Las corrientes de opinión las carga el diablo, y si bien Jesús Gutiérrez sí se buscó en parte la caza de brujas que sostiene la tercera temporada de la serie de Fernández Armero y Cavestany, en 'Mira lo que has hecho' será el clásico dilema de no distinguir persona y personaje quien detone una bomba que lleva muchos meses activada. En general. Y por supuesto, da en el clavo constantemente.

Por segunda temporada consecutiva Javier Ruiz Caldera planifica el día a día de la familia, poniendo ritmo a esa montaña rusa que es la vida y que, a pesar del excelente humor y el drama de buen gusto del que hace gala la serie, sigue siendo el mayor acierto de la serie: ser real como la vida misma. Los golpes y los subidones, las decisiones vitales que él y su pareja (siempre radiante Eva Ugarte) y los problemas legales con los que alguna vez hemos lidiado todos, dan como resultado otra brillante muestra de cercanía. Con más o menos ingresos en realidad todos somos Berto. Al menos dentro de esa especie de nuevo realismo mágico que la metaficción permite.

Mira Lo Que Has Hecho Temporada Final 2

Reduciendo el número de tramas secundarias y cameos (aunque ahí están Fausto Fernández, Carlo Padial o Carlos de Diego, entre otros), Berto Romero pone fin a su historia dejando como único regusto amargo el que se queda con las despedidas. Aunque la historia (de la vida, del hombre, de la humanidad) se cierra, seguro que a los suyos aún les quedaban varias aventuras por vivir, y ahora que ya nos sentimos como parte de la familia, nos duele la despedida. Incluso las visitas son menos apetecibles tras la mudanza, que el metro queda lejos.

Los límites del humor

Aunque es difícil quedarse con un único detalle de las numerosas pinceladas de genialidad que se trazan en la serie, esta temporada acierta de lleno con las introducciones de cada episodio. Un desfile de breves relatos multi-género que descolocan desde el asombro y que ofrecen en realidad un excelente resumen del sentido de la serie. Principio y fin. Pasado y presente. Y sus interferencias.

Quien haya seguido la carrera de Nacho Vigalondo, sobre todo más allá del cine, seguramente recordará su caso al bromear en Twitter sobre un asunto que ahora mismo es más tabú que nunca. Las consecuencias inmediatas fueron bastante tajantes y la opinión popular eligió inmediatamente un rostro popular al que ahogar bajo un tsunami de indignación. Vigalondo, la persona, se vengó rodando sus mejores películas. Berto, el personaje, librará una batalla sin parangón durante los seis episodios de la serie.

Mlqhh3 7480

La temporada final de 'Mira lo que has hecho' es un regalo envenenado porque se despide en el mejor momento, nunca da un paso en falso y nos permite conocer mucho más las dos caras de un creador que juega constantemente al despiste, a confundir persona y personaje. Y lo hace tan bien que cuando llega el momento de decir adiós es doblemente doloroso. Su capacidad para voltear espacio y tiempo llega a la máxima potencia gracias a un dinamismo inaudito y a un ritmo en el que su director también tiene algo que ver. Se va una grande, ojalá sea un hasta pronto.

Berto Romero sigue atravesando un proceso creativo imparable tras su extraordinaria comedia con Carlo Padial, 'Algo muy gordo', un título muy a tener en cuenta para los amantes de la (probablemente inexistente) nueva comedia española. El cómico multidisciplinar ha encontrado su lugar en la televisión y ahora habrá que esperar por si decide volver a mostrar todo su talento en una nueva ficción.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios