Publicidad

'Monstruoso', un vídeo casero que demuestra que el primo de Godzilla es un borracho irresponsable

'Monstruoso', un vídeo casero que demuestra que el primo de Godzilla es un borracho irresponsable
58 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tras una monstruosa campaña de marketing, que será imitada en el futuro por todo el que pueda, se estrenó en España, el pasado viernes 1 de febrero, 'Cloverfield', re-titulada aquí feamente como 'Monstruoso'. La película, o grabación casera con lujosos efectos especiales, ha sido dirigida por Matt Reeves y producida por ese genio para vender un proyecto llamado J.J. Abrams. Que si un remake encubierto de 'The Host', que si otra sobre Godzilla, que si Cthulhu, que si iba unida a la cuarta temporada de 'Lost', que si al final no había monstruo, multitud de páginas en internet descubriendo "misterios", etc, etc. La cuestión era que se hablara de la película, crear la mayor expectación posible. Porque había que vender este caro envoltorio vacío como fuera.

Más que monstruoso, el producto es absurdo. Y el comienzo del film, totalmente prescindible. Tras unos cutres mensajitos donde se nos dice que lo que vamos a ver es una grabación que se ha encontrado en "la zona antes llamado Central Park", y un extracto de la cinta que no pertenece a la acción principal (pero que, mira tú por dónde, tiene una pista fundamental sobre el origen de la criatura), la película arranca con una fiesta sorpresa de despedida. Un tal Rob se marcha a Japón y sus amigos, todos ultraguapos con personalidades superprofundas, deciden montar una fiestecita pija para decirle lo mucho que le van a echar de menos. A alguien se le ocurre que un tal Hud grabe todo con la cámara de Rob, como si fuera una boda (una boda super-guapa-osea); como habían gastado todo el dinero en alcohol, no pueden comprar una cinta virgen y graban con mucho cuidado encima de la que había en la cámara. La fiesta va ocupando la noche, para desgracia de los que nos hemos sentado a ver una película, hasta que una especie de terremoto sacude la ciudad de Nueva York.

A grandes rasgos, estoy muy de acuerdo con la crítica de mi compañera Beatriz, especialmente en lo innecesario y artificial de la cámara "casera". No me parece que la película sea especialmente mareante, no más que 'Rec', pero sí que, a diferencia de ésta el uso de la cámara subjetiva es totalmente absurdo. En 'Rec' había fases donde era increíble que se siguiera grabando (te perdiguen unos muertos vivientes pero tú vas en plan profesional, anda ya), pero es que en 'Monstruoso' es así casi todo el tiempo. No tiene sentido que muera gente delante tuya, peligre tu vida y la de tus amigos, y tú vayas con la cámara a cuestas. Ni que te permitan grabar escenas íntimas o dolorosas, como si no estuvieras ahí. Ni que los militares te dejen grabar como si fueras un reportero de guerra. Ni que saltes de un edificio a otro con el cacharro aún grabando. Como tampoco lo tiene que se plante un bicharraco descomunal delante tuya y no te quedes parado ni un segundo a mirar semejante espectáculo. Por supuesto que te vas a lanzar a correr, pero no me creo que una persona tenga delante una bestia semejante y no se quede congelada un instante para ver lo que está causando tanto destrozo. La curiosidad debería haber matado al cámara al poco de empezar todo. Y Reeves debería haber rodado la película de forma tradicional. En este sentido, es estúpido creer que en este film hay más realismo por cómo está filmada.

Por otra parte, como creo que he dejado claro en el segundo párrafo, no juega nada a favor de 'Cloverfield' (escrita por Drew Goddard) que no haya ni un personaje interesante o carismático con el que poder identificarte o sentirte implicado en todo lo que ocurre. Así, la montaña rusa televisiva va avanzando sin que en ningún momento sientas nada por las vidas de esos modelos profesionales en peligro. Lo más llamativo es que no son tontos sólo los protagonistas (Mike Vogel, Odette Yustman y otros), sino todo el que aparece en pantalla, incluso el monstruo de marras. Atención a, por ejemplo, cuando cae la cabeza de la Estatua de la Libertad y un grupo de personas se ponen a hacerle fotos con sus móviles. ¿A qué distancia están? ¿Acaso quieren fotografiar sólo el ojo? Dejando a un lado el pacífico robo de la tienda de informática, o que los militares salgan de la nada para lanzar misiles al monstruo en una calle donde un segundo antes no pasaba nada, la trama se ve perjudicada precisamente por el rollo de la cámara en mano.

Y es que resulta totalmente inverosímil que tantas cosas ocurran tan cerca de la cámara (la mencionada cabeza de la Estatua de la Libertad, por ejemplo, la tira el bicho justo delante de los protagonistas) como que el tío que la está llevando tenga, de pronto, una facilidad pasmosa para enfocar y usar el zoom, así como para encuadrar de forma cinematográfica. Por otra parte, ¿no es extraño que el monstruo siempre esté dando vueltas alrededor del cámara? ¿Qué hace? A ver si lo entiendo, el bicho llega a la ciudad (al parecer, de otro planeta) y se pone a destruir sitios emblemáticos (la estatua o el Empire State Building) para luego ir de calle en calle arrasando con lo que se le pone por delante para jugar un poco (para comer no es)... ¿y luego, qué? Pues nada, a seguir dando vueltas, destrozando algunos edificios, buscando al cámara para que le saque un buen plano de una vez por todas. En este aspecto, debería darles vergüenza a los responsables de 'Cloverfield'. En 'The Host' vemos al monstruo en el primer acto y a plena luz del día. Aquí hay que esperar a casi el final de la película. Antes sólo vistazos fugaces y con mucha oscuridad o planos desenfocados.

Dicho todo esto, evidentemente, 'Monstruoso' ha costado su pasta y se nota. Lo mejor de la película son los efectos digitales, que consiguen algunas escenas muy espectaculares (una bastante similar a lo que vimos el 11-S); pero es que el resto es para tirarlo a la basura. No me extraña que en Estados Unidos tuviese un fin de semana de recaudación tan bueno para luego ir cayendo estrepitosamente. El boca a boca debe acabar con la taquilla de 'Cloverfiled', justamente. De hecho, se levantó en Internet y ahí debería haber acabado. Estrenar esto en cines va a provocar bastantes cabreos y no es para menos. La cámara va dando tumbos sin mostrar nada, pero es que tampoco hay nada que mostrar, con lo cual acaba la película en 80 minutos y te quedas con cara de poker y con la sensación de haber perdido el tiempo miserablemente. Increíble lo de Abrams y el marketing; nos ha vendido la moto estupendamente. Una mala película.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir