Publicidad

'Next', el atemporal bodrio que se veía venir

'Next', el atemporal bodrio que se veía venir
21 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ultimamente me estoy preocupando mucho, empiezo a coincidir demasiado con mi compañera Beatriz en la valoración de las películas, y ya van unas cuantas seguidas en las que más o menos pensamos lo mismo ('Café Solo o con Ellas', 'Verdades Ocultas' y 'Los Líos de Gray') y a hora 'Next'. Sin embargo, creo que mi compi se ha quedao muy, pero que muy corta en su crítica de la cosa ésta dirigida por Lee Tamahori, y ha sido enormemente benevolente. Porque señores míos, esto es un megabodrio insufrible de tomo y lomo, donde cualquier vestigio de lo que es cine queda muy lejos, y no me refiero en el espacio, sino en el tiempo. ¿Se veía venir? Pues utilizando las dotes del personaje de Nicolas Cage en la película, se ve venir con dos minutos de antelación, y a esas alturas es ya demasiado tarde. También teníamos un trailer no muy alentador, pero un film con un reparto bastante conocido, y basado en una relato del gran Philip K. Dick había que verlo. Desgraciadamente nos encontramos, sin ninguna duda, ante la peor adaptación que se ha hecho de una obra del famoso escritor.

La película nos cuenta cómo un hombre que es capaz de visionar el futuro con dos minutos de antelación se dedica a hacer trucos baratos de magia en un casino de las Vegas. El Gobierno le persigue ya que quieren sus habilidades para encontrar una bomba colocada en Los Angeles por un grupo de terroristas que también quieren dar caza a nuestro protagonista, para que éste no pueda fastidiarles el plan, el cual sólo consiste en colocar una bomba y ya está. Ni existen demandas de ningún tipo, ni quieren dinero, ni nada de nada. El guionista estaba demasiado ocupado para acordarse de ese pequeño e insignificante detalle.

Cualquier cosa que aparezca en esta película es de una calidad lamentable, y lo que a uno más le duele es la presencia de una Julianne Moore (enormemente atractiva a su edad) con cara de perdida todo el rato y pensando que tal vez el cheque que ha cobrado por participar en esta cosa pueda compensar el martirio. Su personaje aparece de la nada, como todos los demás, sabiéndolo todo sobre el protagonista y sin dar ningún tipo de explicación. Aún así, esta mujer me encanta y sólo por ella aguanté el visionado de 'Next' que gracias a Dios apenas sobrepasa la hora y media de sufrimiento. Esto, en una época en la que las películas tienen que durar por narices más de dos horas y media, es un aliciente a tener en cuenta.

El argumento es simplemente risible, donde todas las paradojas típicas de este tipo de films que juegan con el futuro y el pasado, y cambiarlos, hacen acto de presencia cada dos por tres, debido a la exposición de algunas situaciones verdaderamente delirantes de lo malas que son. Apuntemos al respecto, el primer encuentroentre Cage y Jessica Biel, de verdadera vergüenza ajena, o toda la parte final de la película, la cual, tras el ya obligado giro final, se convierte en uno de los más grandes insultos que se le hayan hecho jamás a un espectador, ya no sólo por lo estúpido de su planteamiento, que contradice todo lo que hasta ese momento se nos está repitiendo una y otra vez, sino por recurrir a una de las soluciones más sobadas del séptimo arte, y el que haya visto la película, entenderá lo que digo.

La puesta en escena de su director, el antaño interesante Lee Tamahori, es bastante pobre, y las escenas de acción que hay, están simplemente puestas para alargar la película, algo que resulta curioso cuando otras cosas están expuestas demasiado precipitadamente, como la nada creíble historia de amor entre los dos protagonistas, interpretados con muy poca convicción por unos descolocados Nicolas Cage y Jessica Biel. En cuanto al primero, tendría que existir una especie de pena por malas interpretaciones, porque lo de este tío ya es de juzgado de guardia. Además, la pinta con la que sale en el film no ayuda casi nada a la credibilidad de su personaje, el cual no se cree ni el propio actor. Lo mismo le pasa a la Biel, que es muy mona, y como actriz va mejorando con el tiempo, pero lo de esta película es un paso hacia atrás. Además, toda la importancia que se supone tiene su personaje en la trama central, y al final, nada de nada.

Se podría emparejar en cierto modo esta película con 'Déjà Vu', que ya era una tomadura de pelo, aunque comparada con ésta se podría decir que era grandiosa. Pero es que si ya el punto de partida de los viajes en el tiempo, o adivinar el futuro, son temas de por sí risibles para que un montón de descerebrados sin conocimientos de física se hagan pajas mentales poniendo en evidencia su peligrosa ignorancia, en el cine hay que tratar esto con bastante más convicción. O sea, hacer que esos temas chorras nos resulten atractivos y creíbles, cosa que desde luego 'Next' no consigue.

Philip K. Dick podría estar revolviéndose en su tumba, por la enorme falta de respeto que hacia su persona se ha realizado con 'Next', bodrio entre los bodrios, deleznable de principio a fin, y que ni siquiera proporciona el entretenimiento que se supone debía darnos. Id a la playa o a la piscina, o echaros una buena siesta. Saldréis ganando.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir