'Norm Macdonald: Nothing Special': Netflix acoge entre amigos la broma final de uno de los grandes cómicos de los últimos 30 años
Críticas

'Norm Macdonald: Nothing Special': Netflix acoge entre amigos la broma final de uno de los grandes cómicos de los últimos 30 años

Norm Macdonald nos dejó a finales del verano pasado y aún nos hemos superado la tragedia. Para pasar mejor el duelo, o tal vez no, Netflix ha estrenado el último show del cómico. 'Norm Macdonald: Nothing Special', es literalmente el último aliento de uno de los más grandes cómicos norteamericanos de los últimos 30 años.

Voy a contarlo por última vez

Si las cuentas no me fallan, en 2017 Norm Macdonald se encontraba en el ecuador de su tratamiento por leucemia, diagnosticada y mantenida en secreto desde el año 2014. Fue entonces cuando se marcó el increíble 'Norm Macdonald: Hitler's Dog, Gossip & Trickery', una hora del mejor Norm posible, tan radical como siempre pero algo más temeroso que de costumbre.

Porque, mientras soltaba gemas desternillantes sobre Alemania, el suicidio o el profesorado, el viejo Macdonald insistía en enviar señales hablando de cáncer, muerte, miedo y vejez. Visto ahora, un año después de su partida, resulta mucho más válido y, de algún modo, vital. Norm siempre se aferró a la comedia. Hasta el final. Y en ese duelo siempre salió victorioso.

Y aunque este muy limitado y desgarrador último esfuerzo recientemente estrenado en Netflix no esté, como es lógico, a la altura del mejor recital del cómico canadiense, sus ganas de hacer reír (o de hacerse reír), resguardado del COVID y temiendo estar más cerca que nunca del final. De hecho, esta grabación fue una toma de seguridad en caso de que algo saliera mal. Por desgracia para todos, todo salió mal.

Norm

El show, no podía ser de otro modo, llega con una importante carga adicional: se grabó a principios de 2020, justo antes de que se sometiera a un complicado procedimiento. Macdonald viviría un año y medio más, pero parece que la intención era que el especial fuera lanzado tras su muerte, por lo que se siente como el trabajo de un hombre que se enfrenta a su mortalidad. Para hacerlo, nada mejor que sus habituales filias, fobias o malos hábitos, como las apuestas.

Nunca recomendaría este nada especial a nadie que quisiera adentrarse en el mundo del comediante. Para esto están las temporadas de SNL en Peacock, sus excelentes películas 'Trabajo basura' y 'Reventado', dos comedias antológicas con Macdonald en plena forma. Pero creo que es necesario comprobar hasta dónde un artesano de la risa es capaz de llegar por contar un último chiste. Más allá del contenido, demasiado largo para una emisión online vía Zoom, la parte más emocionante llega al final.

'Norm Macdonald: Nothing Special', la triste despedida a un colega único

Norm

Cuando Macdonald decide no dejar caer un micrófono que ha pagado de su bolsillo, la emisión finaliza y, sentados en un salón, sus amigos Dave Chappelle, David Letterman, Adam Sandler, David Spade, Molly Shannon y Conan O'Brien recuerdan el legado y al artista. Las anécdotas son divertidas, pero en realidad nadie puede evitar salir de un duelo que para ellos deja un agujero enorme.

Macdonald nunca les dijo que estaba enfermo, y esa discreción se homenajea en esa reunión de colegas, donde la gorra que Norm lleva en la grabación descansa en una mesa entre Letterman y Chappelle, en silencio, sin que nadie incida en ella. Según sus amigos, Macdonald no era de mostrar sentimientos, así que su gorra ahí está, con ellos, sin estridencias. 'Norm Macdonald: Nothing Special', deja el cuerpo regular. Pero las despedidas son así.

Temas
Inicio