Compartir
Publicidad

'Para Entrar a Vivir', Balagueró dejando por un momento lo fantástico

'Para Entrar a Vivir', Balagueró dejando por un momento lo fantástico
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Segunda de las películas realizadas para la televisión dentro de la miniserie patrocinada por Narciso Ibáñez Serrador titulada 'Películas Para no Dormir', de las que os informamos en su momento. De aquí a fin de año se irán editando todas en dvd, y luego en el 2007 cierta cadena de televisión con un 5 en su logotipo las emitirá, y no tengo la más mínima duda de que serán un éxito de audiencia. Ya os hablé de la que dirigió Alex de la Iglesia, y hoy le toca el turno a la de Jaume Balagueró, autor que prometía mucho con 'Los Sin Nombre', película que sin ser gran cosa tenía un clima muy conseguido y lograba inquietar, pero que luego con 'Darkness' y 'Frágiles' nos hundió en un profundo horror, pero no en el que pretendía él. Siempre rodeado de elementos fantásticos que quizá le obsesionan demasiado, en este telefilm deja de lado todo eso para centrarse en una historia de terror real, cotidiana, con todas sus rarezas, pero sin nada fantástico. Lo cierto es que el resultado es muy superior a cualuiera de sus dos últimos films, y es una pena que no lo haya desarrollado más, pero ya se sabe que en la televisión no te puedes pasar de ciertos parámetros. 'Para Entrar a Vivir' cuenta la historia de un joven matrimonio que buscan piso desesperadamente. Respondiendo a un anuncio que les dejan en el buzón, irán a un viejo edificio para visitar un piso que está en alquiler. Allí empezarán a suceder cosas muy raras, empezando por que la mujer de la inmobiliaria está empeñada en que se queden a vivir en el piso .Muy pronto la pesadilla dará comienzo. Balagueró dispone de poco más de una hora para contarnos una historia de suspense que podría haberse ramificado mucho más porque hay ciertos apuntes de guión verdaderamente interesantes y que no son explotados. Al respecto cito todo lo que envuelve a la casera del edificio y a cierto personaje encadenado. Es evidente que con tan poco tiempo el director se centro únicamente en el relato central, el de la pareja que las pasa canutas en lo que podría ser su nueva vivienda. Sin abusar ni un sólo momomento de efectismos, Balagueró cumple con creces su función, y nos proporciona una película bastante amena y con cierto interés. Bien es cierto que cuando el espectador se entera de las motivaciones del personaje malvado, la cosa casi termina en desastre, porque hasta ese momento todo iba por buen camino, y después a pesar de mantener un buen nivel técnicamente hablando, el hecho de saber que todo ocurre por lo que ocurre nos produce un poco de gracia. Es simplemente increíble y he aquí lo curioso, Balagueró que siempre ha intentado convencernos de historias fantásticas, fracasa también en el intento de hacernos creer que un personaje hace todo lo que hace por una completa ridiculez. No funciona y eso pesa bastante sobre el film.

Respecto al trabajo actoral decir que la reina de la función es Nuria González, quien se adueña totalmente de un personaje por momentos fascinante y que llega a intimidar bastante. La actriz está espléndida. A su lado no tienen mucho que hacer Adrià Collado que simplemente cumple como el chico de la película, y Macarena Gómez que es la peor parada de los tres, con una interpretación no demasiado convincente y que prácticamente se pasa todo el rato gritando y poniendo cara de asustada.

Una película pasable, de momento la mejor de las dos que he visto sobre la serie de seis, y por supuesto me quedo con interés de ver las otras cuatro para comprobar qué es lo que han hecho los otros realizadores. Repito que es una pena que sea dentro de los parámetros de la televisión. Esta historia daba para una largometraje más completo y que sin duda hubiera triunfado en una sala de cine. Mucho me temo que ésta será la sensación que tengamos una vez hayamos vistas las seis películas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio