'Sequía': una estupenda Elena Rivera lidera un efectivo pero algo arquetípico thriller
Críticas

'Sequía': una estupenda Elena Rivera lidera un efectivo pero algo arquetípico thriller

Con cinco nominaciones a los Premios Iris (incluyendo a mejor ficción y a Elena Rivera y Miguel Ángel Muñoz como sendos mejores actores), 'Sequía' propone un buen ejercicio de thriller nacional, con una mezcla curiosa de arquetipos (y lugares comunes) de la que sale sorprendentemente airosa. Que esto no quiere decir que la serie de TVE (coproducida por RTP) funcione siempre.

A pesar de haberse estrenado este pasado invierno (y sin pena ni gloria pues hacia el final la relegaron a la madrugada), esta es una propuesta que nos lleva a los calores del verano. A una época, como nos recuerda el título, de escasez de agua, de embalses vacíos y de lluvia que solo aparece a través de flashbacks.

Así, nos trasladamos a un embalse cacereño en el que la sequía ha dejado al descubierto el pueblo sito en ese lugar y unos cadáveres, claramente asesinados hace décadas. Esto lleva a una joven policía a investigar el caso, que pronto empieza a tener ramificaciones que implican la construcción de la presa en 1998 y dos poderosas familias de ambos lados de la frontera con Portugal.

Abrazando tropos

Quizás, lo que más llama la atención de 'Sequía' es lo fuerte que abraza Joaquín Llamas y su equipo ciertos tropos del género: policía que vuelve a su ciudad natal, secretos del pasado de familias poderosas, tramas empresariales, toques de corrupción, un caso que termina implicando a agentes de dos países, etc.

Si bien se mueve en terrenos demasiado familiares, poco importa debido a que el guion y la trama resulta lo suficientemente interesante como para que no funcione. En ese sentido tiene lo bueno y lo malo de un thriller de molde: tiene tramos bastante efectivos, pero otros que dejan la sensación de no llevar a ninguna parte.

Es aquí donde se reivindica el reparto, que sale airoso de su labor dando bastante solidez a todo lo que estamos viendo en televisión. Tener a Elena Rivera (a la que se puede ver recientemente en 'Alba') es siempre un acierto, pero no es el único. Combina muy bien su pareja policíaca, el portugués Marco D'Almeida.

Otro acierto radica en la realización, sobria y gustosa de los parajes extremeños. Esto, unido a la trama, a la mezcolanza de idiomas entre el castellano y el portugués y el trasfondo de cambio climático y ecología, logra una ambientación bastante atractiva.

En definitiva, 'Sequía' es un buen thriller con un caso interesante a pesar de ser algo arquetípico y predecible. Afortunadamente, la serie sale airosa gracias al resto de elementos.

Temas
Inicio