Publicidad

'Superman II', ¿de Richard Lester?

'Superman II', ¿de Richard Lester?
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

'Superman' y gran parte de su continuación se rodaron juntas para abaratar costes. Algo que siguen haciendo 25 años después. De todos modos, 55 millones de presupuesto eran algo desmesurado para aquella época. Cuando la productora presionó para tener listo el primer título de la serie para estrenarlo en las Navidades del 78, Donner decidió concentrarse en terminarlo, quedando bastante cosas del segundo que ya terminarían después. La película se estrenó, fue un rotundo éxito, y cuando hubo que volver a la faena, Donner recibió una carta de los Salkind dónde le decían que ya no necesitaban de sus servicios. Menudo jarro de agua fría.

En su lugar se contrató a Richard Lester, solvente director que más de una vez manifestó que muy pocas cosas de las que se ven en pantalla las filmó Donner. No obstante, otra gente involucrada en el proyecto asegura que tales cosas llegan a formar la mitad de la película. Lo que sí es cierto es que algunas se conservaron en el montaje final y otras escenas fueron filmadas de nuevo. Durante este 2006 se rumoreó que saldría editada una copia en dvd del montaje de Donner para este 'Superman II', algo que desde luego sería muy, pero que muy interesante de ver. Sea como fuere, el resultado es un film a la altura del primer título, con el que se compenetra a la perfección.

Sigue las aventuras del hombre de acero, esta vez enfrentado a tres condenados de su planeta Krypton, expulsados justo antes de que su mundo explotara en miles de pedazos. Estos tres "elementos", por así llamarlos, al encontrarse en la Tierra tienen los mismos poderes que Superman, pero como sus intenciones son bien distintas, tratarán de dominar el mundo. Por otro lado Lois Lane tiene una terrible sospecha, piensa que Clark Kent y Superman son la misma persona. A diferencia de la primera, esta vez se va directo al grano. Los títulos de crédito inciales son un resumen del anterior título por si nos habíamos olvidado de algo. Como yo he visto las películas en dos días no me hacía falta, pero cuando las vi en su estreno reconozco que ese resumen incial no le viene nada mal. Por cierto, en dicho inicio llama la atención una cosa, en las escenas resumen del planeta Krypton no se ve en ningún momento a Marlon Brando y sí al resto de personajes, supongo que eso significaría pagarle más dinero. No deja de ser curioso, porque él aparece más tarde en la famosa secuencia en la que Superman renuncia...uy, no, casi se me escapa, y seguro que hay gente que todavía no ha visto la película. Bueno, el caso es que esa "ausencia" se nota un poco.

Después de ese lógico comienzo, el film no nos hace esperar para que veamos a Superman en acción. A diferencia del primer título, donde tardaba más de una hora, aquí no transcurren ni diez minutos y Clark Kent ya sale corriendo por un callejón cambiándose de ropa, la cual por cierto se desintegra, como todas las veces que se cambia de ropa. Anda que no gastará el pobre hombre en trajes. Bromas aparte, las escenas de espectáculo son igual de fantásticas que en el primer título, lógicamente. Sigue emocionándonos el hecho de ver volar a un hombre, y se quedan grabadas en nuestra retina y en nuestra memoria escenas tan conseguidas como el enfrentamiento entre los malos de turno y Superman por las calles de Metrópolis, una de las secuencias más espectaculares que se hayan visto jamás, llena de fuerza y emoción.

En esta segunda parte hay una inclinación más evidente hacia el lado humorístico de la historia, pero sin llegar a las ridiculeces de la tercera parte, afortunadamente. Creo que el equlibrio entre drama y comedia está muy conseguido, y escenas o momentos como la famosa pelea en un bar de carretera, donde Clark Kent recibe primero una buena tunda, están muy bien insertadas en el argumento. Un argumento que se acopla con enorme coherencia a su predecesor, y desarrolla algunos puntos muy interesantes, como todo lo que tiene que ver con el lado humano del personaje.

Los actores que repiten están igual de convincentes que en la anterior entrega. Christopher Reeve es y será por siempre Superman. Aquí cobran protagonismo los personajes de tres kryptonianos que se convierten en los malvados de la función, y que la primera vez que los vi, teniendo yo unos 10 años, me impresionaron bastante. Terence Stamp se conviritó para mí y durante mucho tiempo en el rostro amenazador del general Zod, a pesarde verlo en otros films. Le acompañan Sarah Douglas como una de las primera supervillanas que yo recuerdo, y también muy convincente. Jack O´Halloran completaba el trío con un personaje bobalicón y enormemente bruto.

John Williams no volvió a repetir en esta ocasión, aunque evidentemente se conservó su inolvidable fanfarria principal. Ken Thorne se dedica a copiar casi literalmente la música del maestro. Siempre me llamó la atención el hecho de que Williams no repitiera hasta el espantoso cuarto título de la saga, donde para colmo compartía las funciones de compositor.

Una película muy buena que desmiente el famoso dicho de que segundas partes nunca fueron buenas. Es difícil saber qué filmó Lester y qué Donner, pero creo que al final realizaron un buen trabajo en el montaje final, sin necesidad de que se notara ese cambio de directores. 'Superman II' sigue aguantando el paso del tiempo y sigue emocionando como el primer día. Luego la serie caería en desgracia. Bueno, hasta la llegada de Singer.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir