Publicidad

'Sweat': un interesante drama sobre las miserias de los influencers
Críticas

'Sweat': un interesante drama sobre las miserias de los influencers

Tras competir en la Sección Oficial de la 73 edición del Festival de Cannes y despertar interés con su peculiar soltura entre el drama y el thriller, 'Sweat' de Magnus von Horn, llega a la Sección Oficial de de la 17 edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla. La película llegará a los cines en 2021.

Los influencers también lloran

En plena era digital, en un momento en el que cualquiera cuenta con una serie de alianzas virtuales que le ayuden a pasar el día a día, todavía no teníamos una película sobre el peso de la responsabilidad de los influencers, esa gente que se dedica a ganar mucho dinero por retransmitir sus movidas en redes sociales, abrir regalos y lucir palmito. Pero claro, a pesar de toda esa presunta felicidad que se les supone, también tienen sus días de mierda.

La segunda película del cineasta sueco tras la estupenda 'Después de esto (The Here After)' es una melancólica radiografía del interior de un alma solitaria que, a pesar de ser idolatrada por más de medio millón de seguidores, no tiene un hombro al que arrimarse. Y los que tiene a su disposición, en familia, en la calle, resulta que también tienen sus problemas. Necesitamos hablar, pero con las personas adecuadas para cada uno.

Sweat Magnus Von Horn

A través de un vistazo a unos cuantos días en la vida de Sylwia Zajac, (espectacular Magdalena Kolesnik), la vemos lidiando con un acosador, con el cuchicheo en línea y los rifirrafes propios de la vida que ha elegido tener a nivel profesional. Magnus von Horn, autor del guión, elige además un interesante punto de vista, desde la distancia. Sin posicionarse, haciendo que sea el espectador el que decida si quiere o no comprender a una estrella del fitness por Instagram, probablemente lo último que necesitamos muchos de nosotros. Esto último cogedlo con pinzas, estoy hablando por mí.

Unboxing y lágrimas

A pesar de la imparable energía y buen rollo con la que se entrega 24 horas al día, una publicación entre lágrimas en la que habla sobre su soledad pondrá en peligro sus posibilidades de aparecer en un popular programa de televisión matinal donde realizar una sesión en directo. Además, su "confesión" llamará la atención de un extraño hombre que la acosa desde su vehículo.

A pesar de esos problemas del primer mundo, 'Sweat' acierta al mostrar la angustia familiar de una madre emocionalmente distante (Aleksandra Konieczna, vista recientemente en 'Corpus Christi') y sobre todo el reflejo distorsionado que devuelve la mirada real del espejo de las redes. Nunca sabes del todo quién te rodea, a pesar de que el director lo tiene muy claro desde la primera secuencia. 'Sweat' va siempre de cara, y eso no ha tenido que ser sencillo en una propuesta como esta.

Sweat Magnus Von Horn

Se agradece que la película deje espacio para el escepticismo y prefiere presentarnos las decisiones de la protagonista sin dictar sentencia para llegar al final al mismo lugar donde comenzó todo. Ahora tendremos que divagar sobre si el  exorcismo y la catarsis pública habrá servido para revalidar la fe en lo que hacemos o si en cambio terminará por abrirnos las puertas del desempleo y el olvido. Y eso que la protagonista no tiene haters a los que contestar.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios