'The Last of Us' (1x01): extraordinario inicio para una serie en HBO Max llamada a estar entre las mejores de 2023 (incluso si no jugaste al videojuego)
Críticas

'The Last of Us' (1x01): extraordinario inicio para una serie en HBO Max llamada a estar entre las mejores de 2023 (incluso si no jugaste al videojuego)

La primera serie evento de 2023 es 'The Last of Us', adaptación del popular videojuego de Naughty Dog que en su momento estuvo a punto de convertirse en una película con Sam Raimi tras las cámaras. Ese proyecto no logró salir adelante, pero sí esta versión televisiva que en España podremos ver en HBO Max a partir de este lunes 16 de enero.

Mi compañero Albertini ya compartió sus impresiones generales sobre la primera temporada de 'The Last of Us' hace apenas unos días y yo voy a centrarme ahora en el primer episodio. En él encontraréis un extraordinario inicio para una serie llamada a estar entre las mejores del año cuando 2023 llegue a su fin. Puede sonar un poco exagerado estando en enero, pero es que el nivel es altísimo.

Cómo hemos acabado así

A partir de aquí hay spoilers del primer episodio

Tras un efectivo prólogo -arranca casi jovial y termina resultando de lo más inquietante, sobre todo por el gran trabajo de John Hannah- que sirve para adelantarnos lo que va a suceder varias décadas más tarde, este primer episodio de 'The Last of Us' dedica una generosa cantidad de minutos a presentarnos a Joel (excelente Pedro Pascal) y cómo cambia su vida tras el inicio de la epidemia.

Uno de los grandes triunfos del episodio es que logra transmitir muy bien ese aire de fatalidad alrededor del hecho de que algo va  apasar con la hija del protagonista. Además, eso es algo que se hace sin regodearse nunca en ello, pues se prefiere optar por un enfoque más dramático en el que una situación de peligro se va desarrollando con el espectador teniendo la certeza de que algo tiene que suceder.

Obviamente, uno no se enfrenta igual a esto si ha jugado o no al videojuego original, pero a poco que uno esté familiarizado con el material es evidente que todo lo sucedido en 2003 es más un prólogo emocional para conocer a Joel y entender cómo se comportará después que un intento de ofrecer una visión realmente novedosa en lo referente al inicio de una pandemia.

Pedro Pascal En The Last Of Us

Sin embargo, el equipo liderado por Craig Mazin ('Chernobyl') y Neil Druckmann en ningún momento lo aborda como una mera estación de paso, dejando que deje poso a todos los niveles. De hecho, esto fue también lo primero que rodó Pascal, permitiéndole meterse aún más en el personaje e incluso desarrollando un vínculo con Nico Parker, la actriz que da vida a Sarah, que sin duda le ayudó con todo lo que llegaría después.

No me olvido tampoco del sublime trabajo de ambientación, pero eso es algo que también se extiende a la parte que sucede en la actualidad, quedando claro que en HBO han querido cuidar todos los detalles para que estemos ante una adaptación que funcione a todos los niveles, tanto si ya conoces la historia que te van a contar -aunque, claro está, habrá cambios a lo largo del camino- como si eres un recién llegado que como mucho igual ha visto alguno de los tráileres.

La decadente actualidad

The Last Of Us Pedro Pascal Y Anna Torv

Sin embargo, la parte más importante del episodio transcurre ya en la actualidad y vuelve a tener una función introductoria tan clara como imprescindible. Desde ese régimen militar que parece dominar con mano de hierro las pocas zonas seguras hasta esos rebeldes que con Ellie (estupenda Bella Ramsey) creen haber dado con la clave para cambiarlo todo.

No es hasta el final del episodio cuando se incide de forma más clara en que Ellie parece inmune a la epidemia, pero la serie ya tendrá tiempo de sobra en profundizar más en este punto. Ahora era más importante establecer la nueva dinámica de este mundo desolado, presentar a otros personajes -inmejorable la primera aparición de Anna Torv para dejar bien clara la personalidad de Tess- y plantear el objetivo a cumplir. O al menos el primero de ellos.

Episodio 1 De The Last Of Us En Hbo

Ahí la serie de HBO también brilla a un alto nivel, ya que no cae en la tentación de intentar acelerar el ritmo para que todo resulte más emocionante, centrándose en su lugar en ser una carta de presentación que deje todo claro pero sin abusar de lo meramente expositivo. Es cierto que quizá haya quien eche en falta una mayor presencia de los infectados y del lado más terrorífico del relato, pero aquí tocaba más incidir en lo deprimente, tanto en lo emocional como en lo ambiental.

Todo esto quizá lleve a que el episodio funcione como un punto de partida extraordinario, pero sabiendo en todo momento qué es lo que quiere presentar aquí y cómo hacerlo. Ahí quizá a algún espectador le resulten excesivos los 81 minutos que dura el capítulo, que era también mi gran miedo, pero a mí en ningún momento se me hicieron pesados. Y eso tiene mucho mérito cuando en el fondo estamos hablando de dos introducciones amplías y consecutivas. ¿Se podría haber acortado de algún sitio? Claro que sí, pero tengo mis dudas de que entonces funcionase igual de bien.

En resumidas cuentas

The Last Of Us

El primer episodio de 'The Last of Us' es genial y sirve para tener las bases necesarias sobre las que construir una serie llamada a hacer historia. El videojuego ya lo hizo y ahora es el turno de su adaptación televisiva. Además, todo aquí está muy conseguido, quedando claro que aquí sí hay alguien detrás capaz de evitar esa supuesta maldición que sufren las adaptaciones de videojuegos.

En Espinof:

Temas
Inicio