Publicidad

'Anatomía de Grey': el desencanto

'Anatomía de Grey': el desencanto
15 comentarios

Creo que he llegado a mí límite con 'Anatomía de Grey'. He pasado de estar totalmente enganchada a la serie a aburrirme sólo de pensar en verla. Quizá 'Anatomía de Grey' no sea una de las series más populares del momento pero nunca llegué considerar que verla fuera un placer culpable. Al principio tenía para mí varios incentivos que iban más allá del culebrón puro y duro y que me hacían disfrutar con sus episodios, pero ya no hay nada de todo eso. Empiezo a ver cómo se estira, cual chicle, y ya no me interesan las historias que propone.

¿Dónde ha quedado la parte de comedia? Porque tenía comedia, con situaciones ridículas y rasgos en los personajes muy esperpénticos. ¿Qué ha pasado con los guiones? El drama más absoluto recorre sin pudor todos y cada uno de los minutos de la sexta temporada y apenas hay respiro, con lágrimas y desgracias para todos. ¿Por qué el amor todo lo estropea? Ya sé que la serie es un drama amoroso pero no puedo entender por qué personajes con un carácter muy especial como Cristina, Callie o Sloan han perdido todo interés al pasarse al pasteleo más absurdo con sus respectivas parejas.

Si tengo que marcar un punto de inflexión para toda esta deriva elijo, sin lugar a dudas, la vuelta a la serie del fantasma de Denny Duquette. Un personaje al que adoré estando vivo y al que aborrecí estando muerto. Esa trama, llevada a la paradoja y a la caricatura más vergonzosa, arrastró al personaje de Izzie y ella aún no se ha recuperado después de toda una temporada alucinando en colores. Su actual enfermedad, esa boda cutre y esa convivencia en la caravana son intentos por levantar un personaje agotado. Tampoco le ha favorecido la muerte de George, en la que se han recreado más de la cuenta. No sé qué pasa en esta serie pero los muertos tienen a veces más protagonismo que los vivos.

Los personajes adultos se han diluido y ya no hay contraste entre la locura juvenil de los aspirantes a cirujanos y la madurez de los cirujanos profesionales. Es decir: todos se comportan como jovencitos atolondrados y no hay, en consecuencia, posibilidad de aprendizaje ni de evolución. Primero se marchó Burke por problemas externos a la serie. Luego llegó una fantástica Erica Hahn a la que despidieron por fea y a la que sustituyeron por una, para mí, irritante Arizona, más mona pero también más ñoña. Addison se fue a disfrutar de su spin-off y con su marcha se acabó un conflicto clave al que la novia de repuesto de Derek no pudo hacer frente. Tampoco cuajó por desgracia el neurótico personaje de Mary McDonnell. Owen Hunt, que prometía mucho, anda como vaca sin cencerro desde que se ha puesto en tratamiento psicológico para curarse las heridas de guerra. Y estos son sólo algunos ejemplos.

Sólo quedaban Miranda Bailey y Richard Webber. A ella le han colocado un divorcio y un hijo que la han convertido en una blanda egoísta. Él empieza a hacer de jefe de verdad y eso, unido a la desaparición de Ellis Grey, ha hecho de él un personaje errático, apartado del resto, sin funciones y que se limita a dar broncas y a recibirlas. Aparece como agua de mayo el padre de las Grey pero sólo para ensalzarlas como únicas estrellas de la serie. La coralidad ha desaparecido por el desagüe y ya no sé si hay hueco para la esperanza.

Francamente dudo que la serie pueda volver al tono inicial, más desenfadado. La losa lacrimógena, los conflictos repetidos y la endogamia han conducido la serie a un punto de difícil retorno. Era previsible pero no puedo evitar estar, en cierta manera, enfadada. Quizá sea más correcto decir que estoy decepcionada. Guardo un buen recuerdo de las primeras temporadas y por los viejos tiempos en los que la serie me hizo disfrutar, no puedo decir que la odie, pero tal y como está en la actualidad para mí ha perdido todo su encanto. La vida fuera del hospital ha sido la gota que ha colmado el vaso de mi paciencia. No va más, señores. Me caigo, mal que me pese, de la lista de fans incondicionales.

En ¡Vaya Tele! | Primeros adelantos de la sexta temporada de 'Anatomía de Grey'

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios