Compartir
Publicidad

La dirección de fotografía (6): Conclusión

10 Comentarios
Publicidad

Para terminar, después de cinco capítulos en torno al tema de los Fundamentos de la Dirección de Fotografía, os dejo una interesantísima colección de entrevistas (lamentablemente, y de nuevo, sin subtítulos en español, pero creo que se entiende todo a la perfección) con algunos de los más eminentes directores de fotografía de los últimos treinta o cuarenta años, los cuales hablan con total naturalidad de su trabajo, que más que trabajo, parece una forma de entender la vida y el mundo, para ellos. Veremos a Gordon Willis, Conrad L. Hall, Haskell Wexler, Vilmos Zsigmond, William Fraker, y otra gente realmente fantástica, que ha convertido a la fotografía para cine en mucho más que un apoyo lumínico o que una forma de academicismo heredada de los años del cine clásico: en un arte en sí mismo.

El mes que viene, trataré con profundidad (hasta donde me lleguen los conocimientos, la capacidad de investigación, y el tiempo), acerca de los efectos sonoros y todo lo relativo al montaje de sonido, ese gran olvidado a la hora de hablar de las películas (o, al menos, olvidado por muchos). En lo que corresponde a la fotografía, espero haber inducido algo de curiosidad al lector, para que por su cuenta, o yendo a cursos, o haciendo cortos, siga investigando y siga aprendiendo, y consiga hacerse un buen fotógrafo, que es una profesión llena de alicientes. Como coda final os dejo una de las secuencias más impresionantes, y mejor fotografiadas, de esa obra maestra que es ‘Pozos de ambición’ (‘There Will Be Blood’, Paul Thomas Anderson, 2007), uno de los Oscars más justos a la categoría en muchos años de premios:

En Blogdecine

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio