Francis Ford Coppola restauró 'Brácula' en 4K por error

Francis Ford Coppola restauró 'Brácula' en 4K por error
21 comentarios
HOY SE HABLA DE

NOTA: Se trata de una broma del día de los inocentes, por desgracia es muy poco probable que el bueno de Keanu Reeves conteste al teléfono imitando a Chiquito de la Calzada. 

Tras las alabanzas recibidas por su nuevo trabajo rehaciendo la tercera entrega de 'El Padrino', Francis Ford Coppola volverá a estar en boca de todos. Durante las últimas horas han salido unos detalles sobre la confusión sufrida por el director de 'Apocalypse Now' cuando hace tres años remasterizó su versión del clásico de Bram Stoker, 'Drácula'. Una historia made in Hollywood.

El gran error de Francis

En 2017 el cineasta sacaba una prodigiosa nueva edición de su clásico de 1992, 'Drácula de Bram Stoker', una de sus películas más recordadas y un título clave en el cine de los 90, tanto para los aficionados al fantástico como para los amantes del cine de verdad.

Según ha relatado su hija Sofía en una entrevista reciente, "en 2016 mi padre estaba atravesando una situación delicada con los vinos: se los bebía todos". Algunos de los más cercanos al cineasta aseguraban que Coppola se pasó todo un año encerrado en el laboratorio escaneando el negativo original de la película de vampiros para su lanzamiento en 4K.

Cuando finalizo el proceso invitó a su cine personal a algunos de los protagonistas de la película. Keanu Reeves, Anthony Hopkins, Gary Oldman o Winona Ryder, entre otros. Su hija estaba en la cabina de proyección, lista para mostrar por primera vez el trabajo de todo un año.

Bracula 4k

"Fue algo increíble", afirma la directora de 'Lost in Translation'. "A los cinco minutos vi una botella del vino de mi padre salir volando y estrellarse contra la pantalla mientras se oía a Sir Anthony Hopkins gritando ¿Qué mierda es esta, Francis? ¿Por qué no salgo?"

El director pidió silencio con un megáfono que lo acompaña siempre desde que rodó la película definitiva de Vietnam. Al cabo de un rato, Keanu Reeves se levantó y comenzó a aplaudir. "No tenía ni puta idea de lo que acababa de ver, pero algo en su interior había cambiado para siempre", asegura la hija del director. "Desde ese día Keanu siempre contesta al teléfono diciendo ¿Digarl?". Tras la proyección todos hicieron ver al director estadounidense que la película era magistral, pero que no era la suya.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio