Qué ver en Disney+: el director de 'Men' escribe una sorprendente e infravalorada pieza de ciencia ficción sobre el valor de la vida
Disney plus

Qué ver en Disney+: el director de 'Men' escribe una sorprendente e infravalorada pieza de ciencia ficción sobre el valor de la vida

Hay pocas cosas más honorables que sacrificarte en orden de poder salvar una vida. Como, por ejemplo, donar un órgano a alguien que necesita una operación urgente, quizá uno de los actos de mayor nobleza desde un punto de vista social. Esa clase de altruismo que debería ser común, aunque no es el caso y por eso muchos plantean la posibilidad de que el acto de generosidad se vuelva casi mandatorio.

Pero claro, ¿sigue habiendo nobleza en el acto si se impone, a pesar de las buenas intenciones? ¿Sigue siendo altruista si no hay elección por parte de quien dona? En cuestiones tan espinosas entró Alex Garland, un autor poco sospechoso de evitar lo espinoso -y ahí está su reciente 'Men' para corroborarlo-. Una de sus obras de ciencia ficción más infravaloradas entra de lleno en ello, y la puedes ver en Disney+: 'Nunca me abandones'.

Triángulo agridulce

Garland se encarga aquí de escribir el guion, que cayó en las manos de Mark Romanek, principalmente director  de videoclips que con este iba a hacer su tercer largometraje. El guionista realizó un extenso borrador cuando la novela todavía no había sido publicada, pudiendo verla gracias al autor Kazuo Ishiguro, amigo de Garland y también escritor de la maravillosa novela 'Lo que queda del día', que dio para otra película remarcable.

La historia se centra en un peculiar triángulo amoroso, formado por Carey Mulligan, Andrew Garfield y Keira Knightley en los roles de Kathy, Tommy y Ruth respectivamente. Los tres pasan su infancia en Hailsham, un internado británico aparentemente idílico, aunque también restrictivo. Pero no es ese el mayor oscuro que encierra la institución, sino que pronto se revelará que los tres son en realidad clones.

Descubren que su propósito no es más que ser réplicas de otros individuos que viven en el mundo exterior, y que son la garantía en caso de que los originales necesiten un trasplante urgente en una operación donde se juegan la vida o la muerte. Por eso el internado trata de educarlos para ser lo más fríos y carentes de corazón posible, para no desarrollar emociones que humanos "normales" tienen de manera natural. Pero este trío se escapa de esa existencia fría gracias a la singular amistad que desarrollan.

'Nunca me abandones': ciencia ficción profunda y emocional

A pesar de su enorme modestia en todos los aspectos, desde el presupuesto hasta la ambientación, la película recupera varios de los resortes de la mejor ciencia ficción. Romanek y Garland se encargan de cuidar por completo cada aspecto del desarrollo de la historia, para que siga trayendo la profunda reflexión que tiene la novela pero no se descuide en absoluto los aspectos emocionales que la vuelven una película remarcable.

Su gran triunfo es precisamente no caer en compromisos baratos con el espectador hacia el final. Se mantiene firme en su estilo, sin tirar excesivamente hacia el melodrama a pesar de que la historia da a pie a ello y sin caer en un explosivo final de ciencia ficción pura en la que caerían otras cintas.

'Nunca me abandones' consigue tener el equilibrio perfecto en su propuesta, permitiendo que calen sus ideas sobre el valor de la vida y los procesos de deshumanización que realizamos para evitar lidiar con las crueldades que se cometen. Esa interesante manera de abordar estas cuestiones la vuelven una de las piezas de género más interesantes de este siglo.

Temas
Inicio