Qué ver en Disney+: una fascinante miniserie del creador de 'Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer' con otro complejo retrato de un asesino en serie
Disney plus

Qué ver en Disney+: una fascinante miniserie del creador de 'Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer' con otro complejo retrato de un asesino en serie

Buena parte del éxito de Ryan Murphy como (antiguo) Rey Midas de la televisión se ha construido desde lo escabroso, desde la exploración de psiques torturadas. Uno de sus primeros éxitos fue 'Nip/Tuck, a golpe de bisturí', que retorcía el drama de médicos a través de la comedia satírica, el crimen y el terror. Un juego entre lo perturbador y lo frívolo que ha evolucionado hasta lo que vemos en 'Dahmer - Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer'.

Su irregularidad reciente ha hecho que el equilibrio de los componentes ya funcione menos, provocando que se vean estos proyectos como fetiches raros y hasta irresponsables. Nada que ver, por ejemplo, con lo que hace tan bien en proyectos como 'American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace', donde es capaz de estudiar y retratar tanto a asesinos en serie como la cultura y sociedad de la que se nutren mientras hace una televisión estimulante y entretenida.

Es un crimen

Esta miniserie disponible en Disney+ continúa a su manera lo iniciado en 'American Crime Story: The People v. O.J. Simpson', quizá a día de hoy la miniserie/proyecto más incontestable de Murphy. Cambiando por completo de historia, de personajes y de reparto (incluso los equipos de guionistas y directores son diferentes) trata de hacer algo en esencia similar, destapando las vergüenzas de la sociedad americana a través de los crímenes más impactantes y que dominaron los telediarios.

En este caso es la muerte del ilustre diseñador Gianni Versace. El título deja claro que esto no es tanto una exploración de su vida como de lo que ha llevado a su asesinato, que tiene poco (o todo) que ver con lo que ha llegado a hacer. Por ello el protagonismo, o casi el tejido conectivo de la serie, lo lleva el asesino Andrew Cunanan, interpretado fabulosamente por Darren Criss.

La serie además toma la arriesgada decisión de seguir el sentido cronológico inverso, empezando por el climático asesinato e ir retrocediendo en el tiempo para presentar los otros asesinatos que realizó Cunanan a personas con menos cartel que Versace. Esos "otros" no eran su ídolo, pero sí importantes por estar motivados por el mismo patrón de crimen contra la comunidad gay.

'El asesinato de Gianni Versace': yendo hacia atrás

El odio hacia lo LGTBI representa un pilar importante en cómo decide contar la historia del asesino en serie, mostrando cómo se reproducía durante la década de los noventa, incluyendo bochornosos episodios como la política oficial de "Don't ask, don't tell" en las Fuerzas Armadas. Odio que conduce al autoodio, plasmado en un Cunanan es búsqueda de aprobación y libertad (y también atención) para ser el mismo pero viendo cómo se le negaba constantemente hasta llevarlo a la psicopatía.

La serie trata de ser cuidadosa de no justificar las motivaciones del criminal, mostrando complejidad moral además de narrativa. Su manera de estructurar la historia parece que va a jugar en su contra, pero consigue un ejercicio interesantísimo que nos previene de encariñarnos demasiado del protagonista y mantiene la fuerza temática y narrativa en su mayor parte. Sin duda, mejor pensada y desarrollada que la mayoría de series recientes de Murphy.

Temas
Inicio