Compartir
Publicidad

Cine fantástico, diez títulos imprescindibles

Cine fantástico, diez títulos imprescindibles
Guardar
57 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de meses, hablábamos aquí de películas de Sci-Fi, intentado recopilar los mejores títulos al respecto. Surgió la eterna discusión (en el sentido positivo de la palabra) de las diferencias entre Sci-Fi y fantasía, que evidentemente no son lo mismo. Ahora, me permito el lujo de jugar de nuevo a realizar una de esas listas que tanto nos gustan a todos, aunque luego no valgan para nada.

Aún a sabiendas de que películas de fantasía que merezcan realmente la pena, hay pocas en el cine, me ha sido bastante difícil elegir las diez finalistas. He dejado fuera aquellas que pueden significar una mezcla de géneros, como por ejemplo, films de la Hammer (sobre todo algunos firmados por Terence Fisher), o incluso las de Indiana Jones, en las que hay elementos fantásticos. No obstante, para completar el listado, ya estáis vosotros con vuestra aportaciones.

Damas y caballeros, bienvenidos a un mundo de fantasía. Pasen y disfruten:

Cualquier película de Fritz Lang tiene un interés por pequeño que sea, pero ésta en concreto son palabras mayores. Inspirada en leyendas noruegas, y en una leyenda teutona, 'Das Nibelungenlied', una producción muy ambiciosa para la época en la que fue rodada, y que Lang llevó a buen puerto a pesar de los inconvenientes. Estrenada en dos partes, permanece como uno de las muestras más grandes de lo que es el séptimo arte, así, sin paliativos. Inolvidables sus decorados, su ambientación y el expresionismo de Lang.

  • 'King Kong' (Merian C. Cooper y Ernest B. Shoedsack, 1933)

Sin lugar a dudas, la mejor versión del famoso gorila. Una aproximación al mito de la bella y la bestia, servido con suma inteligencia. Además de proponer un espectáculo de primera clase, consigue una de las atmósferas más irreales jamás vistas. Impagables todos los momentos en los que sale Kong, y por supuesto Fay Wray. Fue objeto de varia secuelas, y de remakes. En ellos Jessica Lange, e incluso Linda Hamilton, intentan hacernos olvidar a Wray. Naomie Watts prácticamente lo consigue en la risible versión de Peter Jackson.

El inmortal cuento infantil tuvo muchas versiones, siendo la más famosa la realizada por Disney allá por 1992, y que sin duda es magistral. Pero el film de Cocteau va mucho más allá del cuento en sí. Conservando todo el espíritu del mismo, es un viaje onírico sin retorno en el que cobran una importancia vital los decorados y el maquillaje, los cuales sirvieron de inspiración en años venideros.

Hablando de atmósferas irreales u oníricas, el film del gran Mankiewicz es una muestra excelente. Esta historia de amor atemporal queda como un canto a la fantasía, y como uno de los mejores trabajos de su polifacético director. Un relación imposible, en términos reales, entre una viuda y el fantasma de un viejo marinero, que alcanza cotas insuperables, mezclando con estilo, humor y drama. Impresionante su parte final.

  • 'Jennie' ('Portrait of Jennie', William Dieterle, 1948)

Dalí decía que era la única película que merecía la pena. Lo cierto es que es una de las pocas que poseen un extraño poder de fascinación, al que es absolutamente imposible no rendirse. Es una historia de amor entre un hombre normal y corriente, pintor de profesión, y una chica, cuya existencia se pone en duda durante toda la proyección. Los actores están todos increíbles, incluida la horrorosa Jennifer Jones, que tuvo el papel principal por razones más que evidentes (señora de O. Selznick). La mejor película del injustamente olvidado William Dieterle.

Con el tiempo se convirtió en la mejor de toda la saga galáctica, creada por el visionario George Lucas. Esta vez dejó tareas de dirección en el eficaz artesano Kershner, y los resultados a la vista están. Una lección de cómo debe ser una secuela en condiciones, ampliando el universo de la primera entrega, con la introducción de nuevos personajes, y terminado el perfil de los ya existentes. Una completa gozada de principio a fin, y con un clímax final que no hace falta que señale.

Muchas versiones se han realizado sobre el mito del Rey Arturo, pero ésta es indudablemente la mejor. Boorman filma su mejor trabajo, toda un proeza vista desde cualquier punto. Los actores, todos excelentes; el uso de los exteriores, increíble; la banda sonora, inolvidable. Se acentúa el lado mágico de la historia, y se mezcla con un realismo inusitado. Atención a una imponente Helen Mirren en sus años mozos.

Para el que esto suscribe, se trata de la mejor película de Richard Donner, director capaz de lo mejor y también de lo peor. Aventuras de capa y espada, dotadas de elementos fantásticos en la historia de amor central. Casi sin efectos visuales se logra hacer creíble algo increíble. Extraordinaria compenetración entre los tres actores principales, Matthew Broderick, Rutger Hauer y una preciosa Michelle Pfeiffer. Hasta pega bien la anacrónica música de Andrew Powell (The Alan Parsons Project).

Una película totalmente incomprendida en su época, y en la de ahora y en las venideras. Una pena, porque se trata de un cuento, con una evidente carga de inocencia (como todos los cuentos) y onírica, deudora directa del film de Cocteau antes comentado. Son muchas sus virtudes, pero es imposible no acordarse de un inmenso Tim Curry dando vida a un ser temible; o de la portentosa banda sonora de Jerry Goldsmith (sustituido por Tangerine Dream cuando el film se editó en vídeo); o el trabajo de Rob Bottin en el maquillaje, en el que por cierto se inspiró Peter Jackson para su famosa trilogía. Fue recortada en media hora en el momento de su estreno, estando disponible la versión íntegra en dvd en los USA. Tenía que ser la película que lanzara la carrera de Tom Cruise, pero debido a su fracaso éste tuvo que esperar a que el hermano de Ridley Scott hiciese la infumable 'Top Gun'.

La obra cumbre de Tim Burton, que sorprendió en el momento de su estreno, ya que nadie se esperaba una película de estas características. Un cuento de hadas total y absoluto, con todos los ingredientes de los cuentos. Historia de amor, castillo, villano, maldición, científico, etc. Todo ello bajo la batuta de un director que sabía perfectamente lo que hacía. Inolvidable la aparición de Vincent Price, y la banda sonora de Danny Elfman.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos