Compartir
Publicidad

'Juego Sucio', antes de que llegue Scorsese

'Juego Sucio', antes de que llegue Scorsese
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'Infernal Affairs' es el título original de esta película, de la que Martin Scorsese está ultimando su remake, titulado 'The Departed', con un reparto espectacular y espero sea una nueva demostración de lo que es hacer buen Cine, porque desde luego después de ver la película, uno se da cuenta del excelente material de partida que Scorsese tiene entre manos. Pero no nos emocionemos y vayamos con lo que toca.

Hace poco se ha editado en dvd en nuestro país, y muy convenientemente, esta película cuyo título en español me niego a repetir, y más conveniente me pareció a mi alquilarla en el videoclub para verla. Debo confesar que no soy un apasionado del reciente cine oriental con el que tanto nos están machacando en los últimos años, y no voy a dar nombres de directores a los que no aguanto porque mi integridad física peligraría; lo que sí diré es que siempre tengo interés en verlas, y a ésta le tenía muchas ganas y me he llevado una sorpresa muy agradable.

De su argumento sólo contaré que un policía se infiltra en una banda de mafiosos al mismo tiempo que un mafioso se infiltra en la policía. Eso dará lugar a una serie de situaciones a cada cual más interesante.

Está dirigida por Wai Keung Lau y Siu Fai Mak, y está protagonizada en sus principales papeles por Andy Lau, Tony Leung y Anthony Wong, que ofrecen todos unas interpretaciones excelentes de unos interesantísimos personajes, habiendo una perfecta química entre todos y donde se nota que se lo pasaron en grande rodando esta sorprendente película que, dicho sea de paso, es la primera de una trilogía de la cual espero que se editen pronto la segunda y tercera parte. Puede que la historia hubiese dado para más, puesto que algunas cosas no están del todo bien desarrollladas, pero el film es un entretenimiento de primera clase, que no cae en simplezas ni ridiculeces, con un tono adulto y que no toma al espectador por idiota.

Todo ello se debe a la estupenda dirección de Lau y Mak, que con un excelente ritmo manejan a la perfección los resortes del género, ofreciéndonos un film casi magnético y lleno de emoción, dotándolo además de un aire épico que le queda muy bien, sobre todo en su parte final, que además es emotiva. Destacar también un par de momentos frenéticos muy bien narrados, porque ese es otro acierto de los directores, narran con precisión haciendo emocionante una historia sin adornarla con vacuidades.

Scorsese no lo tiene ni fácil ni difícil, probablemente le dé otro tono a la historia, estoy convencido, pero ya me imagino a Matt Damon y Leonardo Dicaprio luciéndose en tan suculentos papeles.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos