Publicidad

Adiós a Richard Sarafian y Luciano Vincenzoni

Adiós a Richard Sarafian y Luciano Vincenzoni
16 comentarios

Publicidad

Este pasado mes de septiembre el mundo del cine ha sufrido la pérdida de dos artistas relativamente conocidos por el gran público, o eso quiero creer. Desde luego, el mundo cinéfilo está de luto.

Por un lado, el director Richard C. Sarafian falleció el pasado día 18 a la edad de 83 años. Su currículum está lleno de trabajos televisivos, medio en el que inició su carrera, dirigiendo algunos episodios de series tan conocidas como 'Batman' o 'Twilight Zone'. En cine debutó en 1965 con la película 'Andy', y su trabajo más recordado data de 1971, 'Punto límite: Cero' ('Vanishing Point'), escrito por Guillermo Cabrera Infante, un intrascendente y muy entretenido film de persecuciones automovilísticas que fue objeto de un plagio, perdón, homenaje, por parte de Quentin Tarantino en la horrible 'Death Proof' (id, 2007).

Por otro lado, el escritor Luciano Vincenzoni falleció en Roma el pasado 22 a la edad de 87 años. Su participación en algunos de los guiones más importantes dentro del spaghetti-western fue determinante. Entre otros, metió su pluma en dos de las obras maestras del gran Sergio Leone, 'La muerte tenía un precio' ('Per qualche dollaro in più', 1965) y 'El bueno, el feo y el malo' ('Il buono, il brutto, il cattivo', 1966). Otros de sus trabajos fueron el intenso 'De hombre a hombre' ('Da uomo a uomo', Gulio Petroni, 1970) —en la imagen—, la simpática 'Mátalos jefe... te ayudo' ('Dio, sei proprio un padreterno!', Michele Lupo, 1973), el vehículo para Bud Spencer y Terence Hill 'Dos superpolicías en Miami' ('Miami Supercops', Bruno Corbucci, 1985) y para Arnold Svhwarzenegger 'Ejecutor' ('Raw Deal', John Irvin, 1986).

En palabras del escritor y amigo Carlos Aguilar, que le conoció en persona —le fue presentado por nada menos que Tonino Valerii—:

Vincenzoni tenía mucha gracia, mucha cultura, conocimientos particulares del Jazz y del idioma inglés, algo atípico en los italianos de su generación, pero también... bastante morro

Vía | Los Angeles Times y The New York Times

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios