Compartir
Publicidad

Lotte Reiniger, una auténtica pionera de la animación que deberías conocer

Lotte Reiniger, una auténtica pionera de la animación que deberías conocer
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Charlotte Reiniger (conocida cariñosamente como Lotte) fue una de las grandes precursoras del cine de animación que conocemos hoy día. Consiguió incluso adelantarse varios años a la técnica del multi–plano que catapultó a la fama a Walt Disney. Entre 1923 y 1926 escribió el guión y dirigió su obra más antigua que aún se conserva, ‘Las aventuras del príncipe Achmed’.

Para homenajear a esta figura fundamental dentro del cine de animación y recordar el 117º aniversario de su nacimiento, Google ha creado un hermoso vídeo doodle en el que podemos verla armada con sus célebres tijeras, cortando figuras y recorriendo diversas estancias, hasta terminar en un escenario compuesto por el logo del buscador sobre una superficie de colores. No os lo perdáis:

Nacida en Berlín el 2 de junio de 1899, a Lotte siempre le fascinó el cine y especialmente aquellos efectos especiales que conseguía en sus películas el cineasta Georges Méliès. Más tarde se interesó por el trabajo del actor y director Paul Wegener. En 1915, con tan solo 16 años, su inclinación por el cine de animación creció exponencialmente después de asistir a una conferencia de Wegener.

Lotte

Al final, tras convencer a sus padres para meterse en el grupo de teatro en el que participaba Wegener, Lotte consiguió llamar su atención dedicándose a confeccionar las siluetas de otros actores del grupo en sus respectivos papeles. Fue así como comenzó a trabajar con él, realizando los rótulos de sus películas ‘La boda del gigante Ruebezahls’ (‘Rübezahls Hochzeit’, 1916) y ‘El flautista de Hamelín’ (‘Der Rattenfänger von Hameln’, 1918), así como los decorados de ‘La bella princesa de China’ (‘Die schone prinzessin von China’, 1916).

El éxito de su colaboración con Wegener le valió su acceso al Institut für Kulturforschung (Instituto de Innovaciones Culturales), un estudio berlinés dedicado a las películas de animación experimentales. Allí no solo realizó su primera película de siluetas, 'El ornamento del corazón enamorado' ('Das Ornament des verliebten Herzens', 1919) sino que también conoció a Carl Koch, un director de cine con el que se casaría en 1921. Koch colaboró con ella en casi todas sus películas.

Después de realizar varios cortometrajes y algunos anuncios publicitarios, en 1923 consiguió la financiación necesaria para su primer largometraje, ‘Las aventuras del príncipe Achmed’ ('Die Abenteuer des Prinzen Achmed'). La película, que necesitó de 300.000 imágenes individuales (todas ellas hechas a mano), recogía distintas historias de ‘Las Mil y una Noches’.

Tras la buena aceptación del largometraje, tanto de la crítica como del público, Lotte siguió creando y entre sus obras animadas se encuentran importantes títulos como ‘El doctor Dolittle y sus animales’ (‘Doktor Dolittle und seine Tiere‘, 1928), ‘La búsqueda de la felicidad’ (‘Die Jagd nach dem Glück, 1929), ‘Sissi’ (1932), ‘Carmen’ (1933), 'Papageno' (1935) o ‘Hansel y Gretel’ (1955).

Su técnica de animación basada en luces y sombras era muy peculiar y además poseía un toque de teatro oriental. Una vez recortadas las siluetas de papel, el proceso consistía en ir moviendo ligeramente las figuras e ir sacando en cada movimiento una fotografía. Aunque se anticipase a la técnica de Disney, su fantasía no se parece en nada a ella. Su magia reside en la imperfección, en el "hecho a mano", en las limitaciones técnicas y factura artesanal, que dejaba la magia a la imaginación del espectador.

Lotte Reiniger murió en Dettenhausen, Baden-Wurtemberg, Alemania, el 19 de junio de 1981, a los 82 años, pero aún hoy sigue siendo una importante fuente de inspiración para muchos animadores y artistas.

Vía | ElPaís

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio