Compartir
Publicidad
Publicidad

Maximilian Schell nos ha dejado

Maximilian Schell nos ha dejado
Guardar
8 Comentarios
Publicidad

Al inesperado fallecimiento de Philip Seymour Hoffman —uno de los mejores actores de su generación— hay que sumar la del actor austriaco Maximilian Schell, fallecido este día 1 de febrero debido a una repentina y grave enfermedad, según las palabras de su representante. El actor tenía 83 años.

Actor de carácter, hijo de un poeta y una actriz, el cinéfilo más actual le reconocerá por sus interpretaciones en películas como 'Deep Impact' (id, Mimi Leder, 1998) o 'Vampiros' (id, John Carpenter, 1998). Descubrió a una muy temprana edad su vocación para la interpretación, y su filmografía comienza en los años 50, alcanzó cierta relevancia en 'El baile de los malditos' ('The Young Lions', Edward Dmytryk, 1957), cinta bélica con un reparto espectacular. Tras eso viene el Oscar al mejor actor principal por su inolvidable composición de abogado defensor de un nazi en la mítica 'Vencedores o vencidos' ('Judgment at Nuremberg, Stanley Kramer, 1961). En la misma década se pone a las órdenes del gran Jules Dassin en una de las madres de todas las películas de robos, 'Topkapi' (id, 1964).

Aunque Schell hizo papeles de protagonista, su especialidad fueron los secundarios, casi siempre personajes de una fuerte personalidad, a lo que ayudaba su peculiar rostro. En los 70 aparecen en las significativas 'Odessa' ('The Odessa File', Ronald Neame, 1974), film de espionaje, en la dura 'La cruz de hierro' ('The Iron Cross, Sam Peckinpah, 1977) y en la muy curiosa cinta de ciencia-ficción 'El abismo negro' ('The Black Hole', Gary Nelson, 1979).

Trabajó hasta el fin de sus días.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos