Compartir
Publicidad

'¡Ahora caigo!', mucho plató y poca chicha

'¡Ahora caigo!', mucho plató y poca chicha
39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Antena 3 se ha dado prisa, mucha prisa, para lanzar su nuevo concurso ‘¡Ahora Caigo!’. El anuncio del rodaje del nuevo estreno, adaptación de uno israelí y presentado por Arturo Valls, se hizo a mediados de junio. Teniendo en cuenta que se vio la luz hoy miércoles, se ve la urgencia que tenía la cadena de San Sebastián de los Reyes en estrenar un nuevo concurso, viendo el éxito de ‘Atrapa un Millón’. ¿El resultado? Mañana lo sabremos con las audiencias, pero hoy podemos comentar las impresiones que nos ha dado.

La mecánica de ‘¡Ahora Caigo!‘ es bastante sencilla: un concursante se enfrenta a diez oponentes, uno por uno. En cada enfrentamiento, el concursante principal y un rival, previamente elegido, van respondiendo preguntas. Si alguno no sabe la respuesta a la suya, es eliminado cayendo por una trampilla. Si el concursante elimina al contrincante, entonces se lleva una cantidad de dinero que éste lleva asociado y sigue jugando. Si, en cambio, es el rival el que elimina al concursante principal, el dinero se lo lleva él y vuelve a comenzar todo con un nuevo concursante.

Las preguntas en cada turno no son demasiado difíciles, y van incrementando su dificultad a medida que va pasando el tiempo. Los concursantes no están “ciegos” a la hora de responder, ya que como pista se incluyen algunas letras de la respuesta. A veces, la respuesta es demasiado obvia, y en otras ocasiones es demasiado larga como para adivinarla a la primera. El concursante principal tiene, en este caso, dos comodines que le permiten pasar el turno al rival si no sabe la respuesta a alguna de las preguntas.

Diez concursantes, diez rondas, aunque el participante principal tiene la opción de plantarse en cuanto elimina al quinto rival, llevándose eso sí la mitad de su dinero acumulado. Si no se retiran y siguen ganando rondas, pueden llegar a optar al premio final, que son 200.000 euros. Aunque dan la opción de plantarse, desde el programa incitan a seguir con la concesión de nuevos comodines. Al fin y al cabo quieren que el concursante siga jugando.

La verdad es que el concurso es dinámico y no se hace para nada pesado. No se centran demasiado en la vida de los concursantes y van bastante al grano, por lo que la mayor parte del tiempo se pasa respondiendo preguntas. Aún así, no me acaba de convencer el formato de ir respondiendo preguntas de temáticas aleatorias sabiendo varias letras de las respuestas. Además, en ocasiones las tandas de pregunta-respuesta se hacen demasiado largas.

Eso sí, la importancia que le dan al tema de las trampillas y concursantes que caen me parece excesiva. Por favor, que hasta emiten repeticiones de las caídas en cuanto tienen la oportunidad… Es algo completamente innecesario, pero que me imagino que han decidido utilizar porque resulta mucho más espectacular que un simple “hasta luego, abandone el plató por allí”.

Arturo Valls está bastante correcto llevando el programa. A veces se le nota demasiado forzado, pero para ser sus primeros programas los lleva bastante bien y con agilidad. Se entretiene lo justo con los participantes (apenas para preguntar nombre y profesión), y de vez en cuando interviene con alguna gracia que otra. El problema es que el concurso no es nada del otro mundo. Mucho escenario y mucha puesta en escena, pero ‘¡Ahora Caigo!’ no es nada que no hayamos visto ya.

En ¡Vaya Tele! | Arturo Valls se pasa a Antena 3 y presentará el concurso ‘¡Ahora Caigo!’

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio