Compartir
Publicidad

'Ciento y la madre', Patricia Conde vuelve con ganas de dar guerra

'Ciento y la madre', Patricia Conde vuelve con ganas de dar guerra
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A estas alturas, colocar en prime time un programa de cámara oculta es cuanto menos una decisión arriesgada, sobre todo porque el recurso de las bromas se encuentra ya explotado y parece que su único rendimiento se saca en internet, después de que alguna de ellas se convierta en un fenómeno viral compartido por todos. Aún así, Cuatro se decidió a dar luz verde a 'Ciento y la madre', un programa de humor que suponía la vuelta de Patricia Conde a televisión, lo que envolvía al estreno con cierto morbo televisivo.

Que la presentadora volviera a la empresa que tanto criticó durante su paso por 'Sé lo que hicisteis' era una baza que Mediaset no dudó en explotar, llevando al mismísimo Jorge Javier Vázquez como anfitrión para que limaran asperezas antes de entrar en faena. Sin embargo, fue el invitado que menos juego dio en 'Ciento y la madre', que se estrenó con un pobre 5,3% sin llegar al millón de espectadores. Pese a mostrarse entretenido, 'Ciento y la madre' fue la cruz de la noche en Mediaset, que vivió el triunfo con el sólido dato con el que arrancó 'Resurrection' en Telecinco, con cifras superiores a los cuatro millones de espectadores.

Centrándonos en 'Ciento y la madre' podemos destacar la labor de Patricia Conde en la conducción del espacio, que bebía bastante de lo que ya vimos de ella en 'Sé lo que hicisteis'. En este sentido, la presentadora ofreció su mejor cara cuando fue partícipe de algunas de las bromas que se relizaron o llevando la batuta en la prueba del pinganillo, en la que tenía que dar instrucciones al personaje de turno para gastar la broma a la víctima. Se notaba que la presentadora se lo pasaba bien en esta tesitura, algo que conseguía transmitir a la audiencia con facilidad.

Menos natural resultó su labor en plató donde al público se le veía forzado para reír las gracias que se iban sucediendo. 'Ciento y la madre' contaba con la presencia de caras famosas para participar en algunas de las bromas que se emitieron, una decisión positiva con la que pudimos pasar un buen rato frente a la televisión . Juanra Bonet o Eva Hache se decidieron a jugar en 'Ciento y la madre', protagonizando los mejores momentos que vimos en el espacio. En este sentido, fue divertido ver a Eva Hache compartiendo plató con Patricia Conde, una pareja televisiva que podría dar buenos momentos en el futuro.

'Ciento y la madre' pecó de una excesiva duración. Para llegar a ella se emitieron secciones prescindibles que no encajaron del todo con el resto del espacio, que sí destacó a la hora de realizar sus bromas pero no en sus sketches de humor. Las bromas en el centro comercial, la gasolinera, el pinganillo o la prueba de novios fueron lo más destacado de un espacio que quiso dar guerra y aportar algo diferente al prime time de Cuatro. El resultado fue entretenido pero no imprescindible.

En ¡Vaya tele! | Patricia Conde se va a Cuatro para presentar 'Ciento y la madre'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio