Publicidad

'Juzgado de guardia', Nostalgia TV

'Juzgado de guardia', Nostalgia TV
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unos años, todo esto de la ficción lo vivíamos de una manera diferente. Éramos unas criaturas sonrosadas y felices y nos sentábamos frente a la pantalla convencidos de que la televisión nunca arrojaría sobre nosotros un contenido abusivo, o aburrido o incluso las dos cosas. No sabíamos qué serie era ésa que acabada de empezar pero nos disponíamos a darle la oportunidad que entonces considerábamos más que justa.

Así es como me choqué yo con ‘Juzgado de guardia’, una de esas ficciones que resulta además que son una comedia que empiezas a ver cada día casi sin darte cuenta, algo rutinario que hacer a determinada hora del día, y que, con el paso del tiempo, se convierten en una de tus actividades favoritas y, cuando la recuerdas con los años, te das cuenta de la suerte que tenías porque tu tele pública se preocupara por traerte ficción de calidad.

El típico juzgado atípico

‘Nigth Court’ fue una sitcom estadounidense emitida por el canal NBC a largo de nueve temporadas entre los años 1984 y 1992. El creador de la serie es Reinhold Weege, que había trabajo en ‘Barney Miller’, una comedia policíaca de la que tomó amplias referencias. ‘Juzgado de guardia’ nació con el propósito de contarnos, a través de sus 22 minutos, las hilarantes peripecias de un juzgado de Manhattan, sin olvidar ciertas connotaciones sociales que se podían extrapolar de algunos casos.

Todo comienza con la llegada de Harry Stone, un joven juez amigo de las bromas y los trucos de magia, al turno de noche de un juzgado de Manhattan. Las maneras divertidas y atolondradas del juez rápidamente chocan con las dinámicas de la corte. El resto de trabajadores también ostentan un perfil muy particular que ayudó a lograr una comedia con toques incluso surrealistas.

La serie contaba con apenas cuatro escenarios: la sala del juzgado, el despacho del juez, una pasillo y una cafetería. No había casas ni salones. No hace falta señalar lo bajo que podían ser sus presupuestos y lo buenos que debían ser sus guiones para aguantar el ritmo. Los personajes estaban muy vinculados al trabajo que desarrollaban y casi todas las tramas emanaban de allí. Algunos de los temas podían ser muy duros pero siempre se le daba un tratamiento blanco. Además, el giro surrealista de muchos de los conflictos era otra de las señas de entidad de ‘Juzgado de guardia’.

De hecho, siempre que se habla de esta serie, se hace hincapié en el hecho de que las tramas más realistas del principio dejaron paso a situaciones disparatadas y cargadas de inverosimilitud, como el capítulo en el que el mismísimo personaje del Coyote, hacía un cameo interpretando a un abogado defensor o el final del personaje de Bull en el que anunciaba que se mudaba de planeta.

La fauna del juzgado

El actor Harry Anderson tuvo gran importancia en el desarrollo final de ‘Juzgado de guardia’. Conocido por sus apariciones en ‘Cheers‘ o en ‘Saturday Night Live’, a su faceta de cómico añadía la de mago, cualidad que traspasó a su personaje de juez, una faceta que no tenía en un primer momento. Los métodos del juez eran poco ortodoxos y primaban las soluciones felices que contentaran a todo el mundo.

jdg

El fiscal Daniel R. Fielding, interpretado por John Larroquette, se convirtió en otro de los imprescindibles. Era un personaje políticamente incorrecto que nos hacía reír por su narcisismo y su egoísmo, por su manera de ver las cosas y por no tener pelos en la lengua. Pertenece a esa estela de secundarios que tienen todas las cualidades para caer mal al espectador pero que se convierten en uno de los favoritos por la gracia y el estilo con el que llevan a cabo sus bravuconadas. De hecho, hacia las últimas temporadas, la carga protagonista se fue reconduciendo en él, arrebatándosela al simpático y bienintencionado y un poco santurrón juez.

Un caso curioso es el de la abogada defensora, la que parecía tener todas las papeletas para vivir una tensión sexual de manual con Harry. Hasta cuatro actrices cubrieron esa vacante. La primera, simplemente durante el piloto. En la primera temporada tuvimos a Paula Kelly, en la segunda a Ellen Foley y, por fin, y ya en la tercera temporada, llegó Markie Post que se haría fuerte con su personaje de Christine Sullivan, con el que aguantaría hasta el final de la serie.

El resto de trabajadores del juzgado también merecen una mención especial. Eran profesionales pero disparatados, tenían costumbres bizarras pero formaban equipo y se ayudaban unos a otros. Quizá el más recordado sea Bull Shannon, el aguacil interpretado por Richard Moll. Era grandote y de aspecto rudo, pero muy sensible y casi infantil. Unas connotaciones que parecían aludir a Frankenstein y le daban a Bull una personalidad única.

jdg

Además, no podemos olvidar a los episódicos, esos personajes que trataban de arreglar sus problemas legales cada noche en el tribunal del juez Stone. Algunos resultaban tan carismáticos que aparecían en más de un capítulo haciendo que con su simple presencia, el espectador se sonriera, anticipando la comedia. La prostituta Carla Bouvier, el vagabundo que trabaja para el fiscal o el emigrantre ruso Yakov Korolenko son sólo algunso ejemplos.

Algunas curiosidades

  • Una nota un tanto luctuosa en lo referente a la serie se refiere al personaje de la “alguacila“. Durante las dos primeras temporadas, la actriz Selma Diamond dio vida al personaje de Selma Hacker, la sarcástica e implacable compañera de Bull. Pero una enfermedad acabó con su vida y en la tercera temporada fue sustituida por Florence Halop que, casualmente, falleció un año después a causa de la misma enfermedad que había padecido Diamond. Marsha Warfield fue la tercera encargada de cubrir el papel, en esta ocasión, hasta el final de la serie.

  • La sintonía de la serie, aún muy recordada, estuvo a cargo del compositor Jack Elliot, también creador de la de ‘Barney Miller’ o ‘Los Ángeles de Charlie’. Además, fue rescatada para la webserie ‘Homestar Runner 2.3’.

  • Hace poco, la televisión actual nos trajo a los actores de ‘Juzgado de guardia’ haciendo un cameo de lujo en ‘30 Rock‘, en el episodio de la tercera temporada: ‘Una reunión de amigos de Juzgado de guardia’. La trama del capítulo nos hablaba de un “problema” del personaje del conserje, Kenneth, traumatizado porque siempre deseó que el final de la serie fuese la boda de Harry y Christine.
  • Ficha Técnica: ‘Juzgado de guardia’

        <div class="article-asset-image article-asset-small"><div class="asset-content"> <img class="sf-lazy centro_sinmarco"  data-sf-srcset="https://i.blogs.es/4060f1/jgdvd/450_1000.jpg 450w, https://i.blogs.es/4060f1/jgdvd/650_1200.jpg 681w, https://i.blogs.es/4060f1/jgdvd/1024_2000.jpg 1024w, https://i.blogs.es/4060f1/jgdvd/1366_2000.jpg 1366w" data-sf-src="https://i.blogs.es/4060f1/jgdvd/450_1000.jpg" alt="jdgdvd"><noscript><img alt="jdgdvd" src="https://i.blogs.es/4060f1/jgdvd/450_1000.jpg"></noscript> </div></div></p>
    
     <ul>
             <li><strong>Título Original</strong>: Night Court</li>
             <li><strong>Género</strong>: Sitcom</li>
             <li><strong>Cadena</strong>: <span class="caps"><span class="caps">NBC</span></span> (1984-1992)</li>
             <li><strong>Emitida en España</strong>: <span class="caps"><span class="caps">TVE</span>, Cuatro</span></li>
             <li><strong>Disponibilidad <span class="caps"><span class="caps"><span class="caps"><span class="caps">DVD</span></span></span></span></strong>: En inglés: 6 primeras temporadas; en castellano: 2 primeras temporadas</li>
     </ul>
    

    En ¡Vaya Tele! | Nostalgia TV

    Temas

    Publicidad

    Comentarios cerrados

    Publicidad

    Publicidad

    Inicio
    Compartir