Compartir
Publicidad
Publicidad
'Top Gear' regresa desorientada
Entretenimiento

'Top Gear' regresa desorientada

Publicidad

Más de un año ha pasado desde que ocurriese la gran catástrofe que cambió 'Top Gear' tal y como lo conocíamos. La pelea de Clarkson con uno de los productores del programa provocó el despido fulminante del cabeza de cartel y al poco nos enteramos de que tanto Hammond como May abandonaban también el programa.

Un año después BBC ha estrenado la vigésimo primera temporada de 'Top Gear' con Chris Evans y Matt LeBlanc de nuevos co presentadores y la pregunta que todos nos hacíamos era ¿sobrevivirá el programa sin el mítico trío?

La verdad es que no estoy muy seguro de poder dar una respuesta contundente. Podríamos decir que lo que es el espíritu 'Top Gear' de ser un programa en lo que casi lo que menos importan son los coches en sí sino lo que hacen con ellos, se conserva. Con el resto tengo mis más y mis menos, y las tibias audiencias y feroces críticas que ha recibido el debut hace que lo mismo BBC se plantee mucho el renovarla o no.

Pero vayamos poco a poco. El cabeza de cartel, Chris Evans, se pasa el programa gritando entusiasmado. No conozco su estilo radiofónico, pero desde luego en televisión esto no funciona. A Matt LeBlanc se le nota a la legua que es su primer trabajo de presentador, le faltan muchas tablas incluso en un programa tan meticulosamente guionizado como este.

Luego hay cosas extrañas, como la fugaz aparición de otra de las presentadoras (además, anunciada como tal), Sabine Schmitz, que aparece en el test del Viper y nunca más se supo. Sí, parece que la intención es tener a más gente para tests, pero alguna aclaración no vendría mal. O también esas continuas referencias a la etapa anterior intentando, además, distanciarse de ella en "estilo".

La sensación que me ha dado este nuevo 'Top Gear' es la de que los zapatos dejados por Clarkson, Hammond y May les quedan ya no grandes, sino desporporcionadamente gigantescos. La estrcutura la tienen, han hecho los cambios justos... pero les falta mucho rodaje a todo, como si fuera de verdad el primer programa de un show mítico. ¿Mejorarán? Puede, pero espero que lo haga antes de que me empiece a dar pereza.

En ¡Vaya Tele! | Matt LeBlanc como presentador de Top Gear, la imagen de la semana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos