Compartir
Publicidad
Entrevista a Miguel Ángel Vivas, director de 'Extinction': "En España se hacen una o dos películas al año, el resto son productos"
Entrevistas

Entrevista a Miguel Ángel Vivas, director de 'Extinction': "En España se hacen una o dos películas al año, el resto son productos"

Publicidad
Publicidad

El director español Miguel Ángel Vivas estudió en la escuela de cine de la Comunidad de Madrid y rodó varios cortometrajes antes de proclamarse vencedor de la primera edición concurso Ópera Prima organizado por Antena 3 TV y la ya desaparecida Vía Digital. Dicha victoria dio pie a 'Reflejos', una ópera prima con la que, pese a contar con un presupuesto de 400 millones de pesetas, acabó un poco desencantado del mundo del cine, no dudando en alejarse del cine durante varios años como resultado de ello.

Sin embargo, en 2010 rueda la excelente 'Secuestrados', una cinta que gozó de cierto eco internacional, algo que él aprovechó para ponerse casi de inmediato con 'Extinction', una película postapocalíptica de zombis que llega hoy a los cines españoles y que a mí personalmente me ha decepcionado bastante. Con motivo de su estreno tuve la ocasión de entrevistarle y más abajo encontraréis el resultado de dicha conversación.

  • ¿Cómo surge el proyecto?
Y Pese A Todo

Pues surge de una novela, 'Y pese a todo' de Juan de Garduño, que me emocionó mucho. Encontré que ahí había una historia que me apetecía contar y en la que podía aportar mi punto de vista. Hablé con los productores con los que había hecho 'Secuestrados', les gustó la idea de lo que tenía en mente y fuimos adelante.

  • Estuviste bastante tiempo trabajando en el guión, ¿cómo fue adaptar una novela ajena a tu propio estilo?

Pues lo que quise fue coger la idea y encontrar mi punto de vista. La novela se centra más en el odio y en el terror, es una obra mucho más abierta, y yo le quise sacar un acercamiento más cerrado, claustrofóbico, y también un concepto familiar que no existía. La película termina siendo una especie de fábula sobre la paternidad.

  • En 'Extinction' también cuentas la historia de unos personajes encerrados con una amenaza que proviene del exterior...

Sí, y con un conflicto familiar. Los símiles están ahí.

  • Sin embargo, en 'Secuestrados' apostaste por una puesta en escena más presente marcando la tensión con los planos secuencia y aquí optas por un enfoque más clásico, ¿qué te llevo a decidirlo?
Secuestrados

Porque quería experimentar otras cosas. Por ejemplo, mi siguiente película va a ser la más frenética que he hecho en mi vida, la cámara no se va a parar ni un segundo y no va a respirar nadie. Sin embargo, aquí lo he contado de otra manera. 'Extinction' yo creo que tiene dos estilos, un prólogo más de cine actual, que le diera al público lo que espera de este tipo de cine, cámara en mano, un montón de planos... Una película en lo que ha pasado hace cinco segundos ya no importa.

De ahí cortamos a un estilo mucho más clásico, que bebe más de John Ford o Howard Hawks y en el que cada plano estaba pensado, cada corte tiene un motivo. Un tipo de cine que se está olvidando, un cine en el que el espectador tiene que ser parte de la película. El espectador tiene que poner de su parte y si no lo pone, no va a entender este ritmo y este tempo. Era mi carta de amor a un cine que desaparece. La puesta en escena está muy estudiada. Lu siempre está en medio de ellos dos. Ella es el centro de la historia, los une y los separa. Todos los planos están pensadísimos, había filosofía en cada plano.

Volviendo a la pregunta, cada película que hago quiero que sea diferente, no queria hacer planos-secuencia o tener la violencia y la tensión de 'Secuestrados'. Quería otro tipo de terror por mucho que hubiera algún momento que se prestase a ello.

  • ¿Qué buscabas que aportasen cada uno de los actores a sus personajes?
Rodaje de

Pues... variedad. Por ejemplo, Matthew me ha dado un Patrick increíble, se ha dejado el alma. Jack era un personaje dificilísimo que puede caer mal por muchas cosas y Jeffrey entendió el personaje y se lanzó. No intentó domesticarlo para caer mejor, decidió lanzarse a esa cuerda floja que define al personaje. Se la jugó con eso también, y eso era importante, porque si no te cae bien el personaje, no te identificas y entonces no te gusta.

Hay excepciones como Hannibal Lecter, pero te fascina. Jack no te fascina, es complicado. Y con Quinn... lo mejor que me ha pasado en la vida en una película.

  • ¿Y con Clara Lago? Su personaje parece que se presta más a que lo interprete casi cualquier actriz...

Bueno, el personaje de Clara es muy difícil y lo hemos trabajado muchísimo. El público va a conocerlo a través de cómo se comporta el personaje. Tenemos media hora para introducir a los personajes y ver sus defectos y virtudes, y a partir de todo esto nos vamos identificando con ellos. El problema es que cuando llegamos al tercer acto, que es cuando aparece el personaje de Clara, esa identificación ya la hemos hecho y ahora lo que quiere el espectador es que resuelvas conflictos y no tienes tiempo ni ganas de identificarte con alguien nuevo.

Que aparezca en ese momento es una putada para el actor, porque tiene que conseguir algo con eso. Clara tenía que transmitir al mismo tiempo fragilidad y fuerza. Además, tiene que tener algo que te identifique y te fascine, y ella lo hace. Cuando escucha un sonido, coge una pistola y no voy a contar lo que hace, pero dices... ¡Wow! Esta tía todo lo que le ha pasado en la vida, que ella ya lo ha contado, le ha convertido en el personaje que es ahora. No es tan frágil como parece y esa mezcla lo dio Clara muy bien, consiguiendo así ser un personaje más de la película y no un pegote que hemos puesto ahí.

Clara lo salvó, no es un personaje que pudiera haber hecho cualquier actriz.

  • También llama la atención que las criaturas tienen que ser zombis, pero son diferentes, ¿en qué os basasteis visualmente para crearlos?
Zombi

Uno en el cine de los ochenta de terror, quería que fuera maquillaje, que fuera algo orgánico, un hombre disfrazado, que no fuera algo falso, un dibujo animado. Eso me importaba muchísimo, esa vieja escuela a la hora de crear las criaturas. Además empezamos a hablar mucho de cómo funcionaban esas criaturas, cómo habían evolucionado. Por ejemplo, reptar por la nieve les da unos brazos y hombros mucho más fuertes que la espalda. Luego para sobrevivir a la nieve que fuera una piel mucho más dura, casi de cuero. Para poder cazar que fueran blancos para poder acercarse a las víctimas...

  • 'Extinction' sería más una película con zombis que de zombis, pero, dentro del género, ¿hay alguna pelicula que destaques especialmente?

'Zombi' de George A. Romero. Además, me encanta Lucio Fulci, me encanta también 'Amanecer de los muertos' (Dawn of the Dead), también me encanta 'El día de los muertos', que es muy claustrofóbica y tiene momentos increíbles. Este era mi homenaje particular a este universo, intentando hacer algo nuevo, pero respetando los ingredientes. Quería ser honesto, la historia iba a ser la misma y me propuse a mí mismo, aunque a veces me costaba mucho, usar todos los lugares comunes. Quería dar al espectador lo mismo pero contando de otra forma.

Para ello tenía que darle todos esos ingredientes que ya están ahí. La historia es el mismo chiste y según quién lo cuente es divertido o no, y aquí según quién la cuente puede ser emocionante o aterradora.

  • Otra aspectos llamativo de 'Extinction' es su cambio de título, ya que iba a llamarse 'Welcome to Harmony', que es mucho más distintivo y específico, ¿a qué se debe el cambio?
Welcome To Harmony

Para mí la película se sigue llamando 'Welcome to Harmony' y siempre se llamará así, otra cosa es lo que ponga el cartel. Fue una decisión de producción y distribución. A mí personalmente me parece mucho más bonito 'Welcome o Harmony', pero bueno, qué voy a decir, se lo puse yo.

  • Durante los últimos años parece que existe un interés creciente por el cine de género en España, ¿a qué crees que se debe?

Se está apostando, aunque hace unos años se hacía más, y... es que hacer cine es complicado. Hay grandes directores de género en España, Juan Antonio Bayona, Paco Plaza, Jaume Balagueró, Eugenio Mirá, Rodrigo Cortés... Son grandes y encima les gusta este género.

  • Ahora lo que noto es que hay más co-producciones, no sé si será para garantizarse una mejor salida al mercado internacional.

Bueno, y también tener más dinero o no depender de tanta gente... Al final es una pena que un director no tenga autoría de sus películas y cada día es más complicado. Se hace lo que ya ha funcionado y así estás haciendo productos y no películas. En España se hacen una o dos películas al año, el resto son productos, y lo digo así de claro. No hay una autoría, el director se ha convertido en una especie de funcionario...

  • A aquellos que estén dudando sobre si ver o no la película, ¿qué les dirías para convencerles?
Cartel de

Bueno, no hay que convencerles, cada uno es libre de hacer lo que quiera, pero si te gusta que te cuenten una buena historia con unos buenos personajes, vete a verla. Si no te interesan las historias o los personajes, entonces no. Yo creo que 'Extinction' tiene una cosa muy buena y es que te interesan los personajes y te identificas con ellos. Las emociones funcionan, cuando hay que llorar lloras, cuando hay que reírse te ríes y, muy importante en este tipo de películas, cuando hay que asustarte te asustas.

  • Por último, ¿nos podrías comentar algo más de ese próximo proyecto del que nos hablabas antes?

Es un proyecto que vamos a rodar en noviembre y no puedo decir todavía nada.

  • ¿Ni siquiera el título?

No, porque es un remake de otra película. Un remake americano de una película francesa, y ahí ya estoy contando demasiado. Va a ser una cosa potente.

  • Gracias por todo, Miguel Ángel

Gracias a ti.

En Blogdecine | 'Extinction', una enorme decepción

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio