Compartir
Publicidad

'La Ciencia del Sueño', Gondry nos divierte... y nada más

'La Ciencia del Sueño', Gondry nos divierte... y nada más
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por supuesto, tras una gran película, a un director se le exige el mismo nivel o incluso superior. Si, además, ese director tiene la aureola de ser un genio de lo audiovisual (justificación fundamental: vídeos musicales), la expectación es altísima. Pero vayamos más allá. Un proyecto a la medida del realizador (ahí tenéis el trailer para comprobarlo) y un protagonista de la talla (en términos no literales) de Gael García Bernal. Michel Gondry, responsable de la sensacional rareza '¡Olvídate de Mí!' (terrible título español para 'Eternal Sunshine of the Spotless Mind'), no nos entrega la obra que cabía esperar, entre otras cosas, porque parece no quererlo. A cambio, nos ofrece una comedia romántica. Vaaale. Nos conformamos. Al menos, se pasa un rato entretenido.

'La Ciencia del Sueño' ('La Science des Rêves') cuenta la llegada de Stéphane a París, para trabajar en una empresa de publicidad. El joven trae consigo muchas ilusiones, proyectos y sueños, pero la realidad le baja de las nubes, al encontrarse con un empleo monótono y aburrido. Stéphane se refugiará en sus extraños sueños para soportar la situación. Más tarde conocerá a su vecina, Stéphanie, de la que se enamora. Los sueños irán afectando su vida diaria y llegarán a convertirse en un problema, no pudiendo diferenciar cuándo sueña y cuándo no, por lo que deberá tratar de controlarlos. Es curioso lo que ocurre cuando vas a comentar una película. Seguro que os ha pasado que encontráis, pasado un tiempo, con que la película ha "ganado" o "perdido" (por hablar en términos fácilmente reconocibles). A mí me suele gustar darme cuenta que en mi memoria ha quedado lo más importante de la película, con lo cual me doy cuenta, por ejemplo, de lo vacío que resulta un determinado film o de lo mucho que he hablado de otro (con lo que eso implica). 'La Ciencia del Sueño' fue la primera película que vi en la pasada edición del Festival de Sitges; gracias a Blogdecine, pude acceder al pase para la prensa, que fue a las 8 de la mañana (una hora estupenda para ver una película) y al salir me encontré con que era de los pocos a los que no le había parecido una pérdida de tiempo. Seguro, no quiero pensar mal, que una simple y fresca comedia romántica de argumento sencillísimo no era lo que se esperaba el selecto público, pero bueno, al César lo que es del César. La película entretiene durante sus minutos y contiene algunas escenas realmente inspiradas, donde el director (y guionista) da rienda suelta a su fantástica imaginación y nos brinda una serie de sueños a cuál más extraño y divertido (con técnicas "caseras", la mayoría). Creo que sólo podemos pedir más porque es Gondry, pero si fuera otro... Es un poco lo que le ha pasado a Woody Allen, perdón, al genial Woody Allen con su hilarante 'Scoop'. Muchos quisieron ver otra 'Match Point' y al encontrarse una comedia, se salieron de la pantalla desde el principio (quizá para pensar en sus serios problemas personales o en su problemática falta de concentración).

Uno de los sueños de Gael en La Ciencia del Sueño

En cuanto al reparto, destacar inevitablemente a Gael García Bernal, cada día más consolidado como una de las figuras interpretativas internacionales. El actor está excelente como Stéphane, cae simpático desde el principio (aún más con momentos como el de las gafas en 3-D, una "cagada" que a más de uno nos ha pasado, al menos de forma similar, o el de la máquina del tiempo) y se mueve como pez en el agua con un personaje que prefiere la comodidad de su particular mundo irreal a la insatisfactoria realidad diaria. Por otra parte, resulta muy notable la labor de Charlotte Gainsbourg, que interpreta a Stéphanie, la media naranja de Stéphane (bueno, más o menos); se la ve muy natural y la evolución de su personaje así como algunos momentos "neuróticos" están muy logrados. Por último, mención especial para Alain Chabat, encarnando al personaje que más carcajadas logró arrancar, y sólo con gestos o frases cortas; lástima que salga tan poco y quede un tanto desaprovechado.

En definitiva, Gondry nos cuenta con 'La Ciencia del Sueño' una historia similar a 'Olvídate de Mí' pero se sitúa un peldaño por debajo, tanto a nivel de originalidad o de inventiva (entendamos esto relativamente, estando en la época que estamos) como de medios (y no me refiero sólo a lo conocido del reparto). Por tanto, nos quedamos con una comedia romántica, de argumento simplón pero efectivo, salpicada de "escenas made in Gondry". A quien firma le resultó más que suficiente.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos