Compartir
Publicidad

Sitges 09 | Asuntos pendientes (I) | 'Grace' aburre, 'Ip Man' y 'The Hurt Locker' dan lo que prometen

Sitges 09 | Asuntos pendientes (I) | 'Grace' aburre, 'Ip Man' y 'The Hurt Locker' dan lo que prometen
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de la crónica del domingo 11 de octubre, la última del Festival, me dispongo a comentar seis películas más que también vi en Sitges, las últimas, que tuve que dejar fuera de los anteriores artículos porque me pareció que ya estaban suficientemente cargados. En este primer “asuntos pendientes” os voy a hablar de ‘Grace’, ‘Ip Man’ y ‘The Hurt Locker’; la primera me sorprendió negativamente, las otras dos me dieron justo lo que esperaba de ellas.

‘Grace’ fue primero un corto, que al parecer causó mucha controversia, y luego se ha convertido en el primer largometraje de Paul Solet. La historia se centra en una mujer que poco antes de dar a luz, tiene un accidente, y pierde a su hijo; sin embargo, ella decide continuar con el embarazo hasta el final, y sorprendentemente el niño nace vivo. El milagro se transformará pronto en una maldición, cuando descubra que su bebé no puede alimentarse con leche, sino con sangre.

Y toda la película gira en torno a esa imagen tan desagradable. Un bebé alimentándose de sangre. Bueno, en realidad, lo más desagradable es cuando la madre acepta que si quiere a su hijo vivo, y parece que eso es lo único que desea realmente, debe darle el pecho para que los muerda… Sí, vale, da asco, ¿y qué? Como suele ocurrir en estos casos, de cortos que se adaptan a largos, no se ha logrado desarrollar el guión de forma adecuada, resultando que la historia es insuficiente para mantener la atención durante una hora y media. Está lo que tenía fuerza en el corto, pero no hay nada más.

La película tarda mucho en arrancar, luego no deja de dar vueltas sobre la misma idea, y cuando parece que la cosa se anima, se acaba todo. Los actores tampoco destacan, interpretando personajes planos, estando todo tan centrado en resaltar la asquerosa relación entre la madre y el bebé, que además no progresa, no va a ninguna parte. En definitiva, una película aburrida e intrascendente, cuya única utilidad puede ser la de atemorizar a espectadoras que estén pensando en su primer hijo.

ipman-sitges09

‘Ip Man’ era uno de los títulos que más me interesaban cuando llegué a Sitges. Dirigida por Wilson Yip, fue elegida la mejor película de la sección “Orient Express – Casa Asia” del Festival. No diré que no fue un premio justo, pues no vi otra mejor que crea que mereciera ese reconocimiento en su lugar, pero tampoco es menos cierto que no se trata de ninguna joya. Entretenida, pero a la que se le podía haber sacado más jugo.

La película se basa en el personaje real de Ip Man, más conocido por ser el maestro del mítico Bruce Lee, y se divide en dos partes, antes y después de la invasión japonesa. En un primer momento, asistimos a la plácida vida del protagonista, un hombre respetado y querido en su pueblo, que sólo desea perfeccionar su técnica de lucha (Wing Chun). Después, China es ocupada por Japón y nadie escapa al hambre y la miseria; en esas circunstancias, Ip Man pondrá en peligro su vida por defender el honor de su pueblo.

La fórmula Wilson Yip + Donnie Yen + coreografías de Sammo Hung no puede aburrir, sencillamente. El resultado sólo puede ser un espectáculo de artes marciales. Y así es, ‘Ip Man’ contiene secuencias de lucha impresionantes, imposibles de encontrar en las películas que nos llegan de Hollywood. Pero no hay más. Tenemos a Yen luchando y venciendo a todo el mundo con suma facilidad, porque es el mejor luchador, y nadie puede igualarle. Simon Yam y Lam Ka Tung están ahí pero no se les aprovecha, los focos son para las peleas. Si eso es lo único que buscáis, la película os encantará; si no, os faltará lo que a mí, algo de historia al margen de los puñetazos y las patadas.

hurtlocker-sitges09

Resulta increíble que ‘The Hurt Locker’ no se haya estrenado aún en nuestro país, cuando lleva más de un año terminada y en principio carece de elementos “venenosos” para la taquilla. Sin embargo, lo último de la directora Kathryn Bigelow sí se proyectó en el Festival de Sitges, una oportunidad que no podía dejar escapar. Después de verla, es aún más incomprensible que la película no haya llegado a los cines españoles, porque ante todo es un gran entretenimiento. ¿Cuál será el maldito problema? ¿Que no está protagonizada por un actor estelar?

Tras los batacazos de ‘K-19: The Widowmaker’ y ‘El peso del agua’, Bigelow regresa con fuerzas renovadas, narrando la historia de tres soldados norteamericanos, especialistas en desactivar bombas, en plena guerra de Irak. La adicción a la guerra, a las sensaciones de estar en combate, en peligro de muerte constante, es el eje central de la película, cuyo reparto está encabezado por un impecable Jeremy Renner, a quien acompañan Anthony Mackie, Brian Geraghty, Ralph Fiennes, Guy Pearce, David Morse y Evangeline Lilly (aunque los cuatro últimos intervienen muy poco, aviso).

Como señalaba mi compañero Adrián en su crítica de la película, ‘The Hurt Locker’ tiene grandes momentos aislados que no están bien entrelazados, correctamente integrados en una sólida e interesante historia, capaz de mantener al espectador entretenido durante dos horas (totalmente excesivas). Las secuencias de las misiones resultan tensas y espectaculares, pero son como episodios sueltos, y el material que los une no tiene la misma fuerza. Fallan las partes tranquilas, en las que deberíamos sentirnos cerca de los personajes. Aun así, una estupenda película, imprescindible para los aficionados al cine de acción.

PD: Un momento memorable de ‘Ip Man’. Uno de los malos reta al protagonista, pero la mujer de éste no quiere que pelee. El protagonista la escucha, no va a luchar. El malo se burla y le pregunta si tiene miedo de su mujer. Ip Man responde: “Los hombres no temen a sus mujeres, pero algunos las respetan”.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos