El mínimo histórico de los Globos de Oro es signo de la extinción de las galas en televisión. Que los SAG Awards se vean en Netflix puede ser la mejor idea para salvarlas
Globos de Oro

El mínimo histórico de los Globos de Oro es signo de la extinción de las galas en televisión. Que los SAG Awards se vean en Netflix puede ser la mejor idea para salvarlas

A pesar de tener todas las intenciones del mundo de volver por la puerta grande, la gala de los Globos de Oro 2023 tan solo congregó a 6,3 millones de espectadores en su retransmisión por NBC. Un mínimo histórico (más de medio millón menos que en 2021 y una tercera parte de lo que marcó en 2020) que confirma que las galas de premios están en peligro de extinción.

Habría que remontarse a 2008 para encontrar un dato peor... 6 millones justos. Eso sí, la de ese año no fue una ceremonia de entrega de premios, sino una rueda de prensa anunciando los ganadores. Algo debido a los boicots y la huelga del sindicato de guionistas que paralizó Hollywood ese año.

Esto sigue la tendencia de toda esta pasada década, en la que los premios televisados cada vez tienen menos seguimiento en la televisión: los Emmy marcaron el pasado septiembre su mínimo (5,92 millones de espectadores), mientras que los Óscar de 2020 fueron los menos vistos de su historia (10.4 millones de espectadores).

En caída libre

Premios Evo

Como podemos comprobar en el gráfico, los Óscar son los que mejor salud tienen ahora mismo. Sin embargo, su audiencia viene normalmente influida por la presencia o no de grandes blockbusters entre las nominaciones importantes.

Ante esta situación en la que la gente está cada vez menos pendiente de los premios, todo apunta a que la solución pasa por las plataformas. Ya tanto Globos como Emmys tuvieron su presencia en Peacock además de su emisión televisiva... pero ahora Netflix da un paso más allá.

El gremio de actores ha anunciado que Netflix será su socia televisiva para la ceremonia de entrega de los SAG Awards, cuyos nominados —entre los que se encuentran 'Almas en pena de Inisherin', 'Todo a la vez en todas partes', 'Ozark' y '¿Quién es Anna?' entre sus más elegidas— anunciaron anoche.

Eso sí, no será "de golpe y porrazo": esta edición se retransmitirá a través del Youtube de la compañía el próximo 26 de febrero y ya la de 2024 se podrá ver directamente en Netflix.

Mirando al streaming

Una cuestión que puede marcar el camino al resto de los premios importantes del cine y la televisión que empiezan a mirar a las plataformas como sus mayores aliadas para evitar la fuga de audiencia de los últimos años.

Así parece también implicarlo Craig Earwich, el presidente de ABC Entertainment, que afirmó en Variety estar interesado en hacerse con los derechos de los Globos de Oro (el trato de NBC era solo por un año) para retransmitirlos en Hulu o en ABC.

ABC, recordemos, es la casa oficial de los Oscars... y ahí tienen una oportunidad de oro de pasar la gala a una Disney+ que, recientemente, ha empezado a probar con los espectáculos en directo.

La idea también se hace especialmente atractiva ahora que las grandes del streaming han lanzado sus planes con anuncios, lo que permite sufragar parte de la organización de la ceremonia. Eso sí, espero que de haber anuncios no sigan la fórmula de dos premios y publicidad ya que esa, y el ritmo tedioso de algunos tramos, son parte de que estas galas hayan perdido el sentido del espectáculo.

Temas
Inicio