Compartir
Publicidad

Del piloto al estreno en televisión: así se crea una serie en Estados Unidos

Del piloto al estreno en televisión: así se crea una serie en Estados Unidos
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos tiempos, se ha vuelto muy común que sepamos que las cadenas estadounidenses se animan con los remakes de series españolas de éxito (el de 'Los misterios de Laura' va por su segunda temporada en NBC). Sin ir más lejos, ayer saltaba la noticia de que ABC estaba estudiando producir su propia versión de 'Velvet', pero se indicaba también que era un proyecto aún en un estado muy embrionario.

Por otro lado, estamos en la época en la que se suceden las noticias sobre actores conocidos que han fichado por el piloto de una serie (como puede ser el caso de Matt LeBlanc y Courtney Cox), pero eso no garantiza que vayamos a ver dicha serie en televisión. Parafraseando a Melisandre, el camino del piloto a la emisión es largo y está lleno de terrores.

La temporada de pilotos

Aunque las cadenas de cable y las plataformas de streaming son más propensas a comprar una temporada completa de una futura serie, en lugar de desarrollar primero un piloto y decidir a partir de ahí, en las networks todavía se sigue, a grandes rasgos, lo que se denomina "temporada de pilotos", por mucho que se haya intentado dar por muerta en varias ocasiones.

En ese periodo de tiempo, que tradicionalmente abarca desde junio hasta mayo del año siguiente, las cadenas desarrollan los capítulos piloto de los proyectos que más les han llamado la atención, que no tienen por qué convertirse finalmente en serie (ejemplo: el ya famoso piloto rechazado de 'Wonder Woman' en NBC). Tradicionalmente, el calendario de dicha temporada se organizaba de esta manera:

  • Junio-agosto: Los guionistas les cuentan a los estudios sus ideas, y esas ideas se cuentan a las cadenas.
  • Septiembre a noviembre: Se escriben los pilotos de las ideas aceptadas por las cadenas.
  • Diciembre: Las cadenas pasan a los guionistas notas sobre esos guiones.
  • Enero-febrero: Los canales dan luz verde a los guiones que más les convencen.

  • Marzo: Se ruedan los pilotos.

  • Abril: Los pilotos se envían a las cadenas, y éstas deciden cuáles se quedan y se convertirán en series.
  • Mayo: Las nuevas series se presentan a los anunciantes y a la prensa en los upfronts.

Es cierto que, con el mayor interés de cadenas como CBS por programar también con ficción los meses estivales, el calendario ya no es tan fijo, pero sí puede servirnos como guía para hacernos una idea de los tiempos que se manejan. En el libro 'Showrunners. The art of running a tv show', de Tara Bennet, Shawn Ryan, creador de 'The Shield', explicaba el proceso afirmando que:

"Desde fuera, parece una locura. Desde dentro, parece más loco y, aun así, hay algo que funciona en él. Te somete a una prueba que, a veces, permite que pasen cosas. Hollywood es una ciudad que funciona con fechas de entrega, y ésta es la fecha de entrega definitiva. Te escogen en enero. Tienes que entregar tu piloto el 1 de mayo, y para el 15 de mayo, lo sabrás. Es una locura que tantos pilotos tengan que hacerse al mismo tiempo y que los recursos se dividan de esa manera, y aun así, de algún modo, sabes que hay uno o dos pilotos cada año que salen y la gente dice, 'esto está muy bien'".

Las series anunciadas por las cadenas contratan al equipo de guionistas, los técnicos y los actores en mayo, empiezan a escribir los primeros episodios en junio y éstos comienzan a rodarse entre julio y agosto. Los títulos que hayan entrado en la programación de otoño se estrenan entre septiembre y noviembre, y los que no, se quedan para midseason (entre enero y casi abril) o hasta para el verano.

El camino del éxito de una serie

Blindspot

Es la premiere week de septiembre y la serie por fin se estrena, pero ése no es el fin del camino, porque ahora viene lo más complicado: que la audiencia decida que quiere verla. Y, a partir de ahí, que la cadena opte, a su vez, por renovarla por una segunda temporada. Aunque, antes de que llegue ese anuncio, tienen que darse otros pasos intermedios.

Las series nuevas desarrollan, inicialmente, 13 capítulos, que es lo que el estudio y la cadena acuerdan, por norma general, cuando la segunda se la compra al primero. Esos trece episodios son los que dan la medida del potencial de éxito de la serie. Si obtienen buenos datos de audiencia, la cadena puede optar por pedir lo que se conoce como back nine, es decir, los nueve capítulos restantes hasta llegar a veinte veintidós y, por tanto, tener una temporada completa, que llegue hasta abril-mayo.

Existe la posibilidad de que, aunque la serie no reciba la temporada completa, la cadena pida guiones adicionales para ver por dónde podría continuar la historia o solicite algunos capítulos más, sin llegar al back nine. Esto suele ocurrir cuando, a lo mejor, las cifras de audiencia tiran a regulares, o bajas, pero el canal quiere conceder otra oportunidad a la serie.

En cualquier caso, al final, el último paso es siempre el mismo; la cancelación o renovación de la serie por parte de la cadena. Pero eso ya es tema para otro día.

En ¡Vaya Tele! | Cómo funciona la televisión americana: pilotos y el nacimiento de las series

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos