Compartir
Publicidad

El sambenito de ser las herederas de 'Perdidos'

El sambenito de ser las herederas de 'Perdidos'
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que estrenó su primera temporada en la ABC, en 2004, los críticos y los fans no han dejado de buscarle a 'Perdidos' una heredera, una serie que pudiera continuar sus pasos una vez que se hubiera acabado. Con su fin cada vez más cerca, el próximo mes de mayo, los intentos por encontrar esa serie que pueda saltar la barrera y convertirse en un todo un fenómeno cultural se han intensificado, todavía sin suerte. Aún están frescos en el recuerdo los casi 20 millones de espectadores que consiguió 'Perdidos' en su primera temporada, la locura desatada a través de Internet teorizando sobre lo que pasaba realmente en esa isla, sobre quiénes eran esos personajes y sobre cualquier nimio detalle que ocurriera en la pantalla, todo apoyado en una estrategia de promoción que alternó los métodos tradicionales con otros más centrados en lo viral y en Internet.

El estreno de 'FlashForward' ha hecho resurgir de nuevo el debate sobre las herederas de 'Perdidos', en parte fomentado desde la ABC, que tiene muchas esperanzas puestas en que así sea. Sin embargo, y como bien recordaban en algunos blogs estadounidenses, como Tuned In o What's Alan watching, muchas de esas series fracasaron en su intento de suceder a los náufragos de J.J. Abrams, Carlton Cuse y Damon Lindelof como "la" serie de la que todo el mundo habla. Aún es pronto para ver por dónde evolucionará 'FlashForward', pero sí puede aprender de los errores de las otras candidatas al cetro, que se centraron en una trama intrigante y con muchas vueltas de tuerca y perdieron de vista lo que de verdad importa: los personajes.

La ABC ya intentó tener su 'Perdidos 2.0' con 'Invasión', en 2005, la historia de la silenciosa invasión extraterrestre de un pequeño pueblo de los Everglades de Florida, aprovechando un huracán que devasta la zona. Los alienígenas, en el mejor estilo de 'La invasión de los ladrones de cuerpos', se clonan en las formas de las personas fallecidas durante el ciclón, y poco a poco van usurpando el lugar de las personas más influyentes del pueblo. Esta trama se unía con las peripecias familiares de los personajes y con lo qe parecía una conspiración del Gobierno estadounidense. Aunque tenía sus virtudes, la trama tenía demasiado peso y avanzaba muy lentamente, y los personajes no eran demasiado interesantes (con la excepción del sheriff), y acabó bruscamente al final de la primera temporada.

Al año siguiente, era la NBC la que probaba suerte con 'Héroes', cuyas historias entrelazadas de personas normales que, de pronto, descubren que tienen superpoderes se ganaron enseguida comparaciones con 'Perdidos'. De hecho, la primera mitad de la primera temporada de 'Héroes' se ponía como ejemplo de cómo debía ser una tercera temporada de 'Perdidos' que había empezado con un ritmo muy lento, pero a la serie de Tim Kring se le olvidó muy rápido que eran los personajes, y el modo realista con que se trataba su condición de superhéroes, lo que le concedía ventaja, y todos sabemos dónde anda la serie ahora con todos los giros de guión que han dado.

El mismo año 2006, la CBS probaba un pequeño experimento con 'Jericho', su intento de tener una serie serializada en la línea de 'Perdidos'. En este caso, se centraba en un pueblo que asiste a un holocausto nuclear, y que se queda aislado del resto del mundo. La trama horizontal, en la que se intentaba averiguar quién estaba detrás del ataque y por qué había ocurrido, tenía interés, pero sus personajes eran bastante planos y, la verdad, algunos resultaban insoportables. 'Jericho' tuvo una vida corta pero intensa, siendo rescatada de la cancelación por sus fans, para luego ser cancelada de nuevo al final de una segunda temporada que no sé si resolvió las cuestiones pendientes de la primera.

A todas ellas les pasó lo mismo. No se dieron cuenta de que, como muy bien resumía un crítico estadounidense, el piloto de 'Perdidos', una vez pasado el espectacular accidente de avión, se centraba en los personajes, hacía que nos preguntáramos qué habría hecho Kate, quién era ese misterioso Locke que en el piloto no decía ni palabra, por qué Sayid sabía tanto sobre radios o qué era eso de Driveshaft de lo que hablaba Charlie. Al irse complicando la historia, nosotros estábamos preocupados por ver qué iba a pasarles a todos, y a la vez queríamos saber qué o quién les hacía pasar por todas aquellas cosas. Hasta que no haya otra serie que se dé cuenta de que una trama muy misteriosa y muy aparente no se sostiene sin unos personajes mínimamente interesantes, no podrá reclamar para sí el título de heredera de 'Perdidos'.

En ¡Vaya Tele! | 'FlashForward', un buen piloto para una serie que promete

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio