Compartir
Publicidad
Publicidad

'Law & Order: UK', un primer vistazo

'Law & Order: UK', un primer vistazo
Guardar
12 Comentarios
Publicidad


La semana pasada, el canal brítánico ITV estrenaba Law & Order: UK, el spinoff europeo de la franquicia policial de la NBC que, en realidad, es más bien un remake que otra serie distinta. Bajo la batuta de Chris Chibnall, conocido por su labor en la segunda temporada de Torchwood, la serie sigue, al igual que su serie madre, el trabajo de unos policías y unos fiscales en Londres, investigando todo tipo de crímenes y procesando después a los acusados en el consiguiente juicio.

Los episodios están basados en guiones del original estadounidense, al menos los primeros, adaptados al sistema legal británico y a su situación social, y sigue el mismo ritmo rápido y la misma austeridad en el tono que Ley y orden, que es la serie más longeva actualmente en emisión en Estados Unidos. Las primeras críticas en el Reino Unido han sido más bien indiferentes, sin ataques demasiado furibundos ni elogios demasiado encendidos. El hecho de que sea un remake más o menos encubierto hace cuestionarse la necesidad de la existencia de la serie, y una vez visto su primer capítulo, tal vez sólo las pelucas de los abogados durante el juicio son lo único que no puede intercambiarse de una serie a otra.

De momento, los tres policías, interpretados por Jamie Bamber, Bradley Walsh y Harriet Walter, son los más entretenidos de ver, con una relación más lograda que la de los fiscales (Freema Agyeman, Ben Daniels y Bill Patterson). Los casos siempre tocan algún tema interesante y de actualidad, muchas veces extraídos directamente de los titulares de la prensa, lo que ha hecho a ‘Ley y orden’ objetivo de muchas críticas en Estados Unidos. El primer episodio de ‘Law & Order: UK’ no tuvo una audiencia espectacular, aunque sí aceptable, y habrá qué esperar a próximos capítulos para saber si tiene opciones de aguantar más allá de la primera temporada.

De momento, la serie es correcta y está a la búsqueda de una personalidad propia, algo que la distinga de su serie madre además de los acentos de sus actores y el escenario (es un punto a su favor que se ruede en Londres, donde transcurren las investigaciones). Quizás en cuanto empiece a despegarse de los guiones originales se vea su verdadero potencial, pero por ahora es un correcto entretenimiento para los aficionados a los series policíacas de casos autoconclusivos.

En ¡Vaya Tele! | La franquicia ‘Ley y Orden’ salta al Reino Unido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos