Publicidad

'Carta a Eva', un encuentro histórico

'Carta a Eva', un encuentro histórico
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Poco a poco seguimos viendo las ficciones que se han ido aglutinando en los cajones de La 1. En ellos no solo se encuentran las series que han formado parte de la identidad de la cadena en los últimos años, sino también las TV movies que se realizaron recientemente, pero que también se han visto perjudicadas por el parón televisivo que ha vivido La 1. En este caso, ya hemos podido disfrutar de 'Carta a Eva', una esperada ficción que ha sido elegida para sustituir los episodios de 'Cuéntame cómo pasó' en la noche de los jueves.

La responsabilidad era grande pero 'Carta a Eva' no pudo alcanzar las cifras de su predecesora en la parrilla, obteniendo datos que superaban los dos millones y medio de espectadores y rozaban el 14% de share. La ficción se quedó algo lejos de lo esperado, sobre todo después del reconocimiento que ha obtenido en numerosos festivales fuera de España, como en Nueva York o Hamburgo. Todos estos premios nos hacía presagiar que estábamos ante una miniserie de calidad, un referente que hemos podido comprobar de primera mano con el paso de 'Carta a Eva' por la pequeña pantalla.

Aunque no suelo ser fanático de las películas para televisión, lo cierto es que 'Carta a Eva' ha conseguido conquistarme. La recreación de la visita a España de Eva Perón y el ambiente que refleja la TV movie nos ha dejado una historia que ha encajado perfectamente en lo que este tipo de ficciones puede llegar a ofrecernos. Se trata de un acertado ejercicio para realizar una radiografía de la España aislada de 1947, centrada en tres mujeres situadas en diferentes puntos de la sociedad. El mayor centro de interés es observar el encuentro entre dos mujeres que viven de forma muy diferente su situación en la alta sociedad.

Tanto Carmen Polo como Eva Perón mantienen gran parte del atractivo de 'Carta a Eva', presentadas como dos mujeres antagónicas que presentan una fuerte personalidad. Sus diálogos y sus actuaciones bajo la atenta mirada de la otra han dejado jugosas escenas que han sido aprovechadas al máximo a lo largo de los dos episodios que ha durado la producción. Con un reparto de altura, la presentación de los personajes de 'Carta a Eva' no nos deja indiferentes, bien manejados a través de la historia que nos presenta Agustí Villarorga, director de la TV movie.

Quizá el único punto negativo es ese tono cómico que inevitablemente envuelve la relación entre Carmen Polo y Franco que, aunque bien interpretados por Ana Torrent y Jesús Castejón, no consiguen evadirse de esa comicidad en algunos momentos de los diálogos que comparten juntos. También ha sido un acierto incluir la historia de la tercera mujer protagonista, una comunista que es condenada a muerte tras cometer un atentado en la embajada de Argentina. La inclusión de esta historia aporta el último toque para completar el reflejo de la España de entonces, aunque con esta decisión la historia pecará de recurrente para algunos, sobre todo para quienes más saciados se encuentran sobre ficciones centradas en este contexto histórico de nuestro país.

Aún así, yo no he podido más que rendirme a su buenhacer, algo que ha situado a 'Carta a Eva' como una de las mejores miniseries que se han hecho en España en los últimos años y que desde luego se aleja de todo lo que han intentado vendernos las cadenas privadas con este formato. Con producciones de esta calidad La 1 sigue contando con una batería de ficciones con las que marcar la diferencia con el resto de cadenas. Quizá ese sea el punto más negativo de que hayamos tenido que esperar tanto tiempo para ver 'Carta a Eva' en televisión, una miniserie cuidada, valiosa y llena de talento.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir